Destacados: Una conversación con nuestros líderes

Naciones del hemisferio occidental son más fuertes

Fomentar el diálogo positivo y la colaboración dentro del hemisferio occidental es fundamental para los países amigos de la región.
Geraldine Cook/Diálogo | 30 octubre 2017

El Coronel (R) del Ejército de los EE. UU. Sergio de la Peña, subsecretario adjunto de Defensa para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Defensa de los EE. UU., habló en el Seminario Regional de Sudamérica para Contrarrestar las Redes de Amenazas Transregionales y Transnacionales. (Foto: Geraldine Cook/Diálogo)

La gestión de los asuntos de seguridad, defensa y política en el hemisferio occidental constituye un elemento clave en las relaciones entre los EE. UU. y sus amigos regionales. Para el Coronel (R) del Ejército de los EE. UU. Sergio de la Peña, nativo de México, este es un compromiso personal. Su papel como subsecretario adjunto de Defensa para Asuntos del Hemisferio Occidental, del Departamento de Defensa de los EE. UU., incluye responsabilidades como la seguridad, defensa y asuntos normativos en la región, así como la supervisión del financiamiento de los programas de cooperación relacionados con la defensa, tanto para el Comando Norte de los EE. UU. (NORTHCOM), como para el Comando Sur de los EE. UU. (SOUTHCOM), entre otras responsabilidades.

De la Peña habló con Diálogo durante la ceremonia de clausura del Seminario Regional de Sudamérica para Contrarrestar las Redes de Amenazas Transregionales y Transnacionales (T3N, por sus siglas en inglés), organizado por el Centro para Estudios Hemisféricos de Defensa William J. Perry, entre el 26 y el 28 de septiembre en Lima, Perú. Entre los temas que se debatieron, De la Peña explicó la misión de su papel, los desafíos que enfrenta y las amenazas regionales comunes que hacen su trabajo más apasionante.

Diálogo: ¿Cuál es la misión del subsecretario adjunto de Defensa para Asuntos del Hemisferio Occidental de los EE. UU.?

Subsecretario adjunto de Defensa para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Defensa de los EE. UU. De la Peña: Nuestra misión es proporcionar políticas de defensa para el hemisferio occidental, el área que cubre desde el Polo Norte hasta el Polo Sur y la mitad occidental del planeta.

Diálogo: ¿Cuál es la importancia de su presencia aquí en el seminario sudamericano para contrarrestar las T3N?

Subsecretario adjunto De la Peña: En este hemisferio hacemos nuestro trabajo mediante un compromiso conjunto entre nuestros países amigos, nuestros aliados y nuestros amigos. Sin su apoyo somos mucho más débiles. Necesitamos la colaboración de cada uno de los miembros del hemisferio. En este momento es algo a lo que aspiramos porque no todos son amigos en este momento, pero la gran mayoría de los países de este hemisferio piensan de forma similar a la nuestra, por eso queremos asegurarnos de fortalecer esas asociaciones, amistades y alianzas.

Diálogo: ¿Cómo logran ese compromiso?

Subsecretario adjunto De la Peña: Comienza con establecer un contacto a nivel personal. Se trata de asegurarnos de que, como líderes, nos comprometamos de persona a persona, de que podamos establecer el diálogo a los más altos niveles posibles, porque los líderes son los que marcan el ritmo de una relación. Si uno logra que los líderes lleguen a un acuerdo, si uno logra que los líderes hablen entre sí y participen de manera positiva, entonces los subordinados nos seguirán. Se trata de crear un entorno en el que tengamos un hemisferio mucho más seguro.

Diálogo: ¿Cuál cree que es su mayor desafío?

Subsecretario adjunto De la Peña: Creo que el mayor desafío es lograr que todos estén del mismo lado y se entiendan unos a otros. Muchas veces hay buena fe. Uno quiere hacer lo correcto, pero hablamos diferentes idiomas, usamos terminología diferente, contamos con sistemas distintos y tenemos agencias diferentes que muchas veces no están en sintonía. Algunos países tienen leyes que permiten que la policía haga determinadas cosas, y en otros países esas funciones son militares. Por lo tanto, se trata de lograr un entendimiento y apelar a la buena fe para superar algunas de esas diferencias en las estructuras y los sistemas.

Diálogo: ¿Qué espera lograr con todos los países que participan en este evento?

Subsecretario adjunto De la Peña: Hablamos de un hemisferio occidental colaborativo, próspero y seguro. Lo esencial en este tipo de eventos es la colaboración. Si hay colaboración, si hay buena voluntad, entonces hay un amigo seguro. Si hay un hemisferio seguro, hay un hemisferio próspero.

Diálogo: ¿Cuál es su evaluación de los participantes de esta conferencia, los países de Sudamérica, que hablan de amenazas transnacionales?

