Mujeres oficiales de Colombia toman curso de Estado Mayor

Más de una docena de mujeres militares colombianas se preparan para ser líderes, con visión estratégica y de nación.
Julieta Pelcastre/Diálogo | 20 marzo 2018

Capacitación y Desarrollo

Las mujeres oficiales colombianas que por primera vez forman parte del curso mixto de Estado Mayor se formarán como líderes estratégicos en temas de seguridad y defensa nacional. (Foto: Escuela Superior de Guerra de Colombia)

La Escuela Superior de Guerra (ESDEGUE) de las Fuerzas Militares de Colombia tiene la oportunidad de contar por primera vez con un grupo de 14 oficiales de línea, todas mujeres, en el Curso de Estado Mayor (CEM) de 2018. En el futuro podrán asumir diferentes cargos como miembros del Estado Mayor y comandantes de las unidades tácticas militares.

“Nueve oficiales femeninas de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) y cinco de la Armada Nacional de Colombia que desde hace 20 años ingresaron a las escuelas de formación para prepararse como militares con especialidades de telecomunicaciones, logística y vuelo, hacen parte de este primer curso mixto, como requisito para ascenso al grado de teniente coronel o capitán de fragata”, dijo a Diálogo el Mayor General del Ejército Nacional de Colombia Francisco Javier Cruz Ricci, director de ESDEGUE. “Esto es un hito histórico”.

Durante un año, las mujeres oficiales recibirán formación integral junto a 378 militares varones de la Armada, el Ejército y la FAC. Las participantes fueron invitadas para fortalecer sus competencias profesionales y convertirse en líderes integrales, comandantes, administradoras, humanistas y miembros del Estado Mayor, con una visión conjunta del arte castrense.

“Ser parte de este primer curso mixto es una gran experiencia”, comentó a Diálogo la Capitán de Corbeta Marcela Ramírez Ramos, miembro del Cuerpo Logístico de la Armada Nacional de Colombia. “Recibimos buena aceptación no solo del mando de la escuela sino de nuestros compañeros que se han dado cuenta que nosotras hemos llegado aquí porque realizamos una carrera, desempeñamos cargos y actividades que nuestras fuerzas armadas nos exigen”.

Plan riguroso

El programa académico militar del curso se centra en la naturaleza de la guerra, fundamentos de lógica estratégica, seguridad y defensa nacional, estrategia militar general, doctrina y operaciones de fuerza, estrategia militar operativa, teoría jurídica aplicada, administración, proceso político, política exterior y geopolítica, y seguridad global y regional. Las alumnas participarán en seminarios y proyectos de investigación.

“Las aspirantes seleccionadas tuvieron que soportar la rigurosidad de los tiempos de combate, de planeamiento de operación y de apoyo logístico, [igual que] un oficial de carrera de sexo masculino”, precisó el May. Gral. Cruz. “Estas mujeres tienen condiciones para debatirse en este ambiente académico. Son oficiales que inclusive están por encima de algunos mayores”.

“Gracias a Dios y a mi trayectoria de 20 años, en noviembre de 2017 fui llamada a realizar los exámenes para hacer el curso de teniente coronel”, dijo a Diálogo la Mayor de la FAC Liliana Vergara, primera mujer piloto de combate de la FAC. “Estos años han sido de desafíos, pero realizamos el curso para ser líderes con una visión más amplia, acorde a la situación del país”. 

Abrir puertas

Por primera vez en la historia de la Escuela Superior de Guerra de Colombia un grupo de 14 mujeres oficiales de las Fuerzas Militares de Colombia se preparan junto a 378 hombres, en el Curso de Estado Mayor 2018. (Foto: Escuela Superior de Guerra de Colombia)

“Las mujeres oficiales nos convertimos dentro de las fuerzas militares en un buen complemento que les permite a las instituciones ser exitosas. El aporte es positivo porque le damos un rol adicional a lo que hacían antes los hombres” resaltó la Cap. de Corb. Ramírez. “El debate académico y los puntos de vista que una mujer aporta a la enseñanza y en clases son una gran ganancia y un plus que los [oficiales] y los docentes ven de manera espectacular” agregó el May. Gral. Cruz.

Desde que las mujeres ingresaron a las fuerzas armadas abren puertas a las siguientes generaciones, no solo ganando espacios en el ámbito militar, sino también demostrando al mundo que tienen las mismas capacidades que los hombres. “Es difícil ser una mujer en todos los ámbitos, porque Colombia todavía es un país machista en su gran mayoría”, expresó la May. Vergara. “En muchos campos, como en los salarios y los cargos, no hemos alcanzado esa igualdad de género”.

Hoy día alrededor de 110 mujeres se forman y se capacitan en los diferentes programas de estudios en ESDEGUE. La escuela militar tiene 57 convenios firmados a nivel internacional y 42 a nivel nacional, para intercambiar tanto alumnos como docentes, en su mayoría mujeres. Las Fuerzas Militares colombianas ya tienen una mayor general experta en temas de justicia y una brigadier general, directora del Hospital Militar.

“Es un camino que poco a poco se abre con el trabajo que cada una de nosotras realiza. No podemos pretender que sea de la noche a la mañana porque es una carrera que se da paso a paso”, dijo la Cap. de Corb. Ramírez. “En la Armada contamos con mujeres en todos los roles excepto en los de Infantería de Marina; aquí solo estamos presentes desde el apoyo logístico”.

VICA y los planes

La ESDEGUE, fundada en 1909, se enfrenta a un escenario volátil, incierto, complejo y ambiguo (VICA), buscando el dinámico proceso de enseñanza y profesionalización de líderes militares y estrategas de seguridad y defensa nacional. “Nos encontramos frente a un escenario VICA en todos los ámbitos del poder. Estructurar líderes estratégicos con la capacidad de tomar decisiones en un ambiente VICA es el mayor desafío”, manifestó el May. Gral. Cruz. “Debemos estar preparados para lo que venga”.

“Una mujer militar no puede perder su esencia como mujer, lo más importante es su fortaleza, la disciplina y la responsabilidad que debe afrontar en cada cargo”, dijo la Cap. de Corb. Ramírez. “Con ese ejemplo ella puede motivar a las otras mujeres y contar con un compañero, sin importar el sexo, que te apoye para cumplir la misión encomendada en cualquier escenario”.

ESDEGUE tiene dos planes inmediatos a dos años. El primero es acreditar el doctorado en Seguridad, defensa y desarrollo, previsto para finales de 2019. El segundo es la virtualización de la escuela y sus cursos, para ofrecer una mayor apertura con la excelencia normal del curso.

“Un factor fundamental y que toca colocarle una mayor fuerza es en la parte de la internacionalización”, concluyó el May. Gral. Cruz. “El próximo año la ESDEGUE recibirá a oficiales de Corea, España e Italia”.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 11
Cargando las Conversaciones