Donación de EE. UU. incrementa fuerza blindada guatemalteca

El Ejército de Guatemala fortalece su lucha contra el narcotráfico con un donativo de los EE.UU. de una centena de vehículos nuevos.
Jennyfer Hernandez/Diálogo | 31 enero 2018

Relaciones Internacionales

El donativo estadounidense a finales de 2017 incluyó 41 Jeep blindados J8, los cuales fortalecerán varias brigadas del Ejército de Guatemala así como a la Fuerza de Tarea Interagencial Tecún Umán y la Fuerza de Tarea Interagencial Chortí. (Foto: Ministerio de la Defensa de Guatemala)

A finales de 2017 el Gobierno de los EE. UU., a través del Departamento de Defensa, donó 108 vehículos al Ejército de Guatemala. El aporte, recibido el 11 de diciembre y valorado en US$ 6,6 millones, contó con vehículos tácticos blindados livianos, vehículos todoterrenos y camiones de movilidad táctica entre otros.

La nueva fuerza motorizada está destinada a operaciones contra el narcotráfico y delitos conexos. Algunos de los vehículos también fueron adaptados para realizar tareas de ayuda humanitaria, los cuales entrarán al servicio de la Unidad Humanitaria y de Rescate del Ejército.

“Estamos teniendo apoyo y credibilidad con Estados Unidos”, destacó el presidente de Guatemala Jimmy Morales durante la entrega oficial de los vehículos. “Estamos fortaleciendo las fuerzas de tierra para seguir luchando contra el narcotráfico”.

Importante donación

El donativo consistió en 41 Jeep J8, 32 Polaris Ranger, 12 camiones de 9,5 toneladas, 12 remolques y ocho camiones de 12 toneladas. Además el Ejército recibió dos buses de transporte y un microbús.

Según el Coronel Oscar Pérez Figueroa, jefe de prensa del Ejército de Guatemala, los vehículos fueron asignados a distintas brigadas y comandos especiales de la fuerza de tierra. “Tenemos lugares, como las zonas fronterizas, en donde se necesita apoyo de este tipo porque son vehículos que tienen la suficiente capacidad para dar batalla cuando se necesite”, dijo el Cnel. Pérez. “Sin embargo, la distribución de cada uno de ellos no es pública debido a la seguridad que se debe mantener para nuestro personal que lucha para erradicar el traspaso de estupefacientes, capturas o acecho de grupos criminales en regiones claves de Guatemala”.

Los Jeep blindados J8, aun no están diseñados para operaciones de combate de primera línea, sin embargo cuentan con una gran capacidad de carga útil, estructura flexible y modular que permiten tareas de comando, patrulla, reconocimiento y enlace. El vehículo también puede ser trasladado fácilmente por avión o helicóptero.

“Los podemos introducir al agua y soportan vientos fuertes”, dijo el Cnel. Pérez. “Tienen la capacidad de contar con una caja automática y tienen la posibilidad de soportar personas o cargas pesadas en todo momento”.

Los automóviles Polaris, todoterrenos ultra ligeros, permiten el transporte de personal y equipo crítico para misiones en los terrenos más extremos. Según destacó el ministro de Gobernación de Guatemala Francisco Rivas, los vehículos pueden ser maniobrados con facilidad en terrenos complicados en las zonas fronterizas.

El Gobierno de los EE. UU. donó 108 vehículos al Ejército de Guatemala. Algunos vehículos fueron adaptados para realizar tareas de ayuda humanitaria. (Foto: Ministerio de la Defensa de Guatemala)

“Los Estados Unidos siempre está dispuesto a facilitar la investigación, identificación e interdicción de narcóticos y químicos precursores”, dijo Rivas. “Por esa razón, los vehículos que se dona poseen un alto índice de garantía y calidad”.

Lucha contra el narcotráfico

Las amenazas a las fronteras marítimas y terrestres guatemaltecas por parte del crimen organizado y el narcotráfico son graves. Guatemala cuenta con un litoral pacífico y caribeño de 400 kilómetros y 1.667 kilómetros de fronteras con Honduras, México, El Salvador y Belice.

En su Informe de la Estrategia Internacional de Control de Narcóticos 2017, el Departamento de Estado de los EE. UU. destaca a Guatemala como una vía principal de transito de droga por su ubicación y fronteras porosas. Este estima que el 90 por ciento de la cocaína que entra en los EE. UU. pasa por México y Centroamérica.

Según la Subdirección General de Análisis e Información Antinarcótica –una división de la Policía Nacional Civil de Guatemala– las autoridades guatemaltecas incautaron 13,6 toneladas de cocaína en el 2017. Las cifras superan las 12,8 toneladas decomisadas en el 2016.

Apoyo internacional

El aporte reciente de los EE. UU. refuerza las labores de las brigadas de infantería dedicadas a proteger los litorales del Pacífico y el Caribe guatemalteco. Los vehículos también apoyarán a la Fuerza de Tarea Interagencial Tecún Umán y a la Fuerza de Tarea Interagencial Chortí.

Ambas fuerzas, integradas por militares y policías, fueron creadas con el apoyo del Comando Sur de los EE. UU. (SOUTHCOM) para combatir al crimen organizado, contrabando y el narcotráfico. La Fuerza de Tarea Interagencial Tecún Umán empezó sus tareas en el 2013 en el departamento de San Marcos, ubicado al noroeste del país y fronterizo con México, con 42 vehículos blindados donados por SOUTHCOM.

Por su parte, la Fuerza de Tarea Interagencial Chortí, inaugurada en 2014 y con sede en Zacapa, opera en los departamentos de Izabal, Chiquimula, Zacapa, El Progreso, Petén y Alta Verapaz, fronterizos con Honduras. La fuerza de tarea también trabaja con sus homólogos hondureños en el marco de la Fuerza de Tarea Binacional Maya-Chortí. En 2016, la Fuerza de Tarea Interagencial Chortí recibió 75 vehículos y equipo de los EE. UU.

“Este apoyo es de suma importancia para nuestro trabajo, como la protección y seguridad de cada guatemalteco”, concluyó Riva. “Estos artículos fortalecen nuestro plan”.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 18
Cargando las Conversaciones