Destacados: Una conversación con nuestros líderes

Hay que unir esfuerzos para hacerle frente a una amenaza común

En el marco de la Conferencia Centroamericana de Seguridad, Diálogo conversó con el General de División Francisco Isaías Álvarez Urbina, jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Honduras.
Marcos Ommati/Diálogo | 22 mayo 2017

El Gral. de Div. Álvarez fue nombrado jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Honduras en mayo de 2015 por el presidente hondureño Juan Hernández. (Foto: Marcos Ommati/Diálogo)

A principios de 2016, el General de Ejército de Nicaragua Julio César Avilés, comandante en jefe, y el General de División del Ejército de Honduras Francisco Isaías Álvarez Urbina, jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, suscribieron un protocolo de trabajo por medio del cual se creó la Fuerza de Tarea Conjunta Sandino-Morazán. Este significó un paso más en la lucha de los países centroamericanos contra las organizaciones del crimen organizado transnacional. Para tratar de este y otros temas, Diálogo conversó con el Gral. de Div. Álvarez durante la Conferencia Centroamericana de Seguridad 2017 (CENTSEC, por sus siglas en inglés), realizada en abril, en Cozumel, México.

Diálogo: ¿Cuál es su reto principal como jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Honduras?

General de División Francisco Isaías Álvarez Urbina: Uno de los retos principales que tiene cualquier jefe del Estado Mayor es tener una fuerza capaz de hacerle frente a las amenazas. Es mantener una fuerza capaz del cumplimiento de las misiones en forma eficiente. En eso estamos trabajando, en orientar a las fuerzas para poderles hacer frente a las amenazas. Desde luego hay que conocer y estudiar la amenaza para luego desarrollar las fuerzas y capacidades para poder operar.

Diálogo: ¿La amenaza a la que se refiere es el crimen organizado transnacional?

Gen Álvarez: Sí, y creo que no lo es solo en Honduras. Es una amenaza muy fuerte, en especial el narcotráfico. Viéndolo como narcotráfico en sí, es una cabeza, un monstruo bien fuerte, con muchas capacidades económicas. Trasciende no solo en el espacio de un Estado, no tiene fronteras. La capacidad económica les permite influir en autoridades, comprar voluntades... Así que yo creo que estamos ante un oponente muy fuerte; es una fuerza que hay que combatir con voluntad. Un soldado que se enfrente a la amenaza del narcotráfico tiene que saber a qué se enfrenta. El soldado también tiene que rechazar cualquier tentación que pueda venir de este monstruo.

Diálogo: ¿Y usted está de acuerdo con lo que dijo el Almirante Kurt Tidd, comandante del Comando Sur de los Estados Unidos, y otros participantes durante CENTSEC, de que es un reto común de todos los países, y hay que trabajar en conjunto para combatir esa plaga?

Gen Álvarez: Sí. Yo creo que compartimos todos la misma visión y nosotros también nos alegramos que haya países interesados en esta lucha conjunta. El Triángulo Norte, que lo constituyen Guatemala, El Salvador y Honduras, presentó una iniciativa al más alto nivel, con la responsabilidad que tenemos todos de hacerle frente a cualquier amenaza. Son nuestras poblaciones las que están sufriendo. Entonces tienen la responsabilidad. Entonces viene la preocupación desde el más alto nivel. Nosotros captamos esa preocupación, que es transmitida a las instituciones, pues nosotros nos preparamos para hacerle frente y estamos haciéndole frente. Hemos hecho un frente común, no solo en Centroamérica, también han colaborado en eso países que también tienen corresponsabilidades en esta cuestión del caso de la narcoactividad. Colombia es un gran apoyo para Centroamérica; Estados Unidos es un gran apoyo para Centroamérica; Canadá es un gran apoyo. Brasil es un gran apoyo para nosotros. Así es que yo creo que precisamente estas reuniones permiten conocer lo grande que es la amenaza que estamos enfrentando. [Debemos] tener conciencia de una visión global, más grande de lo que nosotros podemos percibir como Estado o como país y sacar experiencias, sacar escuelas de esto y poderle hacer frente de la mejor manera.

Diálogo: ¿Cómo se da esta lucha en Honduras?

Gen Álvarez: En Honduras lo hacemos como una operación conjunta. Creamos una fuerza interinstitucional donde las Fuerzas Armadas solo somos cooperantes a esas fuerzas con nuestros soldados, con nuestros medios, ahí estamos. Pero, en realidad, quien lo maneja en Honduras no son exactamente las Fuerzas Armadas. La lucha la encamina una fuerza de seguridad interinstitucional nacional, en la que están todas las instituciones del Estado que tienen que ver los operadores de justicia. Lo que pasa es que yo creo que la gente ve en las Fuerzas Armadas la cara visible, y con mucha credibilidad. Pero tampoco podemos desestimar el trabajo fuerte que hacen los operadores de justicia como los fiscales del ministerio Público, los jueces, los órganos de investigación del Estado y la Policía Nacional.

Diálogo: En 2016, usted sostuvo reuniones bilaterales con el General de Ejército de Nicaragua Julio César Avilés Castillo, jefe del Ejército, en las que formalizaron el cumplimiento de los acuerdos para la realización de operaciones coordinadas en sectores fronterizos. ¿Puede hablar un poco sobre eso?

Gen Álvarez: Tenemos acuerdos con todos los países con quienes tenemos frontera para hacerle frente a esa amenaza desde todos los ámbitos, desde el ámbito político, el económico y el ámbito de la seguridad nacional. Son fuerzas militares operando en el borde fronterizo, en el límite internacional para poder evitar que personas no muy buenas puedan transitar de un país a otro. Entonces ese es el acuerdo que tenemos con estos países. Con Nicaragua hemos llegado a unos acuerdos iguales dentro del marco de la Conferencia de las Fuerzas Armadas Centroamericanas (CFAC), del que también es parte Nicaragua, para poder llevar a cabo algunas operaciones. La Operación Sandino-Morazán la hicimos en primera, segunda, tercera y una cuarta fase. Cuando sea necesario, intercambiamos información. Eso lo hacemos en el marco de la CFAC, no solo con Nicaragua, lo hacemos con Guatemala y El Salvador también. O sea, esto es parte de las medidas de fomento a la confianza, llevar a cabo patrullajes y operaciones en la zona frontera. Cada quien en su sector, para que la población de la zona pueda también sentirse respaldada por los órganos de seguridad y defensa.

Diálogo: ¿Cuál es la importancia de que México sea co-anfitrión de esta conferencia de seguridad por primera vez?

Gen Álvarez: Fíjese que lo vemos muy bien. Precisamente hoy lo decía el Ministro Díaz Celaya, ministro de Defensa de Honduras, “Esperamos que México sea parte integral de lo que es CFAC.” Es importantísimo cuando el Estado y fuerzas armadas pueden adherirse a estos órganos regionales para poder combatir las amenazas. Así que México siempre es bienvenido. Nosotros siempre hemos visto a México, y también vemos a Brasil, con un potencial grande de cooperación. Ya lo tenemos en materia educativa. Aquí, como le decía, debemos unir esfuerzos para hacerle frente a esta amenaza común.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 35
Cargando las Conversaciones