Fuerzas especiales de Chile y EE. UU. se preparan para desafíos regionales

Más de 150 efectivos de Chile y los EE. UU. participaron en un ejercicio anual combinado.
Felipe Lagos/Diálogo | 11 enero 2018

Relaciones Internacionales

Fuerzas especiales de Chile y de los EE. UU. participaron en el ejercicio conjunto combinado Northern Star 17 a fines de 2017. (Foto: Estado Mayor Conjunto de Chile)

Durante casi tres semanas, la costa estadounidense del Golfo fue el escenario de un entrenamiento de operaciones especiales que contó con la participación de cientos de efectivos de Chile y los EE. UU. Elementos de las fuerzas especiales de ambos países ejecutaron maniobras en el aire, mar y tierra, en escenarios simulados.

El ejercicio conjunto combinado Northern Star mejora las capacidades de las fuerzas especiales de Chile y de los EE. UU. (Foto: Estado Mayor Conjunto de Chile)

El ejercicio Estrella del Norte 17 (Northern Star) contó con más de 70 efectivos de las fuerzas especiales de los EE. UU. y 88 de Chile. La participación estadounidense contó con personal del Comando de Operaciones Especiales Sur (SOCSOUTH), el Comando de Operaciones Especiales del Cuerpo de Infantería de Marina, y los grupos 7.º y 20.º de Fuerzas Especiales del Ejército de los EE. UU. Chile asistió con efectivos de la Brigada de Operaciones Especiales del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea, además de delegados del Estado Mayor Conjunto (EMCO).

“Las Fuerzas de Operaciones Especiales de los EE. UU. y Chile comparten una larga historia de cooperación y capacitación militar,” dijo a Diálogo el Coronel del Ejército de los EE. UU. Marshall Ecklund, comandante adjunto de SOCSOUTH. “Este intercambio anual se ha convertido en un símbolo del nivel de cooperación entre las Fuerzas de Operaciones Especiales de los EE. UU. y Chile”.

Realizado por segunda vez en los EE. UU., el ejercicio se llevó a cabo entre el 18 de octubre y el 3 de noviembre de 2017 en varios campos de entrenamiento, incluido el centro de capacitación militar Camp Shelby, el Centro de Entrenamiento de Preparación de Combate de la Guardia Aérea Nacional (CRTR, en inglés), y el Centro Espacial Stennis de la NASA, en la costa del estado de Misisipi. Estrella del Norte busca incrementar las capacidades de interoperabilidad de las unidades de operaciones especiales de ambos países.

Beneficios mutuos

“Es de suma importancia conocer y operar con fuerzas extranjeras”, dijo a Diálogo el Comandante de Escuadrilla de la Fuerza Aérea de Chile Daniel Román. “Puesto que todas, en sus diversos ámbitos de acción, poseen experiencias que pueden ser aprovechadas a favor de nuestras operaciones, tanto en el ámbito operativo, logístico y administrativo”.

En el entrenamiento, los efectivos realizaron intercambios de tácticas, técnicas y procedimientos. La capacitación combinada incluyó planificación, comunicaciones, reconocimiento, alcance de armas pequeñas, guerra urbana, batalla cuerpo a cuerpo, operaciones aéreas y tácticas de unidades pequeñas, entre otras.

La costa del estado de Mississippi fue el escenario del ejercicio Northern Star 17 con ejercicios simulados en el ámbito terrestre, marítimo y aéreo. (Foto: Estado Mayor Conjunto de Chile)

“Estrella del Norte brinda la oportunidad de aprender y comprender los posibles desafíos en el entorno de seguridad, cultivar una red de socios amigables y aumentar la interoperabilidad militar”, dijo a Diálogo la Oficina de Asuntos Públicos de SOCSOUTH. “[Es] esencial para respuestas y soluciones cooperativas cuando se enfrentan amenazas comunes”.

Los integrantes participaron de una serie de escenarios para estimular la planificación detallada, además de la aplicación y ejecución de la misión. “La construcción del escenario conjunto y combinado permite que los elementos combinados de las fuerzas de operaciones especiales integren tácticas, técnicas y procedimiento únicos para neutralizar una amenaza”, explicó la Oficina de Asuntos Públicos de SOCSOUTH. “A esto le sigue un proceso que incluye observaciones, revisión y discusión para identificar oportunidades para mejorar el dominio táctico y técnico y lograr un mayor grado de interoperabilidad”.

Estrella del Norte optimiza la preparación de las fuerzas especiales de ambos países para responder a amenazas regionales. Según la Oficina de Asuntos Públicos de SOCSOUTH, “Estrella del Norte mejora drásticamente los esfuerzos combinados para enfrentar las amenazas internas y externas, y coloca a nuestras fuerzas a un mejor nivel táctico para responder a las crisis”.

“Definitivamente, estos ejercicios entregan herramientas basadas en las experiencias que ayudan a obtener mejores resultados en el empleo efectivo de las fuerzas”, añadió el Comdte. Román. “El entrenamiento de los efectivos debe estar siempre enfocado a la simulación de acciones en un ambiente controlado, bajo condiciones lo más reales posible, más aun considerando la absorción de experiencias de fuerzas que han sido empleadas en combate”.

Evolución del ejercicio

El ejercicio conjunto Estrella del Norte tiene como origen el ejercicio Estrella Austral (Southern Star), realizado conjuntamente en Chile desde 2007 por el EMCO y SOCSOUTH. En 2009, el ejercicio tuvo una mayor participación internacional que incluyó tropas de Brasil, Paraguay y Uruguay – fue la única ocasión en que fuerzas de otros países además de Chile y los EE. UU. se unieron al entrenamiento. En 2015, el ejercicio se llevó a cabo por primera vez en los EE. UU. bajo el nombre Estrella del Norte, y desde entonces se ejecuta bianualmente.

“El lugar de entrenamiento brinda la oportunidad de integrar a Estrella del Norte en un entorno único de capacitación conjunta, con áreas de capacitación, activos y equipos dedicados”, dijo la Oficina de Asuntos Públicos de SOCSOUTH. “Brinda a las fuerzas de operaciones especiales la oportunidad de validar la interoperabilidad con socios chilenos en diversos escenarios de entrenamiento aéreo, terrestre y marítimo”.

En Agosto de 2018, Chile será el anfitrión del ejercicio combinado Chile–EE.UU. Southern Star. “Estrella del Norte es una herramienta valiosa para aumentar la comprensión mutua y la confianza y ayudarnos a lograr una interoperabilidad de mayor nivel durante las operaciones combinadas”, concluyó el Cnel. Ecklund. “Nos inspira la dedicación de nuestros socios chilenos y su compromiso inquebrantable para fortalecer relaciones y promover el intercambio de ideas. Esperamos profundizar nuestra colaboración a través de futuros intercambios de capacitación que son vitales para mantener la postura de fuerzas operativas especiales lista y relevante que se requiere para proteger nuestros intereses mutualmente compartidos”.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 2
Cargando las Conversaciones