Infantes de marina de Chile y EE. UU. intercambian experiencias

El programa de intercambio realizado en los EE. UU. permite a los infantes de marina aprender unos de otros.
Felipe Lagos/Diálogo | 4 diciembre 2018

Capacitación y Desarrollo

El Sargento Primero del Cuerpo de Infantería de Marina de Chile Jorge Castro demuestra una técnica de descenso con cuerda como parte de un intercambio de conocimiento entre infantes de marina de Chile y los EE. UU. (Foto: Sargento Segundo del Cuerpo de Infantería de Marina de Chile Pablo Andrade)

Dos infantes de marina chilenos se encuentran en los Estados Unidos otorgando cursos especializados a sus pares estadounidenses. Los cursos, realizados en el marco de un intercambio de conocimiento a largo plazo entre las infanterías de marina de ambos países, empezaron a inicios de noviembre en la Base Pendleton ubicada en San Diego, California.

El intercambio es de dos años de duración, tiempo durante el cual los suboficiales chilenos se integran al cotidiano de los infantes de marina de los EE. UU. y participan de cursos como estudiantes así como instructores. La oportunidad busca reforzar las capacidades de los participantes y asegurar que mantienen un alto nivel de entrenamiento. Asimismo, el intercambio permite estrechar los lazos de confianza y la cooperación mutua entre Chile y los EE. UU.

Los infantes de marina de la Armada de Chile, el Sargento Primero Jorge Castro y el Sargento Segundo Pablo Andrade, asumieron las funciones de instructores del curso de Maestro de Técnicas en Suspensión por Cuerda de Helicóptero del Grupo de Entrenamiento de Operaciones Expedicionarias del Cuerpo de Infantería de Marina de los EE. UU. El Sgto. 2.º Andrade también imparte el curso de Escalador de Asalto.

“Es un orgullo para nosotros los infantes de marina chilenos tener la oportunidad de intercambiar experiencias con una fuerza expedicionaria como el Cuerpo de Infantería de Marina de los EE. UU.”, dijo a Diálogo el Sgto. 1.º Castro. “Personalmente, me siento muy motivado de representar a mi país, la Armada de Chile e Infantería de Marina”.

Experiencia única

Ambos sargentos fueron seleccionados para el intercambio por su excelente hoja de vida, desempeño en sus funciones y dominio del inglés. Los candidatos deben tener un estado físico óptimo y grado mínimo de sargento segundo, además de someterse a una serie de exámenes y pruebas exigentes para ser elegidos. 

Infantes de marina estadounidenses ponen a prueba lo aprendido en un curso impartido por sus homólogos chilenos. (Foto: Sargento Segundo del Cuerpo de Infantería de Marina de Chile Pablo Andrade)

Si bien el intercambio es codiciado por la experiencia única que brinda a los participantes, la Dirección General del Personal de la Armada de Chile solo nombra a un representante cada año. Según la Armada de Chile, un total de 28 infantes de marina, incluso los participantes actuales, hicieron el viaje hacia los EE. UU. para el intercambio bienal desde 1992.

Dentro de las actividades realizadas, los infantes chilenos participan de varios entrenamientos especializados, incluyendo técnicas de inserción y extracción por cuerda, combate urbano, puntería de combate, así como técnicas de rescate en áreas de difícil acceso, técnicas de primeros auxilios y de reanimación cardiovascular. Asimismo, los sargentos realizan ejercicios intensos de día y de noche, en el mar, zonas urbanas y en montañas, simulando el rescate de tropas y poniendo a prueba lo aprendido.  

“En lo personal ha sido una experiencia increíble y llena de desafíos tanto familiares e individuales. Vivir en un país en donde todo es distinto y ver que mis hijos y mi señora se han adaptado rápidamente ha sido maravilloso”, dijo a Diálogo el Sgto. 2.º Andrade. “En la parte profesional ha sido exigente y extenuante, largas jornadas en donde se entrena en actividades de alto riesgo, mucha precisión y destreza”.

Además de participar como alumnos, los sargentos chilenos se desempeñan como instructores en una clase donde se emplean técnicas de descenso en cuerda rápida, empezando desde torres para guiar a los alumnos a utilizar lo aprendido desde helicópteros a más de 12 metros de altura. El Sgto. 2.º Andrade también lidera a alumnos estadounidenses en una clase que pone a pruebas la aptitud física y enseña sistemas de nudos y métodos para hacer un puente colgante con cuerdas, con el fin de realizar asaltos desde escarpaduras, trasladar suministros o cruzar con seguridad. 

“Muchas veces en diferentes cursos o entrenamientos [el Cuerpo de Infantería de Marina de los EE. UU.] nos ve como referentes en nuestra forma de hacer las cosas y la experiencia adquirida por los años en nuestra Armada de Chile”, dijo el Sgto. 2.º Andrade. “En cada curso se les pide a los alumnos que hagan una crítica profesional y constructiva para estos cursos. En varias ocasiones he sido elegido el mejor instructor. Esto demuestra el liderazgo, profesionalismo y alto nivel de entrenamiento que tenemos los infantes de marina de Chile”.  

Al terminar los cursos en diciembre, el Sgto. 2.º Andrade pasará las fiestas de fin de año con sus compañeros estadounidenses antes de regresarse a Chile a inicios de enero de 2019, donde se desempeña como miembro de la Brigada Anfibia Expedicionaria en Concón. Por su parte el Sgto. 1.º Castro permanecerá en EE. UU. un año más, aprendiendo y enseñando, y retornará a su país en 2020 para retomar sus funciones como instructor en la Escuela de Infantería de Marina del Comandante Jaime Charles, en Viña del Mar.

“Ha sido increíble”, concluyó el Sgto. 2.º Andrade. “La camaradería ha sido sincera y mutua ya que al pasar los días nos dábamos cuenta que teníamos más similitudes que diferencias: nuestro compromiso y devoción por el deber cumplido, el amor sin igual por nuestras banderas y compatriotas, además de la inquebrantable fidelidad que está grabada a fuego en nuestros corazones de guerreros”.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 3
Cargando las Conversaciones