USAID distribuye ayuda a países amigos caribeños

USAID Provides Relief to Caribbean Partner Nations

Por Diálogo
septiembre 29, 2017

El Gobierno de los Estados Unidos, a través de la Oficina de Asistencia a Desastres en el Extranjero (OFDA, por sus siglas en inglés) de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Defensa de los EE. UU., ha aportado casi US$ 7,3 millones en asistencia humanitaria por las acciones de socorro derivadas de los huracanes Irma y María hasta la fecha en este año fiscal 2017. La asistencia contempló el transporte aéreo de más de 45 toneladas métricas de abastecimientos críticos, incluidos materiales para albergues de emergencia, paquetes para higiene personal, contenedores para agua y cobijas, hacia Dominica, San Cristóbal y Nieves, y San Martín. Dos vuelos entregaron artículos de ayuda a Dominica y San Martín el 26 de septiembre; un tercer vuelo aterrizó en Dominica el 27 de septiembre y se programó la llegada de un cuarto vuelo en San Cristóbal y Nieves posteriormente ese mismo día, de acuerdo a USAID. La agencia ya había transportado por aire abastecimientos de socorro a Antigua y Barbuda, y las Bahamas, después de que el huracán Irma devastó el área el 7 de septiembre, como tormenta de categoría 5. Desde el 28 de septiembre, USAID ha transportado por aire más de 151 toneladas métricas de abastecimientos de socorro destinadas a las iniciativas de ayuda por los huracanes del Caribe. En Dominica, los artículos de socorro están llegando a las personas que los necesitan. El 26 de septiembre, el Equipo de Respuesta para Ayuda de Desastres (DART, por sus siglas en inglés) de USAID en el Caribe colaboró estrechamente con el Gobierno de Dominica para ofrecer ayuda, incluyendo contenedores con agua, paquetes de higiene personal y utensilios de cocina a 13 albergues de Roseau, para distribuirse a comunidades seriamente afectadas por la tormenta. USAID DART está colaborando con las fuerzas militares de los EE. UU., en coordinación con los funcionarios locales para situaciones de desastre, a fin de garantizar que los artículos transportados por aire a cargo de USAID sean distribuidos estratégicamente entre quienes más los necesitan en la isla. USAID dirige y coordina todas las iniciativas de asistencia internacional ante desastres del Gobierno de los EE. UU. a través de la OFDA. La agencia transportó por aire 100 rollos de revestimiento de plástico de trabajo pesado a San Martín el 27 de septiembre, para apoyar a 5.000 personas con necesidades de albergue de emergencia. La distribución de estos rollos y otros artículos entregados por USAID estuvo a cargo de gobiernos y grupos de ayuda de toda la isla. Dado que las actividades de respuesta encabezadas por los Gobiernos de Francia y Holanda cobraron fuerza y velocidad, los EE. UU. redujeron sus actividades en la isla de San Martín a fin de entregar recursos en otras áreas del Caribe. Las fuerzas militares de los EE. UU. concluyeron su misión en San Martín el 28 de septiembre y transfirieron las operaciones al gobierno de cada nación. Después de que el huracán Irma destruyó casi toda la infraestructura de la isla, USAID solicitó que las capacidades únicas del Departamento de Defensa de los EE. UU., específicamente del Comando Sur de los EE. UU. (SOUTHCOM, por sus siglas en inglés), brindara apoyo logístico y servicios de desalinización de agua. Ocho unidades de agua han producido casi 76,500 galones de agua potable para San Martín hasta esa fecha. USAID DART se desplegó en la región el 7 de septiembre para encabezar la respuesta del Gobierno de los EE. UU. tras los huracanes Irma y María. Los miembros del DART están en Dominica, San Martín, Barbados, Martinica y Guadalupe. El DART se mantiene flexible y activo a fin de movilizarse a otras áreas conforme a las necesidades evaluadas en campo. Capacidades de SOUTHCOM En algunas crisis de gran escala, USAID puede necesitar las capacidades únicas del Departamento de Defensa de los EE. UU. para apoyar sus actividades de respuesta con el uso del equipo de las fuerzas militares, personal o pericia técnica. En el caso de la respuesta humanitaria tras los huracanes Irma y María, USAID solicitó las capacidades únicas de SOUTHCOM para ofrecer apoyo de transporte aéreo, así como servicios de tratamiento de agua para la isla de San Martin. “Nuestro país es una nación compasiva con un largo historial de apoyo a los países afectados por desastres naturales como este”, afirmó el Almirante de la Marina de los EE. UU. Kurt Tidd, comandante de SOUTHCOM. “Estamos listos para apoyar a USAID, en caso necesario, para salvar vidas, combatir el sufrimiento humano y ofrecer ayuda a los afectados por esta tormenta.” Este espíritu estadounidense es lo que da vigor a las acciones de USAID de respuesta ante desastres internacionales, explicó la oficina de Relaciones Públicas de SOUTHCOM. “Como vemos en todo el territorio de los Estados Unidos, es un valor estadounidense fundamental ayudar a los necesitados, y USAID se enorgullece de trabajar en representación del pueblo estadounidense”, afirmó la oficina. “La asistencia humanitaria que ofrecemos en el extranjero representa lo mejor de la generosidad de los estadounidenses. Además, la asistencia humanitaria ayuda a fortalecer nuestras relaciones con los pueblos de todo el mundo ofreciéndoles ayuda cuando más la necesitan.” USAID tiene como objetivo brindar asistencia internacional en representación del pueblo estadounidense de la forma más eficaz posible. Para lograrlo, envía personal y recursos a posiciones estratégicas de todo el mundo y conserva una red de expertos locales en respuesta ante emergencias. Esto significa que si bien menos del dos por ciento del presupuesto federal de los Estados Unidos se destina a la asistencia brindada en el extranjero, USAID está bien facultada para responder con rapidez y eficacia ante desastres en el extranjero.
Share