El buque hospital USNS Comfort de los EE. UU. ayuda a miles de ecuatorianos

Médicos militares especializados y equipos médicos de alta tecnología alivian la labor de salud pública que Ecuador realiza en las provincias más necesitadas.
Julieta Pelcastre/Diálogo | 30 octubre 2018

Relaciones Internacionales

Médicos militares estadounidenses y sus homólogos ecuatorianos dieron especial atención a los niños esmeraldeños y de zonas aledañas durante la misión de asistencia humanitaria Promesa Duradera, que en Esmeraldas, Ecuador. (Foto: Ministerio de Defensa del Ecuador)

El buque hospital USNS Comfort (T-AH 20) de la Marina de los Estados Unidos brindó asistencia médica a la población de Esmeraldas, en el noroccidente ecuatoriano, del 22 al 26 de octubre de 2018. La ayuda humanitaria fue proporcionada en estrecha colaboración con la Armada y el Ministerio de Salud Pública de Ecuador, para mejorar las condiciones de vida de miles de latinoamericanos.

La tripulación de expertos en medicina del USNS Comfort brindó asistencia y medicinas gratuitas a miles de personas en Esmeraldas, Ecuador, como parte de la misión humanitaria Promesa Duradera 2018, del Comando Sur de los Estados Unidos. (Foto: Ministerio de Defensa del Ecuador)

Ecuador fue la primera parada del buque hospital como parte de la misión de asistencia humanitaria Promesa Duradera 2018, auspiciada por el Comando Sur de los EE. UU. (SOUTHCOM), en su recorrido de 11 semanas por cuatro países de Centro y Sudamérica. El objetivo es ayudar a aliviar la presión en los sistemas médicos nacionales, ocasionados en parte por el incremento de emigrantes de otros países, además de brindar asistencia humanitaria a comunidades necesitadas. La misión Promesa Duradera también incluye labores sociales y reconstrucción de escuelas.

“Constituye un hito importante dentro del proceso de renovación de las relaciones bilaterales con los Estados Unidos”, dijo a Diálogo el Contralmirante de la Armada del Ecuador John Merlo León, comandante de Operaciones Norte. “La visita [del USNS Comfort] cumplió una función de carácter humanitario que llevó atención médica especializada, para descongestionar el trabajo que realiza el sistema de salud pública en la zona de Esmeraldas”.

Durante cinco días, más de 900 médicos de diferentes especialidades, enfermeras y técnicos militares estadounidenses beneficiaron a 8000 niños y adultos. Profesionales de la salud que se desarrollan en distintos hospitales de las Fuerzas Armadas del Ecuador apoyaron la misión. La atención gratuita en medicina preventiva, pediatría, odontología, optometría, fisioterapia y dermatología se realizó en las instalaciones de la Autoridad Portuaria ecuatoriana y en la Universidad Técnica Luis Vargas Torres.

Durante la visita, el equipo médico del USNS Comfort realizó 100 intervenciones quirúrgicas a bordo del buque. Los pacientes fueron trasladados en helicópteros y embarcaciones hasta el barco, que tiene la capacidad de recibir hasta 1000 pacientes diarios y cuenta con una variedad de servicios de salud como salas postquirúrgicas, plantas productoras de oxígeno y un banco de sangre.

“La asistencia médica evidencia que los EE. UU. consideran a Ecuador como una prioridad dentro de países a quienes provee ayuda humanitaria”, manifestó a Diálogo el Contralmirante Mauricio Alvear Oramas, jefe del Estado Mayor de la Armada del Ecuador. “La Armada del Ecuador a través del Comando de Operaciones Norte desplegado en la provincia esmeraldeña contribuyó para que los objetivos de la campaña de salud se cumplan”.

Suma de esfuerzos y voluntades

Realizar la misión tal como se planificó requirió de la suma de esfuerzos y voluntades de los Gobiernos del Ecuador y los Estados Unidos. Militares de origen ecuatoriano que sirven en la Marina de los EE. UU. contribuyeron con presteza.

