Éxodo venezolano, sin precedentes en Latinoamérica

La demanda masiva extra de alimentos, medicinas, alojamiento y servicios públicos, es un desafío diario para los Estados que acogen migrantes.
Raúl Sánchez-Azuara/Diálogo | 16 mayo 2019

Una familia de migrantes venezolanos descansa después de caminar 18 horas de Cúcuta a Pamplona, en el departamento del Norte de Santander, Colombia, el 11 de febrero de 2019. (Foto: Elyxandro Cegarra/AFP)

Venezuela, considerado en el pasado como el país más rico de Latinoamérica, atraviesa la peor crisis económica, política y de salud en la historia del hemisferio, y entró en un descenso acelerado para convertirse en el país más pobre de la región. De acuerdo con el informe del Banco Mundial “Más allá de las fronteras, una mirada al éxodo venezolano”, de abril de 2019, la inflación en 2019 puede alcanzar 10 millones por ciento. El 89 por ciento de los venezolanos viven en condiciones de pobreza; la tasa de violencia es de 89 homicidios por cada 100 000 habitantes, la más alta en la región y casi tres veces mayor que los países en guerra, asegura el informe.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) reporta en su sitio web que 4 millones de ciudadanos, el 25 por ciento de la población de Venezuela, sufre de severa desnutrición. Solo en 2017 los registros muestran 400 000 casos de malaria y las epidemias de sarampión, difteria y otros padecimientos aumentan con rapidez por a la falta de alimentos y servicios públicos.

“En 2018, abandonaron [Venezuela] 3,7 millones de personas, 5000 venezolanos dejaron el país cada día”, dice Eduardo Stein, Representante especial conjunto de las Naciones Unidas para las agencias de refugiados y de migración. “Si el ritmo continúa, los [exiliados] venezolanos fuera de Venezuela excederán los 5 millones para fines de 2019”.

El éxodo venezolano, el segundo mayor en el planeta después de Siria, golpea en los últimos años a los países vecinos, cuyos servicios públicos se ven rebasados cada día pues no cuentan con la infraestructura o el presupuesto para atender el aumento masivo de personas que requieren con urgencia alimentos, medicinas y alojamiento. En los últimos años Colombia recibió a 1,2 millones de venezolanos; Perú a más de 700 000; Ecuador 200 000 y Brasil a 96 000; los Estados Unidos protegen a la fecha a 80 000 exiliados venezolanos, asegura el Banco Mundial. 

De acuerdo con la Alta Comisión de la ONU para los refugiados,  “cientos de miles de venezolanos permanecen sin ninguna documentación o permiso para permanecer en los países cercanos y carecen de acceso garantizado a los derechos básicos. Esto los hace vulnerables a la explotación laboral y sexual, el tráfico, la violencia, la discriminación y la xenofobia”.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 11
Cargando las Conversaciones