Destacados: Una conversación con nuestros líderes

“Somos el socio de preferencia”

El nuevo comandante de la 12.ª Fuerza Aérea y de las Fuerzas Aéreas del Comando Sur promueve amistad con Latinoamérica en condiciones de igualdad.
Geraldine Cook/ Diálogo | 22 diciembre 2016

La intención del Teniente General Mark D. Kelly es ser el par de los países amigos de Latinoamérica. (Photo: Geraldine Cook)

En octubre de 2016, el Teniente General Mark D. Kelly asumió el mando de la 12.ª Fuerza Aérea, el Comando de Combate Aéreo y de las Fuerzas Aéreas Sur (AFSOUTH, por sus siglas en inglés) del Comando Sur de los EE. UU. en la Base de la Fuerza Aérea Davis-Monthan, en Tucson, Arizona. Como tal, el Tte. Gral. Kelly supervisa siete alas en servicio activo y una unidad subordinada directa dedicada a operaciones de contingencia, así como a 15 unidades del Componente de Reserva Aérea, que en total representa a más de 360 aeronaves y 20.300 aviadores. Como componente aéreo y espacial del Comando Sur de los EE. UU. (SOUTHCOM), las Fuerzas Aéreas Sur cooperan en materia de seguridad y proporcionan recursos aéreos, espaciales y ciberespaciales a 31 naciones de Latinoamérica y el Caribe.

Después de casi dos meses en el nuevo cargo, el Tte. Gral. Kelly habló con Diálogo durante la Conferencia de Jefes de las Fuerzas Aéreas Centroamericanas 2017, que se llevó a cabo del 12 al 13 de diciembre, y detalló la nueva función que desempeña y los desafíos que debe enfrentar.

Diálogo: ¿Por qué es importante que usted haya organizado la Conferencia de Jefes de las Fuerzas Aéreas Centroamericanas en el cuartel general de la 12.ª Fuerza Aérea?

Tte. Gral. Kelly: Esta conferencia brinda a los jefes de las fuerzas aéreas un sitio y un poco de tiempo dedicado para reunirse y darse cuenta de que las dificultades que enfrentan en la región son muy similares, que a veces tienen las mismas soluciones y que tienen ideas en común que pueden compartir unos con otros. Les ofrece un lugar para sentirse con la libertad de hablar entre sí; con el personal de AFSOUTH, conmigo y con los estados socios de la Guardia Nacional. Así que, en realidad, lo mejor de organizar la conferencia aquí es que les ofrecemos un foro alejado de sus países de origen, donde todos están en condiciones de igualdad. No importa si el jefe de la fuerza aérea es un general de cuatro estrellas o un capitán: todos enfrentan las mismas dificultades.

Diálogo: ¿Qué mensaje desea enviar a cada uno de los países de los jefes de las fuerzas aéreas visitantes durante el evento de este año?

Tte. Gral. Kelly: Probablemente, el mensaje principal que deseamos transmitirles es que deseamos ser su par para colaborar con ellos en condiciones de igualdad y estar presente si ellos así lo desean, porque no queremos estar allí si no podemos ayudar. Quiero decirles también que si bien a veces tenemos la idea de que las fuerzas aéreas más pequeñas y los países más pequeños observan a las fuerzas armadas más grandes y a los países más grandes para aprender, nosotros también aprendemos de ellos. Nosotros aprendemos tanto de nuestros países amigos como ellos aprenden de nosotros. La Fuerza Aérea de los EE. UU. está cada vez más reducida y aprendemos a trabajar con los recursos y las personas con las que contamos. Las naciones amigas tienen aviadores excelentes que trabajan en fuerzas aéreas más pequeñas y en grupos más reducidos de aviadores, y hacen un trabajo excelente, por lo que también tenemos mucho que aprender de ellos.

Diálogo: A tan solo dos meses de haber asumido el mando de la 12.ª Fuerza Aérea, ¿cuál es su enfoque militar?

Tte. Gral. Kelly: Mi énfasis es muy similar al del comandante de SOUTHCOM, el Almirante de la Marina de los EE. UU. Kurt Tidd. Él articula en la región una estrategia que nos ayuda a nosotros y a nuestros países amigos. Como ha dicho en sus reuniones, deseamos ser capaces de trabajar en forma colectiva en los desafíos de seguridad que nos atañen a todos. No importa si es un terremoto o un huracán, debemos responder con rapidez y llegar al sitio de inmediato. Como dijeron los jefes de las fuerzas aéreas en la conferencia: a las redes que plantean amenazas transregionales y transnacionales no les importan las fronteras políticas, por lo que los jefes de las fuerzas aéreas de todas las naciones amigas enfrentan las mismas dificultades. Queremos ser su socio de preferencia, y eso no significa que nos moleste que trabajen con otra gente; pero parte de ser su socio preferente implica también ser el socio de conveniencia, porque tenemos los mismos problemas y podemos compartir soluciones para esos desafíos.