“Estoy orgulloso de ser estadunidense-ecuatoriano y de participar en esta misión que une a ambos países hacia un bien común”, dijo a Diálogo el Teniente de Navío de la Marina de los EE. UU. Cristian Jaime Zhunepluas, oficial de comunicaciones del USNS Comfort y originario de Guayaquil, quien se unió a la Marina estadounidense en 1999. “La existencia de tripulación de origen ecuatoriano a bordo del buque hospital es motivo de satisfacción”, agregó el Contralmte. Alvear.

El equipo médico del USNS Comfort de la Marina de los Estados Unidos proporcionó en Ecuador servicios de medicina general, odontología, optometría, pediatría y dermatología. (Foto: Ministerio de Defensa del Ecuador)

El Tte. de Nav. Zhunepluas lidera un equipo de 35 marineros y aviadores a bordo del USNS Comfort para garantizar el buen funcionamiento de la red de comunicaciones. Tiene a su cargo los procedimientos operativos de los programas para proporcionar cuidados de salud, brindar tratamientos y proporcionar medicamentos a la población.

“Esta labor humanitaria representa los valores de asociación y amistad con Ecuador, y una gran oportunidad para ayudar con nuestras habilidades y capacidades médicas a nuestra nación amiga y lograr un impacto duradero. Tenemos y compartimos [los EE.UU. y Ecuador] muchos ideales que se alinean a nuestro trabajo humanitario”, dijo a Diálogo el Capitán de Corbeta de la Marina de los Estados Unidos Adrián Mora, radiólogo de diagnóstico que nació en Quito, Ecuador, y se incorporó a la Marina estadounidense en 2007.

Los militares de ascendencia ecuatoriana comentaron que el principal desafío que enfrentó la tripulación del buque hospital fue la barrera del idioma. Pero ellos ayudaron a solucionarlos con sus capacidades en ambos idiomas.

Tanto el Cap. de Corb. Mora como el Tte. de Nav. Zhunepluas se desempeñaron también como traductores entre el personal médico militar y las organizaciones civiles ecuatorianas. “Fui operada de cataratas del ojo izquierdo, a bordo del buque USNS Comfort. Fue una experiencia digna de elogiar a quienes están en esa embarcación en esa labor humanitaria. La parte médica fue excelente, todos trabajan en equipo, me explicaron los procedimientos a través de un traductor”, manifestó Matilde Vargas en un video del Ministerio de Defensa del Ecuador.

Donar y compartir experiencias

Durante la misión Promesa Duradera, la Marina de los Estados Unidos contribuyó a mejorar la infraestructura de escuelas de bajos recursos económicos ubicadas en diferentes cantones esmeraldeños. Además, el Gobierno estadounidense realizó la entrega de equipos médicos a hospitales militares y a fundaciones, para mejorar la atención médica.

“Si bien el objetivo del buque hospital estuvo orientado a prestar servicios de sanidad, nuestro personal tuvo la oportunidad de conocer la tecnología empleada por esta embarcación en navegación, propulsión, maquinaria y equipos auxiliares que requiere este tipo de embarcación para operar”, indicó el Contralmte. Merlo. “Esta embarcación es conducida y tripulada por personal naval altamente capacitado”.

También se dictaron seminarios de capacitación para personal militar de enfermería de emergencia y para oficiales que desempeñan funciones como enfermeros de combate en el patrullaje del sector fronterizo y en lanchas fluviales que controlan los archipiélagos de islas ecuatorianas. El Cap. de Corb. Mora compartió sus conocimientos y experiencia en radiología diagnóstica con estudiantes de medicina para ayudar a los jóvenes ecuatorianos a mejorar su instrucción médica.

“Esto es un ejemplo tangible de que los Estados Unidos a través de la Marina de los EE. UU. están en la prestación de asistencia humanitaria y la estabilidad regional”, finalizó el Cap. de Corb. Mora. Como parte de esta cooperación internacional, el buque hospital USNS Comfort sigue su travesía rumbo a Perú, Colombia y Honduras para atender las necesidades de salud de miles de personas.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 24
Cargando las Conversaciones