Comando Sur realiza Simposio Anual 2017 de Capellanes en Guatemala

La actividad entre líderes religiosos de más de 14 países de la región y el Caribe buscó fortalecer las alianzas y el apoyo espiritual de todos los militares que conforman cada una de las fuerzas armadas, así como buscar soluciones de carácter religioso y compartir experiencias entre los clérigos asistentes.
Jennyfer Hernández/Diálogo | 31 agosto 2017

El Simposio Anual de Capellanes 2017 del Comando Sur se celebró en Guatemala del 1.º al 3 de agosto, con la participación de líderes religiosos de más de 14 países de la región. (Foto: Jennyfer Hernández, Diálogo)

Guatemala fue la sede del Simposio Anual 2017 de Capellanes del Comando Sur de los EE. UU. (SOUTHCOM), del 1.º al 3 de agosto, en donde se trató el tema “El Impacto de la Fe en las Fuerzas Armadas”. Durante tres días los líderes espirituales interactuaron en talleres, foros y charlas que permitieron analizar la importancia de la religión para cada uno de los combatientes. La actividad ofreció a los capellanes militares, vice capellanes y al clero información, lenguaje, visión mundial y perspectivas sobre lo esencial que reviste la religión en los militares de Norteamérica, Centroamérica, Sudamérica y el Caribe.

El Coronel Oscar Jacobo de León, jefe de Servicios de Capellanía del Ejército de Guatemala y uno de los anfitriones, recibió a cada uno de los representantes de países amigos, a quienes les reafirmó que una de las misiones más importantes del mando del ejército es el bienestar de los hombres y el apoyo espiritual como parte de ese bienestar. “Si el soldado busca de Dios, será más productivo en su trabajo, servicio, mejorará sus relaciones con familiares, amigos y la sociedad en general”, afirmó el Cnel. De León, quien indicó que el 56 por ciento de los integrantes de la institución guatemalteca es católica y el 44 por ciento es de credo cristiano evangélico. “Los miembros de las capellanías debemos trabajar en el alma del soldado para que refleje su paz y su amor en el exterior. Aquellas acciones que no se ven, la conciencia tranquila y la fe es lo que debemos trabajar y nuestro trabajo es precisamente ese”, agregó.

El Coronel de la Fuerza Aérea de los EE. UU. Greg Woodbury, Jr., anfitrión de la capellanía de SOUTHCOM, indicó que este simposio se realiza para crear relaciones con los líderes y sobre todo saber que el tema espiritual es parte importante de la vida. Dijo que la intención es buscar soluciones para los problemas personales de los miembros de las fuerzas armadas. “Creemos que Dios nos creó y tenemos que tener una relación con él. Estamos para discutir maneras para ayudar a la gente, no solo dentro del servicio militar, sino que se comparta con todo el círculo que nos rodea”, afirmó.

Charlas y conferencias

Durante el primer día de charlas, fueron tratados diversos temas. Entre ellos “La Fe Funciona”, impartido por el General de División Dondi Costin, jefe de capellanes de la Fuerza Aérea de los EE. UU., y el Sargento Técnico Mayor de la Fuerza Aérea de los EE. UU. Dale McGavran, asistente del capellán.

El tema del simposio de 2017 fue “El Impacto de la Fe en las Fuerzas Armadas”, analizado a través de charlas impartidas por capellanes de la región. (Foto: Jennyfer Hernández, Diálogo)

Los siguió el General en retiro del Ejército de Guatemala José Luis Barrientos Paau, quien habló sobre cómo se puede llevar a Dios y la fe a la cultura militar. El Gral. Barrientos presentó en 1996 una tesis sobre la importancia del servicio de capellanía y compartió cómo ayuda a los militares a recibir ese tipo de apoyo. Durante su charla comentó que existen algunas vivencias que son muy difíciles para los militares, como el aislamiento prolongado de la familia, la muerte de compañeros, sufrir heridas, incluso cómo afrontar las tentaciones durante el servicio militar.

“Tenemos que incorporar a Dios en el seno de las fuerzas armadas e incorporar ese fortalecimiento espiritual dentro de la cultura militar. Los tiempos cambian, pero el ser humano sigue siendo el mismo y por esa razón se debe reafirmar la fe, no solo entre las instituciones del ejército, sino en toda la sociedad”, dijo el Gral. Barrientos.

Durante el evento, se trató el suicidio y la forma de evitarlo, un tema que, según los clérigos, sus soldados pueden presentar con frecuencia. Además, buscaron soluciones y un mecanismo correcto para que los capellanes apoyaran como facilitadores, cuidadores y asesores de los soldados.

El monseñor Adalberto Martínez Flores, obispo de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional de Paraguay, expresó su gratitud al Comando Sur por poder hablar sobre la fe y reforzar las convicciones en la región, sobre todo, en países como Paraguay, en donde el 85 por ciento de habitantes profesa la religión católica y donde su población es relativamente joven. “La mayoría de uniformados llegan sin ningún sentido de fe en sus vidas y a través del trabajo de capellanes hemos logrado crear una convicción con Dios y nuestros integrantes”, afirmó.

El obispo castrense de Colombia Fabio Suescún Mutis, quien participó del evento por cuarta vez, aseguró que los intercambios de ideas enriquecen a cada uno de los líderes religiosos. “Superamos una situación durante 50 años de enfrentamiento armado y son situaciones muy duras para nuestro personal. Esto requiere de ayuda, solidaridad y sobre todo apoyar con la presencia de Dios para evitar desintegraciones familiares”, dijo Suescún. “Entregar todo por la patria y seguir teniendo paz en el alma es muy duro si no se tiene el apoyo espiritual. Es por eso por lo que estamos aquí, para compartir las experiencias para el resto de países vecinos”.

En la ceremonia de clausura se realizó un acto simbólico en donde los anfitriones guatemaltecos entregaron la batuta a Jamaica, que recibirá de nuevo a los líderes para continuar con la misión de Dios en las fuerzas armadas.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 5
Cargando las Conversaciones