Diálogo: ¿Qué tipo de resultados espera obtener y qué resultados ha observado hasta ahora desde que trabaja en esta zona? ¿Ha modificado su visión original acerca de lo que espera lograr en el futuro?

Tte. Gral. Kelly: Es una zona grande y solo he tenido la oportunidad de visitar a dos de nuestros países amigos, Colombia y Chile. Así que poder traerlos a todos aquí me permite interactuar con todos nuestros grandes amigos. No solo me da la oportunidad de hablar con todos personalmente, sino que les da a ellos la posibilidad de hablar entre sí con sus estados socios de la Guardia Nacional Aérea, que suele brindar muchos de los aviadores, recursos y aeronaves a los ejercicios conjuntos y a las exhibiciones aéreas. Ellos responden con rapidez a sus necesidades y desarrollan las relaciones que tienen, así que este evento ofrece un lugar para trabajar con todos. También hubo una entidad que estuvo representada aquí principalmente por un oficial, el secretario de la Fuerza Aérea para Asuntos Internacionales. Entonces, contar con todos estos participantes en el mismo sitio y darles la posibilidad de hablar entre sí ayuda a ejecutar interacciones futuras. No queremos que la primera vez que el jefe de una fuerza aérea me llame sea porque tenga una emergencia y use el Sistema de Cooperación de las Fuerzas Aéreas Americanas (SICOFAA) para obtener ayuda. Deseamos que me llame luego de que yo haya visitado su país y él haya visitado el mío, de modo que ya nos conozcamos al llegar el momento de la emergencia.

Las expectativas que teníamos al principio no han cambiado demasiado. Lo que nos interesa es que los países trabajen juntos. Todos tenemos diferencias. En todas las relaciones de amistad, sin importar quién esté involucrado, hay puntos de convergencia, de divergencia y de fricción. Queremos trabajar en los puntos de convergencia. Por ejemplo, a la Conferencia de Jefes de las Fuerzas Aéreas Centroamericanas vino nuestro amigo de Nicaragua y nos enorgullece tenerlo aquí. No hemos trabajado mucho con Nicaragua, así que nos interesa interactuar con ellos en aspectos que los beneficien. Ese es uno de los principales mensajes que tengo para nuestros amigos nicaragüenses el día de hoy. Queremos hacer cosas provechosas para su Fuerza Aérea. Estaremos disponibles para ellos las veces que ellos así lo deseen.

Diálogo: ¿Su experiencia anterior lo preparó para este cargo? ¿Qué lecciones aprendidas en el pasado aporta usted a esta función?

Tte. Gral. Kelly: Tengo mucha experiencia en ayuda humanitaria y socorro frente a casos de desastre, en el desarrollo de vínculos en muchas regiones del mundo, principalmente en el Pacífico y en Medio Oriente, en países que están en la zona de responsabilidad del Comando del Pacífico de los Estados Unidos, en Afganistán e Irak. Hasta hace poco, no había viajado mucho en la zona de cooperación de SOUTHCOM, pero sin importar en qué lugar del mundo estemos, si uno trata a las personas con dignidad y respeto, y si los trata de igual a igual, es posible encontrar una solución para casi todo. No importa si hablo con el habitante de un pueblo o con el anciano de una tribu de Afganistán, o con el jefe de una fuerza aérea muy bien establecida. El primer paso es conocer a la persona y respetar lo que ha hecho en su carrera para servir a su país. Y ellos desean lo mismo. Repito, no importa si es un jefe tribal en Afganistán, o una persona del Pacífico o uno de estos aviadores excepcionales, lo que todos desean es una vida mejor para sus familias; desean representar bien a sus fuerzas aéreas; desean representar bien a sus países, y desean la paz y la estabilidad de los sitios donde viven.

