Secretario de Defensa de los EE. UU. promueve colaboración estadounidense en Brasil

En un discurso ante una audiencia internacional en el Colegio de Guerra del Ejército en Brasil, el secretario de Defensa de los EE. UU. James Mattis dijo que la democracia era un derecho inherente a los pueblos de América.
Marcos Ommati/Diálogo | 16 agosto 2018

Relaciones Internacionales

El Secretario de Defensa James Mattis visitó Brasil en agosto de 2018 y ofreció un discurso en el Colegio de Guerra del Ejército Brasileño en Río de Janeiro. (Foto: Mauro Pimentel/AFP)

El secretario de Defensa James Mattis visitó por primera vez Sudamérica. El 13 de agosto de 2018 realizó su primera parada en Brasil, donde se reunió con el ministro de Defensa brasileño Joaquim Silva e Luna y el ministro de Asuntos Exteriores Aloysio Nunes Ferreira en Brasília. Entre otros temas, hablaron de las alternativas para avanzar en la cooperación en ciencia y tecnología, político-militar y defensa-industria entre ambas naciones amigas. El viaje de Mattis a Latinoamérica tiene lugar después de la visita a Colombia, Chile, Argentina y Brasil que hizo el Almirante de la Marina de los EE. UU. John Richardson, jefe de Operaciones Navales. Un mes antes de la visita del Almte. Richardson, el vicepresidente de los EE. UU. Mike Pence estuvo también una semana en Sudamérica. 

Discurso en el Colegio de Guerra del Ejército Brasileño

“Estoy aquí para contribuir a nuestro destino común como las dos mayores democracias del hemisferio y como defensores de nuestros valores interamericanos: el respeto por los derechos humanos fundamentales, el estado de derecho y la paz”, expresó Mattis durante su visita al Colegio de Guerra del Ejército Brasileño en Río de Janeiro, el 14 de agosto. “Los pueblos de América tienen derecho a la democracia y sus gobiernos tienen la obligación de promoverla”. 

Citando las relaciones entre los EE. UU y Latinoamérica como ejemplo de colaboración a largo plazo, Mattis dijo que el éxito y la seguridad de las generaciones futuras dependen de “qué tan bien construimos confianza hoy en día con nuestros colaboradores y amigos del hemisferio occidental en todos los niveles. Los EE. UU. buscan ganar su confianza cada día; queremos ser sus colaboradores predilectos en este esfuerzo compartido.


Mattis recordó la Segunda Guerra Mundial al hablar sobre la colaboración estadounidense-brasileña. Los soldados estadounidenses lucharon codo a codo con la Fuerza Expedicionaria de Brasil en Monte Castello, Italia, y la Marina de Brasil fue escolta de más de 3000 buques mercantes, de los cuales solo perdieron tres. “Nuestras lenguas maternas podrán ser distintas, pero después de cuatro décadas de trabajo militar estoy convencido de que la profesión de las armas tiene su propio idioma y formas de convertir a extraños en familia”,  manifestó el general retirado del Cuerpo de Infantería de Marina de los EE. UU.

Transformación en las relaciones de defensa 

En abril de 2018, Mattis instruyó a su personal para mejorar las relaciones de defensa entre los EE. UU. y Brasil, y construir sobre las bases sólidas ya dispuestas. “Fue después de que levanté el teléfono y escuché la voz del ministro Silva e Luna del otro lado. Él hablaba, yo escuchaba. Cuando terminó la llamada, tomé esa decisión”, explicó.

Mattis también habló sobre la importante relación militar que existe entre Brasil y los Estados Unidos, además de los esfuerzos de investigación, “sobre todo en el espacio”, destacó. Ambos países negocian un acuerdo para permitir el lanzamiento de satélites estadounidenses desde el Centro de Lanzamiento Alcântara, cuyas instalaciones están a cargo de la Fuerza Aérea de Brasil en la Agencia Espacial Brasileña en Alcântara, estado de Maranhão, en la costa atlántica en el norte de Brasil. “Elegimos a Brasil no por estar a lo largo del ecuador en una ubicación geográfica muy conveniente,  sino por nuestro trabajo conjunto con los brasileños, cuyos valores compartimos. Los demás colaboradores  no pueden decir lo mismo con credibilidad”. Después de todo, expresó, Brasil es un líder mundial, como pudo apreciarse en su desempeño en operaciones de desminado en Centroamérica y Sudamérica y en las misiones de pacificación en Haití, Líbano y África. 

Avances en ventas militares

Mattis consideró que entre los Estados Unidos y Latinoamérica era posible una relación comercial militar a futuro. “El programa de Ventas Militares al Extranjero de los Estados Unidos es insuperable. Los países pueden comprar en donde lo deseen, nosotros respetamos eso. Después de todo, no  es de amigos exigir que se les prefiera. Nuestro país no busca hacer dinero fácil, sino ganar y mantener amistades”.

Al finalizar su discurso, Mattis respondió preguntas de la audiencia.  Alguien preguntó si la creación de una sexta rama militar estadounidense equivaldría a militarizar el espacio. Mattis dijo que China ya había desarrollado un arma que podía destruir satélites. También le preguntaron sobre las operaciones estadounidenses en el mar del Sur de China y las disputas territoriales entre Beijing y sus países vecinos. Según Mattis, esas son algunas de las prioridades que comparte con el Departamento de Estado de los EE. UU.; que siga habiendo paz en la región y que China sea más transparente en sus relaciones internacionales. 

Luego de su visita al Colegio de Guerra, el Secretario Mattis visitó el Monumento en Conmemoración a la Segunda Guerra Mundial, ubicado en Aterro do Flamingo. Mattis asumió su cargo en enero de 2017.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 16
Cargando las Conversaciones