Subsecretario adjunto De la Peña: Creo que hay muy buena fe y que sentamos una buena base para futuras colaboraciones, y eso es lo que queremos lograr.

Diálogo: ¿Cuál es su mayor preocupación?

Subsecretario adjunto De la Peña: La mayor preocupación es mantener el diálogo, garantizar que haya entendimiento mutuo y que trabajemos constantemente para resolver todos los conflictos que pudieran ocasionar una diferencia de opinión y, por consiguiente, falta de colaboración. Creo que si podemos superar ese tipo de desafíos tendremos un hemisferio más fuerte y colaborador.

Diálogo: Hay mucha preocupación en torno a los problemas de seguridad regional, por ejemplo, el narcotráfico, el tráfico de armas, la trata de personas y otras actividades de índole criminal. ¿Cuál es su evaluación sobre las amenazas a la seguridad en la región?

Subsecretario adjunto De la Peña: Hay muchos desafíos diferentes. Necesitamos abordarlos uno a la vez. Debemos determinar cuál es prioritario para nosotros y cuál lo es para los países amigos. Creo que tenemos un buen nivel de entendimiento sobre cuáles son las amenazas comunes para ambos lados. Necesitamos encontrar la manera de coordinar para determinar la preocupación principal de ambos lados. Cuando la hayamos identificado, creo que llegaremos al punto en el que podremos establecer las prioridades de manera más eficaz, para que todos abordemos el mismo problema o, por lo menos, otorguemos el mismo valor o la misma prioridad a ese problema.

Diálogo: ¿Cómo es el trabajo conjunto con los países de nuestra región para contrarrestar las T3N?

Subsecretario adjunto De la Peña: La clave [para combatir] las redes de esta naturaleza es estar seguros de que compartimos la información y la inteligencia, y eso no siempre es fácil de lograr. Es algo en lo que hay que trabajar estableciendo los mecanismos que nos permitan compartir esta información y los métodos para protegerla. ¿Y cómo podemos usar esa información para enfrentar una amenaza común? Generando entre nosotros la conciencia situacional del entorno en el que cada uno de nosotros vive, y garantizando que podamos encontrar una forma para compartir la información que nos permita enfrentar esa amenaza común.

Diálogo: ¿Cuál es la importancia de que SOUTHCOM y NORTHCOM trabajen en conjunto en pos de la seguridad del hemisferio occidental?

Subsecretario adjunto De la Peña: NORTHCOM y SOUTHCOM ya trabajan en conjunto, pero cuando hay una brecha, cuando hay una frontera siempre habrá desafíos. Existirán limitaciones en cuanto a qué hacer de un lado de esa área operativa y qué hacer del otro lado. Lo que necesitamos es asegurarnos de que se mantenga el diálogo y de que se puedan acortar las brechas en la medida de lo posible, porque los malos no conocen los límites, a los malos no les importan las brechas ni las fronteras. Tenemos que asegurarnos de que en esas fronteras se hayan implementado los mecanismos que nos permitan rastrear a las personas, tanto de un lado, como del otro.

Diálogo: ¿Cómo ayuda la Oficina del Secretario de Defensa a los países necesitados, como México y las islas del Caribe a enfrentar los desastres naturales? ¿Ese problema también puede afectar la seguridad?

Subsecretario adjunto De la Peña: Definitivamente. Siempre que hay un desastre natural, en especial uno grave, la habilidad de respuesta del Estado se ve comprometida. Si el Estado no responde de manera eficaz, la gente se enoja. Si la gente se enoja, la seguridad se ve afectada. Lo que nosotros hacemos es ayudar tanto como podemos. Tras el último terremoto, ya enviamos a México varias aeronaves grandes, C-17s. En este momento estamos afrontando las consecuencias de los huracanes que pasaron por los Estados Unidos, Puerto Rico y las Islas Vírgenes. Ahora, debemos voltear nuestra atención de los problemas relacionados con el terremoto, a las preocupaciones asociadas con los huracanes que afectan a los ciudadanos estadounidenses. Eso no significa que vamos a olvidarnos de los países amigos. Los ayudaremos tanto como podamos compartiendo aquellas cosas en las que tenemos más experiencia, pero no podemos dejar de atender lo que sucede en los territorios estadounidenses, y debemos ser capaces de responder a esas personas del mismo modo, porque el caso de Puerto Rico fue realmente devastador.

Diálogo: ¿Quisiera agregar algo para los lectores de Diálogo?

Subsecretario adjunto De la Peña: Somos amigos, queremos colaborar y queremos fortalecer los lazos. Queremos recuperar el compromiso de aquellos que pudieron haber tenido un punto de vista diferente por algún tiempo, pero cuyo pensamiento hoy se asemeja otra vez al nuestro.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 19
Cargando las Conversaciones