Violencia en São Paulo

Por Dialogo
noviembre 26, 2012


El brote de violencia que afecta al estado de São Paulo, promovido por la organización criminal Primer Comando de la Capital (PCC), vinculada al narcotráfico, continúa sembrando el pánico en la población y la tensión entre los integrantes de la policía paulista. La cifra de agentes de seguridad asesinados alcanzó los 93 muertos desde que la organización inició una ofensiva en venganza por la captura y muerte de criminales en manos de la policía militar, mientras que el asesinato de civiles se duplicó en relación al mismo período el año pasado. En tan solo 15 días se registraron 142 muertes, algunas durante enfrentamientos con la policía y otras en circunstancias poco claras.

Los ataques criminales ocurren en distintos puntos de la región metropolitana: ataques relámpago con motocicletas, una táctica semejante a la utilizada por las pandillas de Centroamérica. Además, ya fueron incendiados más de veinte ómnibus con bombas molotov.

Los gobiernos federal y local estudian conjuntamente soluciones para poner fin a los conflictos. Una de las medidas adoptadas fue la transferencia de los líderes del PCC a establecimientos carcelarios de máxima seguridad, que funcionan bajo el régimen disciplinar diferenciado. En la actualidad, el PCC es la mayor organización criminal brasileña, con casi 70 mil integrantes y conexiones en distintos estados, que ya había generado crisis en el pasado como las acaecidas en el año 2006, durante las que se paralizó parcialmente la cuarta mayor ciudad del mundo, con el cierre de escuelas y el comercio y la interrupción de transportes colectivos.

*André Luís Woloszyn – Analista de asuntos estratégicos.



Share