• Home »
  • Venezuela »
  • Venezuela depende de Irán y aerolíneas sancionadas para la producción de combustibles

Venezuela depende de Irán y aerolíneas sancionadas para la producción de combustibles

Venezuela depende de Irán y aerolíneas sancionadas para la producción de combustibles

Por Diálogo
octubre 04, 2021

El 14 de agosto de 2021, aterrizó en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía (Caracas) un avión perteneciente a Qeshnm Fars Air, una aerolínea iraní sancionada por los EE. UU. La aeronave había despegado desde Teherán con una carga preciada para el régimen de Nicolás Maduro: 47,9 toneladas de catalizadores para la producción de combustibles.

Un documento de la Guardia Nacional Bolivariana, en poder del actual presidente de la Junta Administradora Ad Hoc de Petróleos de Venezuela (PDVSA), Horacio Medina, indica que toda esa carga fue trasladada hasta el Centro de Refinación de Paraguaná (CRP), en el estado Falcón.

Según Medina, los catalizadores son insumos necesarios para acelerar el proceso de fabricación de los hidrocarburos. Gracias a ello, la refinería de Cardón, parte del CRP, puede producir entre 25 000 a 40 000 barriles diarios de gasolina.

Pero los vuelos de la aerolínea iraní no son suficientes para preservar la operatividad de las refinerías. Otro registro en poder de Medina indica que el régimen venezolano también está utilizando la aerolínea venezolana Conviasa para complementar el traslado de los insumos.

El noticiero de información inglés sobre materias primas Argus Media reportó que los vuelos de Conviasa cargados con catalizadores empezaron en febrero. El 20 de agosto, según el documento de Medina, un avión con las siglas YV3507, llegó desde la capital iraní con otras 23 toneladas de catalizadores.

En febrero de 2020, Conviasa y toda su flota de aviones fueron sancionados por el Departamento del Tesoro de los EE. UU., debido a que eran usados para el “traslado de oficiales corruptos por todo el mundo para insuflar apoyo a los esfuerzos antidemocráticos” del régimen venezolano, dijo el entonces secretario del Tesoro Steven Mnuchin, en un comunicado del 7 de febrero de 2020.

Según Medina, en este momento el único proveedor de estos insumos claves para la industria petrolera venezolana es Irán, debido a un acuerdo entre la República islámica y el régimen de Maduro.

Explicó que si PDVSA intentara adquirir esos materiales de otros proveedores tendría que hacer pagos en efectivo, pues sería la única forma de eludir las sanciones de los EE. UU.

Pagos en especie

La importación de los catalizadores en vuelos de líneas sancionadas que parten de Teherán no es una operación gratuita.

“Los negocios con Irán son muy oscuros. Irán está cobrando un alto precio por los catalizadores. El negocio es entre mafias, con cambalaches. Se llevan crudo y lo revenden off shore. Estamos hablando entonces de catalizadores por crudo”, explicó Iván Freites, secretario de Profesionales y Técnicos de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela.

Añadió que otra forma de pago por estos insumos ha sido con combustible para aviones. La agencia de noticias Reuters reportó que en 2020 PDVSA y la Compañía Nacional de Petróleo Iraní acordaron intercambiar combustible para aviones, ya que es abundante en Venezuela, debido a la paralización de la mayoría de los viajes aéreos por las restricciones del COVID-19. Según reportó Argus Media, Irán también recibiría pagos con oro venezolano.

Freites indicó que el crudo para pagar los catalizadores es cargado en muelles de Cardón (estado Falcón). Los buques “operan con localizadores y luces apagadas”, para dificultar la detección y posibles sanciones por autoridades estadounidenses.

En su criterio, una parte de los cargamentos de catalizadores podría ir a la refinería El Palito (estado Carabobo), cuyas operaciones fueron paralizadas en noviembre de 2020. En junio, el representante del Estado Mayor de Refinación de PDVSA José Joaquín Vargas, afirmó que esa instalación se encontraba recuperada en un 80 por ciento, pero hasta el momento no ha sido reactivada.

Share