Lo agradable de la visita de estos jefes de las fuerzas aéreas es que su rango no tiene importancia. No importa si su fuerza aérea tiene 1.400, 14.000 o 140.000 efectivos. Lo que importa son los desafíos que cada jefe debe enfrentar, porque estos no varían, incluso la Fuerza Aérea de los EE. UU. Todos trabajamos durante largas horas y días. Como nosotros, nuestros países amigos no cuentan con la cantidad de personas, recursos o aeronaves suficientes para hacer lo que deben hacer. Queremos garantizar que vamos a tratar a la persona con dignidad y respeto por su posición, porque están trabajando con los mismos desafíos que nosotros.

Diálogo: ¿Qué aspecto de la seguridad regional en Centroamérica, Sudamérica y el Caribe le preocupa más?

Tte. Gral. Kelly: Creo que trabajamos bien en fortalecer las capacidades de nuestros países amigos. Creo que hacemos muy bien la tarea de ser su socio de preferencia. Creo que el trabajo para combatir las redes que plantean amenazas transregionales y transnacionales nunca es suficiente. Este es un tema que les preocupa a todos los jefes de las fuerzas aéreas, ya sea una pandilla o un cartel. Todos están interconectados, y lo que más me preocupa, es que todas las dificultades de la economía global, el cambio climático y la competencia por los recursos alimentan estas redes. Cada vez es más difícil avanzar en este tema.

Diálogo: ¿Los problemas de seguridad en la zona de cooperación de SOUTHCOM —y especialmente en relación con esta conferencia—, en Centroamérica y el Caribe , son diferentes de los problemas de seguridad que hay en el área de cooperación de las Fuerzas Aéreas del Pacífico y del Comando del Pacífico de los EE. UU. (USPACOM, por sus siglas en inglés), a la que usted ha prestado su apoyo?

Tte. Gral. Kelly: Los problemas no son muy diferentes de los encontrados en el área de cooperación de USPACOM; son bastante similares. Por ejemplo, si trabajo con Bangladesh, con Tailandia, o con cualquiera de esos países, también deseo convertirme en su socio de preferencia. Deseamos responder con rapidez si ocurre un tsunami en Japón o en Tailandia, pero lo que más nos preocupa son las redes que plantean amenazas transregionales y transnacionales. En realidad, es lo mismo. Mi experiencia en Irak o Afganistán sí es diferente, porque es obvio que allí hay mucho movimiento debido a la presencia terrorista dentro de Afganistán e Irak que constituye una amenaza extraordinaria para la existencia de los gobiernos de esos países.

Diálogo: ¿Qué importancia tiene el Sistema de Cooperación de las Fuerzas Aéreas Americanas —SICOFAA?

Tte. Gral. Kelly: Soy un gran partidario del SICOFAA. Para dar un ejemplo de ayuda humanitaria o socorro ante casos de desastres, si ocurre un terremoto o un tsunami en alguna parte del mundo, una nación anfitriona primero debe presentar una solicitud, para que luego podamos planificar, conversar u ofrecer cualquier tipo de ayuda. El SICOFAA es único porque no es una entidad política. La clave es que cuenta con un marco elaborado y un formato para iniciar la coordinación al mismo tiempo que está siendo tramitada la vía diplomática, lo que ofrece a los miembros de las fuerzas aéreas un marco jurídico para comenzar con la planificación y hacer los preparativos para prestar socorro mientras el trabajo diplomático es completado. Acelera la tarea de socorro. Comprendemos que las fuerzas aéreas que integran el SICOFAA tienen las mismas dificultades, por lo que trabajamos para compartir soluciones y ponernos de acuerdo sobre cómo las vamos a ejecutar dentro del marco del SICOFAA.

Diálogo: ¿Cuál es su principal objetivo como comandante?

Tte. Gral. Kelly: Ya sea en lo que atañe a los aviadores de la Fuerza Aérea de los EE. UU. que están en las bases de Idaho, aquí en Arizona, o en Nuevo México, o en relación con los que están desplegados en Medio Oriente, o los que pertenecen a los países amigos de SOUTHCOM, mi objetivo principal es terminar el día, la semana, el mes y el año con la misma cantidad de aviadores, familias, dignidades y carreras intactas. Si esto ocurre, habrá sido un buen día, una buena semana, un buen mes y un buen año. Mi responsabilidad frente a mis aviadores del norte y a mis amigos aviadores del sur es ayudarlos a lograr eso. Ya sea mediante visitas, mediante el envío de especialistas que los ayuden con la logística, el mantenimiento y otras tareas, o mediante la organización de conferencias como esta, si podemos ayudar a los jefes de las fuerzas aéreas de las naciones amigas a lograr una vida mejor, una fuerza aérea mejor y una mejor situación para su país, habremos alcanzado el éxito.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 148
Cargando las Conversaciones