Destacados: Una conversación con nuestros líderes

Ejércitos de Chile y EE.UU. trabajan en conjunto en proyectos científicos

El General de Brigada Hernán Araya Santis habla de sus retos como Director de Proyectos e Investigación del Ejército de Chile, además de los proyectos conjuntos entre su país y los Estados Unidos.
Marcos Ommati/Diálogo | 8 mayo 2017

El General de Brigada Hernán Araya Santis es director de Proyectos e Investigación del Ejército de Chile. (Foto: Marcos Ommati/Diálogo)

El General de Brigada Hernán Araya Santis está en el tercer año como Director de Proyectos e Investigación del Ejército de Chile. Tal vez la razón se deba a sus antecedentes académicos. El Gral. de Bda. Araya es Licenciado en Ciencias de la Ingeniería Militar de la Academia Politécnica Militar, Magíster en Sistemas de Armas y Vehículos de la Universidad de Cranfield del Reino Unido y Magíster en Ciencias Militares con mención en preparación, evaluación y gestión de proyectos privados, sociales y de defensa de la Academia Politécnica Militar del Ejército de Chile. Diálogo visitó al Gral. Araya en su oficina en Santiago para hablar de los proyectos en desarrollo actuales y futuros, en particular los desarrollados entre el Ejército de Chile y el Comando de Ingeniería, Desarrollo e Investigación (RDECOM) del Ejército de los Estados Unidos.

Diálogo: ¿Cuál es la función principal de la Dirección de Proyectos e Investigación del Ejército de Chile?

General de Brigada Hernán Araya Santis: La Dirección de Proyectos e Investigación es una organización dentro del Estado Mayor General del Ejército, cuya función principal es asesorar al Comandante en Jefe a través del Jefe del Estado Mayor General del Ejército, en dos áreas principales: la implementación de capacidades militares a través de proyectos y la segunda, coordinando la investigación y desarrollo aplicada hacia nuevas capacidades militares a incorporar a la Fuerza Terrestre.

Diálogo: ¿Cuál es su principal reto como Director de Proyectos e Investigación del Ejército de Chile?

Gral. de Bda. Araya: Básicamente es un reto de planificación y de coordinación para que los organismos ejecutivos lleven a cabo las funciones específicas. Por ejemplo, en esta organización se dirige toda la planificación para implementar una capacidad militar, un sistema de arma en el Ejército. Hay otro organismo que ejecuta el ingreso de ese sistema al Ejército, es decir, el proyecto se formula en esta organización y se implementa en otra. Lo mismo ocurre respecto del área de investigación, en esta organización se generan las directrices, se dan las normas y las coordinaciones para que los centros de investigación, que no dependen de esta dirección, ejecuten los estudios o las investigaciones que al Ejército le interesan para contribuir a algún sistema en particular, que está presente o que se está buscando implementar en el Ejército.

Diálogo: ¿Puede citar algunos proyectos en desarrollo en estos momentos?

Gral. de Bda. Araya:Hay varios proyectos. En general son proyectos de comunicaciones, mando y control y guerra electrónica, otros proyectos son de equipamiento del soldado, equipamiento para instalaciones de salud, centros clínicos y también hospitales de campaña modulares que se despliegan en terreno. Básicamente en eso se está trabajando hoy en día en esta dirección, en la planificación de proyectos que en un futuro cercano deberían concretarse. Estamos también trabajando para implementar en la Fuerza Terrestre, polígonos de tiro virtual y también polígonos de tiro de combate en centros de entrenamiento. Asimismo, hay algunas otras iniciativas que tienen que ver con infraestructura, construcción de cuarteles militares en zonas aisladas del territorio, sobre todo en la zona sur austral de nuestro país.

El Gral. de Bda. Araya (izq.) se reunió en marzo con el subcomandante de RDECOM del Ejército de los Estados Unidos, Gral. de Bda. Anthony Potts, para discutir proyectos conjuntos. (Foto: Marcos Ommati/Diálogo)

Diálogo: ¿Tienen algún contacto con otros ejércitos de la región para desarrollar proyectos de manera conjunta?

Gral. de Bda. Araya: En términos de compartir instalaciones, compartir conocimientos o experiencia de uso, con Argentina se tiene mucho contacto a través de una fuerza standby para Naciones Unidas que se llama Cruz del Sur, que es una fuerza de nivel brigada conjunta combinada, en la cual hay capacidades que se comparten entre los dos ejércitos.

Diálogo: ¿Y con Estados Unidos?

Gral. de Bda. Araya: Yo diría que es uno de los países con el cual hay más intercambio en investigación, capacitación y entrenamiento, incluyendo el área de salud. Por ejemplo, los últimos años han venido desde el Comando Sur a dictar cursos de trauma para nivel de enfermeros de combate y médicos. Hay mucha asistencia y soporte desde el Comando Sur hacia Chile en el área de salud. Ese entrenamiento se desarrolla en la Escuela de los Servicios, donde se forma a los enfermeros de combate en el Ejército de Chile y donde esperamos progresar en el área de simulación para entrenamiento médico, con RDECOM del Ejército de los Estados Unidos.

