Buque Hospital USNS Comfort de los EE. UU. alivia el dolor de Perú

Médicos militares estadounidenses y de otras naciones mejoran la calidad de vida de miles de peruanos con la misión humanitaria Promesa Duradera.
Julieta Pelcastre/Diálogo | 26 noviembre 2018

Relaciones Internacionales

La tripulación del buque USNS Comfort trabajó en conjunto con las autoridades peruanas a nivel nacional, regional, municipal y local, para cumplir con la misión Promesa Duradera 2018, en beneficio de la población más necesitada. (Foto: Comando Sur de los EE. UU.)

Como parte de los incesantes esfuerzos del Gobierno de los EE. UU. por fortalecer la cooperación y los lazos de amistad con Perú a través de diversos programas de asistencia humanitaria, el Buque Hospital USNS Comfort (T-AH-20) de la Marina estadounidense concluyó el 5 de noviembre de 2018 la misión de asistencia médica en la costa norte peruana como parte de la misión Promesa Duradera del Comando Sur de los Estados Unidos (SOUTHCOM).

Los tratamientos médicos y quirúrgicos proporcionados por los profesionales del USNS Comfort reconstruyeron la sonrisa de Pedro Daniel, un niño de siete años que fue sometido a una cirugía de paladar hendido a bordo del buque en 2011 y de nuevo en 2018. (Foto: Comando Sur de los EE. UU.)

Durante cinco días, la tripulación del buque integrada por más de 900 profesionales de la salud, enfermeras y técnicos militares estadounidenses y de otras naciones amigas como Argentina, Canadá y Chile atendió a 6229 pacientes en los departamentos de Piura y Tumbes. Este es el tercer despliegue del USNS Comfort en aguas peruanas. En 2011 estuvo en el distrito de Paita y en el 2007 visitó el distrito de Salaverry para atender también a miles de pacientes.

“La visita del buque es una muestra de que los lazos de amistad entre Perú y los Estados Unidos son fuertes”, dijo a Diálogo el Contralmirante (R) de la Marina de Guerra del Perú Santiago Llop Meseguer, jefe de gabinete del Despacho Ministerial del Ministerio de Defensa. “También muestra la generosidad del Gobierno de los Estados Unidos. La misión es una ampliación de ayuda humanitaria en una región del país azotada por el fenómeno de El Niño”. 

Aliviar el dolor

Los tratamientos médicos y quirúrgicos proporcionados por los médicos del USNS Comfort reconstruyeron la sonrisa de Pedro Daniel (ver video), un niño de siete años que fue sometido a una cirugía de paladar hendido a bordo del buque en 2011 y de nuevo en 2018. La reciente cirugía del menor fue una de las 106 cirugías realizadas a bordo del buque.

Pedro Daniel y su madre, Petronila Eche Panta, recorrieron más de 50 kilómetros de Sechura a Piura después de enterarse que el USNS Comfort visitaría la costa peruana. “No lo podía creer. Dios está con mi hijo. Con esta cirugía terminó su tratamiento, ahora puede hablar bien”, dijo a Diálogo Eche Panta. “Estoy contento porque podré levantar la mano en el salón para participar como lo hacen mis demás compañeros. En dos semanas regreso a la escuela y ahora sí van a entender mis palabras”, comentó a Diálogo Pedro Daniel.

“El caso de Pedro Daniel es un ejemplo de cómo se alivia el dolor de una persona que no tiene los recursos para poder curarse y atenderse”, dijo el Contralmte. Llop. “El niño ha podido sanar gracias a la acción humanitaria de SOUTHCOM para completar el tratamiento”.

Los ciudadanos peruanos no fueron los únicos en recibir tratamientos de medicina preventiva, gastroenterología, pediatría, oftalmología y odontología. También inmigrantes venezolanos se beneficiaron de los servicios médicos gratuitos. De acuerdo con un comunicado de la Agencia de la ONU para los Refugiados, publicado el 8 de noviembre de 2018, más de 500 000 venezolanos ingresaron a Perú en busca de una mejor vida desde enero de 2017. Las atenciones médicas se llevaron a cabo en los centros de salud en tierra Juan Valer Sandoval y San Alfonso, en Piura.​​​​​​​ 

Profesionales de la salud del buque hospital USNS Comfort de la Marina de los Estados Unidos prestó atención médica gratuita a miles de peruanos durante la misión humanitaria Promesa Duradera 2018, del Comando Sur de los EE. UU., en la provincia de Paita. (Foto: Comando Sur de los EE. UU.)

Mayor identificación con la misión

“En términos estadísticos quizá podemos hablar de lo mismo, pero en esta oportunidad se dio una mayor identificación de los peruanos con el trabajo del buque hospital, porque entre la tripulación del USNS Comfort se encuentran tres médicos de las Fuerzas Armadas del Perú: un gastroenterólogo, una pediatra y un oftalmólogo, embarcados desde su zarpe en Virginia”, dijo el Contralmte. Llop. “Eso permitió que las cosas fueran diferentes”.

Jóvenes peruanos apoyaron a los médicos estadounidenses a superar la brecha en comunicación, brindando servicios de interpretación durante las jornadas médicas. Asimismo, los estudiantes de medicina de la región norte del país ayudaron a realizar diagnósticos de los pacientes para establecer el tratamiento adecuado.

Además de la asistencia médica, el Gobierno de los EE. UU. realizó una donación de aparatos ortopédicos y equipo clínico al Ministerio de Salud con valor de US$ 400 000, para atender las necesidades de niños y adultos con problemas físicos. La donación será de gran ayuda para las personas que no tiene recursos económicos para adquirir sillas de ruedas, andadores, muletas y bastones, entre otros.​​​​​​​ 

Agradecer y cooperar

Perú agradeció la visita del buque, las operaciones y las medicinas obsequiadas. “La alegría y la calidad de la atención de los miembros de la tripulación del USNS Comfort para los ciudadanos y la colaboración de los peruanos que hicieron posible la jornada médica merecen nuestro más profundo respeto”, subrayó el Contralmte. Llop. “Estamos dispuestos a apoyar otras iniciativas como esta”.

“Se trata de ayudar a la gente. Interactuar con ellos y ayudarlos mientras reciben atención es una experiencia gratificante. Agradezco a Dios y a la Marina [de los EE. UU.] por permitirme tener esta oportunidad”, comentó el Contramaestre de la Marina de los EE. UU. Manuel Aponte Blanco, jefe del hospital y técnico de laboratorio asignado al USNS Comfort. El Cmtre. Aponte nació en Perú y cuenta con 18 años de servicio en la Marina estadounidense.

“Estas actividades nos ayudan porque nos permiten entrenar con otros recursos y nos dan la oportunidad de preparamos en apoyo a la gestión de riesgos y desastres. Queremos que los Estados Unidos sepan que somos un aliado estratégico”, finalizó el Contralmte. Llop.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 20
Cargando las Conversaciones