USCAP, estrategia regional contra amenazas transnacionales

Las fuerzas armadas de Centroamérica y el Caribe incrementan sus capacidades operacionales contra el crimen.
Lorena Baires/Diálogo | 2 marzo 2017

Relaciones Internacionales

San Salvador fue el escenario del seminario de planeación del Plan de acción conjunta de seguridad regional 2018, encabezada por los Estados Unidos y Colombia. (Foto: Gloria Cañas).

Gracias al Plan de Acción EE. UU. - Colombia (USCAP por sus siglas en inglés), un programa de cooperación en seguridad regional conjunto del Comando Sur de los Estados Unidos (SOUTHCOM), la Sección de Asuntos Internacionales contra el Narcotráfico y Aplicación de la Ley (INL) y el ministerio de la Defensa de Colombia para Centroamérica y el Caribe, varios países amigos intercambian experiencias para contrarrestar las amenazas transnacionales que perturban la estabilidad y seguridad de la región.

El plan inició en 2012, y desde entonces Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, República Dominicana, Colombia y los Estados Unidos tienen reuniones anualmente. El 18 de febrero se llevó a cabo el primer taller de planificación para el ciclo USCAP 2018 en la capital salvadoreña. El taller contó con dos reuniones simultáneas, una para los agentes de seguridad pública y la otra para integrantes de las fuerzas armadas.

“Colombia aporta su amplia experiencia, sus conocimientos y lecciones aprendidas a los Estados que lo requieren, para elevar su nivel de seguridad y defensa. Por esto atendemos todas las necesidades de Centroamérica y el Caribe en materia de entrenamiento, para aumentar su capacidad de operaciones” dijo el General de Brigada Jorge Hoyos, director de Relaciones Internacionales del Ejercito de Colombia, al inicio del taller.

Uno a uno, los representantes de las fuerzas armadas expusieron sus requerimientos. El común denominador de las necesidades, tanto en Centroamérica como en el Caribe, está enfocado en adiestramientos para contrarrestar el narcotráfico, el tráfico ilícito y el crimen transnacional.

“Cuando los países exponen sus necesidades, nosotros proponemos en cuáles de ellas podemos apoyar. Si bien no hay un límite de requerimientos, hay una secuencia. Los beneficiados comienzan con adiestramientos básicos, luego inician cursos especializados para avanzar a la fase de instrucción”, añadió el Gral. de Bda. Hoyos.

Este esfuerzo regional es una iniciativa conjunta entre SOUTHCOM y Colombia, cuyas fuerzas militares aportan su profesionalismo, capacidad táctica y entrenamiento sobre narcotráfico a los países amigos de Centroamérica y el Caribe. La región recibe apoyo especial para renovar sus capacidades de combate y enfrentar otros fenómenos de carácter transnacional.

De acuerdo al Gral. de Bda. Hoyos, USCAP ha beneficiado aproximadamente a 200 militares por cada país integrante. El éxito es medido en el campo, con los resultados obtenidos. Para ello existen planes de seguimiento para cada entrenamiento, en donde se analiza si las capacidades aprendidas permitieron reducir las amenazas. Por ejemplo, si las incautaciones de drogas aumentan, o si disminuyen los niveles de criminalidad en las ciudades.

Resultados en el campo

Uno de los países con muy buenos resultados en USCAP es la República Dominicana.

El General de Brigada Orison Olivense, rector de Educación de la Policía Nacional de República Dominicana, reconoció que haber participado en más de 66 actividades les ha permitido incrementar el profesionalismo de sus fuerzas.

“Hemos alcanzado otro nivel en lo relacionado a investigación criminal, preventiva y antinarcóticos. Por ejemplo, participamos en un adiestramiento sobre poligrafía, y esto nos llevó a tener un departamento propio que ahora utiliza esa herramienta para las investigaciones. Sin duda hemos avanzado y fortalecido nuestras habilidades”, dijo a Diálogo el Gral. de Brig. Olivense.

Esta nación del Caribe ha enviado a 1.200 hombres a los talleres de USCAP. Este año planea participar en al menos 35 actividades, para ganar más habilidades en sistemas de investigación contra el crimen cibernético y organizado, para intercambiar más información con otras policías a nivel mundial.

“La seguridad de República Dominicana ya no puede verse como un asunto interno, sino global”, dijo el Gral. de Brig. Olivense. “Queremos que nuestra policía sea más globalizada, con los mismos sistemas utilizados en todo el mundo”.

El Salvador también recoge los frutos de los adiestramientos conjuntos de Colombia y los Estados Unidos. El Coronel Jorge Alberto Miranda, jefe de Operaciones del Estado Mayor Conjunto de la Fuerza Armada de El Salvador, subrayó el impacto de los conocimientos adquiridos por más de 500 hombres y mujeres en la ejecución de operaciones contra el narcotráfico en manglares.

“Nuestra Fuerza Naval ha dado grandes golpes a las redes de narcotráfico que buscan utilizar nuestra costa o nuestros manglares para movilizar cargamentos de cocaína. Prueba de ello es que el año pasado obtuvimos una cifra récord de incautaciones: más de nueve toneladas valoradas en más de US$ 250 millones en el mercado negro”, detalló el Cnel. Miranda al finalizar su exposición de requerimientos.

El Salvador busca ahora capacitación para el mantenimiento de las aeronaves y el manejo de instrumentos especializados de su Fuerza Aérea. Una ventaja en este requerimiento es que El Salvador y Colombia tienen los mismos modelos de aeronaves en común.

Unidos contra las amenazas

“Todos tenemos las mismas problemáticas, unos más y otros menos. USCAP brinda apoyo en forma unida porque buscamos superar nuestras habilidades juntos. Y un ejemplo de esto es que la región ha avanzado sustancialmente en el esfuerzo para combatir el narcotráfico, pero como todo, esto no para. Por eso el entrenamiento debe ser constante”, resumió el Gral. de Brig. Hoyos.

Una de las acciones conjuntas directas entre Colombia, los Estados Unidos y otros países de la región es la Operación Martillo, en donde la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial –Sur, las fuerzas aéreas y las armadas de los países amigos coordinan esfuerzos de detección área y marítima, monitoreo e interdicción para detectar e interrumpir elementos del crimen transnacional organizado que toma ventaja de las extensas costas y las zonas de escasa población al interior de Centroamérica.

Entre otros esfuerzos, USCAP también apoya el desarrollo de esfuerzos de construcción de capacidades complementarias por medio del Proyecto de Reforma de la Policía Regional de Centro América. Por ejemplo, la Policía Nacional de Colombia provee entrenamiento y asistencia en temas como policía comunitaria, entrenamiento de instructores de las academias de policía, y desarrollo de planes de estudios en Guatemala, Honduras, El Salvador, Costa Rica y Panamá.

Para complementar el entrenamiento policial de Colombia, los Estados Unidos entrena a fiscales de los países amigos en todo el espectro de la aplicación de la ley. Ambos países trabajan para identificar nuevas áreas de cooperación y están comprometidos en la coordinación de esfuerzos con países amigos en todo el hemisferio.

USCAP continuará enfocándose en cuatro áreas clave: narcotráfico, lucha contra el crimen organizado internacional, fortalecimiento institucional y fomento de comunidades más seguras. Estados Unidos y Colombia también desarrollan programas complementarios de asistencia en seguridad y esfuerzos operacionales para apoyar a países amigos a nivel hemisférico e internacional afectados por los efectos del crimen transnacional organizado.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 61
Cargando las Conversaciones