Diálogo: Las Fuerzas Armadas Chilenas están muy involucradas con la ayuda humanitaria, especialmente cuando hay un desastre en el país, incluso en países vecinos. Ustedes están desarrollando algo en esa área, especialmente porque sufrieron mucho en esos últimos años, con terremotos, tsunamis…

Gral. de Bda. Araya: Sí. Es conocido por todos, Chile es un país que está sometido a los rigores de la naturaleza desde siempre, yo diría que en todas las áreas. En Chile tenemos todo tipo de desastres naturales. Movimientos de tierra, aluviones, nieve, inundaciones, aludes, incendios -como los que tuvimos ahora en enero y febrero en el país-, tsunamis, entre otros. La verdad es que tenemos de todo y efectivamente el Ejército, como una institución permanente de la República y dependiente del ministerio de Defensa, va en ayuda de la población, de sus compatriotas, cooperando cuando se declara la emergencia y también en algunas etapas posteriores. El Ejército cuenta con la capacidad de dar apoyo en caso de emergencias y/o catástrofe por medio de las Unidades de Armas Combinadas que están distribuidas a lo largo de Chile. Por ejemplo, existen puestos de atención sanitaria que se despliegan con medios de la unidad, con personal, médicos, enfermeros y todos sus elementos de atención. Nuestros sistemas funcionan de forma polivalente, atendiendo a la fuerza militar en su zona de empleo y también a la población civil en caso de emergencia. Se trabaja en estrecha coordinación con el ministerio de Salud, para prever y preparar los medios antes de que ocurran los desastres. También se trabaja estrechamente con la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI), que es el organismo del Estado que dirige y coordina a todos los estamentos relacionados cuando hay que enfrentar una catástrofe, en eso se trabaja en forma permanente, con coordinaciones, entrenamiento, apoyo en la toma de decisiones y posteriormente en el empleo de estos medios. Respecto de esto, en temas de ayuda humanitaria, el Ejército está preparando medios de ingenieros y de salud, tal como anunció la presidenta de la República en el foro de Naciones Unidas hace un año y medio, para ser desplegados bajo el mandato de Naciones Unidas en África. No está definido todavía el lugar específico y la fecha, pero posiblemente será después del año 2018, como parte de la contribución que el país hace a la seguridad mundial, a través de las Naciones Unidas.

Diálogo: ¿La Dirección de Proyectos e Investigaciones es exclusiva del Ejército o las otras armas también tienen algo similar?

Gral. de Bda. Araya: Cada Institución de la defensa tiene una organización que dirige la implementación de capacidades navales o aéreas, como es el caso de la Armada y la Fuerza Aérea. No son exactamente iguales, pero son similares, se preocupan de los estudios para implementar nuevas capacidades. Por otra parte, en el área específica de estudios de investigación, para apoyar la implementación de capacidades, relacionado con Estados Unidos, las Fuerzas Armadas cuentan con un permanente intercambio de información. Esto lo vemos en el nivel conjunto durante las reuniones periódicas del Subcomité de Ciencia y Tecnología, organismo que funciona al amparo de las reuniones bilaterales en el nivel defensa, entre el Departamento de Defensa norteamericano y el ministerio de Defensa nacional de Chile. Tanto en este subcomité como a nivel institucional, el Ejército de Chile se relaciona con su par norteamericano, específicamente con el RDECOM del Ejército norteamericano. Hemos estado trabajando en varias áreas, con mayor énfasis en los últimos cuatro o cinco años y con muy buenas perspectivas en el futuro cercano. Esto se da porque ambos países, Estados Unidos y Chile, han generado acuerdos que permiten que estas buenas intenciones se lleven a cabo. Ya desde hace más de 10 años que operan acuerdos entre el Departamento de Defensa norteamericano y el ministerio de Defensa nacional de Chile, como el acuerdo para el intercambio de ingenieros y científicos entre ambos países ESEP. En esta área, el Ejército de Chile es quien ha generado mayor intercambio con su par norteamericano. De hecho, hemos recibido hasta la fecha a cinco profesionales desde el Ejército de Estados Unidos. Hacia RDECOM han ido a trabajar hasta el momento tres ingenieros politécnicos militares, a tres centros de investigación: ARL, CERDEC y ATSD. Estamos prontos a enviar al cuarto este año 2017, idealmente a TARDEC. Existe además un Master Agreement, el cual permite el intercambio de información entre centros de investigación y desarrollo. Hasta la fecha, el Ejército ha implementado ya dos acuerdos de intercambio de información y están en revisión otros dos anexos. Finalmente y hace muy poco, Chile a accedido al acuerdo más importante en el ámbito de defensa, el acuerdo de Investigación, Desarrollo, Pruebas y Evaluación (RDT&E), firmado en octubre de 2016 por el secretario de Defensa norteamericano y el ministro de Defensa nacional chileno. Este trascendental acuerdo permitirá generar no solo intercambios de información en áreas específicas, sino que, permitirá que las conversaciones que se han iniciado en algún área pasen al siguiente nivel, que es conformar proyectos de investigación conjuntos, que permitan realizar desarrollos en un área determinada entre ambos ejércitos, como puede ser potenciar el área de la simulación médica, simulación constructiva y sistemas de entrenamiento virtual, entre otros.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 35
Cargando las Conversaciones