Cadetes estadounidenses, alumnos de la Fuerza Aérea Brasileña

Un intercambio pionero entre la Academia de la Fuerza Aérea Brasileña y la Academia de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos permite a los estudiantes experimentar la vida en el extranjero.
Taciana Moury/Diálogo | 13 diciembre 2017

Relaciones Internacionales

Los cadetes estadounidenses (de izq. a der.) Pablo Steven Vespasiano, Aleigh Morgan Mclean y Maxwell Richard Heefner se integraron a la rutina de la Academia de la Fuerza Aérea Brasileña. (Foto: Aerotécnico de la Fuerza Aérea Brasileña Antônio Messias Santos Conceição)

Tres cadetes de la Academia de la Fuerza Aérea de los EE. UU. (USAFA por sus siglas en inglés), estudian desde principios de agosto en la Academia de la Fuerza Aérea Brasileña (AFA). Los cadetes Pablo Steven Vespasiano, Maxwell Richard Heefner y Aleigh Morgan Mclean son los pioneros de un intercambio entre los dos países, con el objetivo de fortalecer sus aptitudes en lengua extranjera, así como también aumentar la interoperabilidad entre las fuerzas aéreas. Ellos permanecerán en Brasil hasta fines del año lectivo de la AFA, en diciembre.

La experiencia de los tres cadetes estadounidenses incluyó la participación en los adiestramientos militares, como el de supervivencia en el mar. (Foto: Capitán de la Fuerza Aérea Brasileña Fernando Braga Ferrão Galante)

Durante cinco meses los alumnos estadounidenses se integran a la rutina de la AFA en Pirassununga, interior del estado de São Paulo, y cursan asignaturas tales como Aerodinámica, Economía, Liderazgo, Gestión de Personal, Electrónica e Historia Militar, además de actividades vinculadas a la doctrina militar. Fueron seleccionados entre los cadetes que estudiaban el idioma portugués. “Para participar en el intercambio hay que hablar bien el idioma, tener buenas notas y estar bien físicamente”, dijo el Cad. Vespasiano.

Lo que motivó a los estudiantes estadounidenses a elegir Brasil fue la oportunidad de conocer cómo funcionaba otra fuerza aérea. “Teníamos la opción de Portugal, pero se trataba de una universidad civil. Yo quería tener una experiencia militar distinta, conocer la doctrina de los cadetes brasileños”, explicó el Cad. Heefner.

En la USAFA los cadetes se prepararon durante seis meses, desde principios de enero hasta principios de julio de 2017, con el Teniente Coronel de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) Saint-Clair Lima da Silva, instructor en los departamentos de Lenguas Extranjeras y de Ciencias Políticas de la academia. “Varios días a la semana teníamos una hora de clases en la que hablábamos de las costumbres de la AFA y del estilo de vida en Brasil”, contó el Cad. Heefner. Asimismo, los alumnos usaron como fuente de consulta la música brasileña, videos sobre Brasil en Internet y películas. “Yo solía ver películas infantiles dobladas en portugués. Como ya conocía la trama era más fácil entenderlas”, reveló la Cad. Mclean.

Adaptación en Brasil

Para los cadetes estadounidenses las primeras semanas en la AFA fueron de ambientación. Asistieron a clases sobre la cultura brasileña, la historia de la FAB y del país, la rutina militar y el método de evaluación de las materias en la academia. “A pesar de que estaba en el tercer año en Estados Unidos, aquí los colocaron en el cuarto año. Estuvieron en cuartos separados, solo con compañeros brasileños, para facilitar la adaptación al idioma”, contó el Capitán de la FAB Marcelo da Silva dos Santos, instructor en el Escuadrón Fenrir, que recibió a los cadetes.

“Los primeros días no entendía nada de lo que decían. El acento de aquí es muy distinto del que tenía mi profesor brasileño en la USAFA”, recordó el Cad. Vespasiano. “Al principio resultaba intimidante. Teníamos muchas actividades y no lográbamos entender bien el portugués”, añadió la Cad. Mclean. De acuerdo con el Cap. Silva Santos, ya se esperaba esa dificultad inicial con el idioma. “Por más que uno conozca el idioma, cuando se llega a vivir en el lugar, existe todo un vocabulario coloquial al que deben adaptarse. Pero sus compañeros de cuarto los ayudaron en este proceso”, afirmó.

El Cap. Silva Santos destacó la calidad de los cadetes estadounidenses y su disponibilidad para integrarse siempre a las actividades. “En todas ellas presentaron un desempeño satisfactorio, especialmente en la parte física”, reveló. Agregó que la adaptación a la doctrina militar de la AFA fue rápida.

Diferencias entre la AFA y la USAFA

Las diferencias entre las dos academias fueron claras desde los primeros días. “Aquí en la AFA el deporte es obligatorio y se exige mucho en el aspecto militar”, dijo el Cad. Heefner. Para él, las clases en la USAFA son más participativas. “Los alumnos preguntan más. Además, tenemos más laboratorios y proyectos de investigación”, detalló.

Las actividades como campamento y supervivencia en el mar o en la selva las hacemos en verano. Por otro lado, en la AFA estas prácticas se hacen junto a la rutina académica”, contó el Cad. Vespasiano. Para él, algunas materias tienen un grado de profundización distinto. “Acá en Brasil la Aerodinámica se dirige a la formación de pilotos, enfocada a la aviación. En la USAFA es más compleja, dirigida al campo de la ingeniería”, explicó.

Los cadetes de la USAFA y de la AFA asisten a clases juntos. (Foto: Aerotécnico de la Fuerza Aérea Brasileña Antônio Messias Santos Conceição)

La AFA actualmente se ofrece los cursos de Formación de Oficiales Aviadores, de Formación de Oficiales Intendentes y de Formación de Oficiales de Infantería, todos con una duración de cuatro años. Los aviadores empiezan la actividad aérea en el segundo año, cuando aprenden a volar en el T-25 Universal y hacen 34 misiones evaluadas, completando cerca de 36 horas de vuelo al año. Los cadetes aviadores vuelven a pilotear hasta el cuarto año, cuando cumplen alrededor de 75 horas en 64 misiones en el T-27 Tucano, después de que hayan cumplido tres misiones de procedimientos normales y de emergencia en el simulador de la aeronave.

El Tte. Cnel. Saint-Clair explicó que el método de enseñanza de la USAFA enfatiza mucho la lectura previa, el análisis y el debate de los temas en el aula, lo que conlleva una carga de estudio enorme. Por otro lado, la actividad aérea que desempeñan los cadetes tiene la función principal de motivarlos para la aviación. El curso consta de aproximadamente 20 horas de instrucción teórica y cerca de 13 horas de vuelo distribuidas en 10 salidas, de las cuales la última es un vuelo solitario. “Prácticamente no hay reprobados en el curso y el cadete practica aterrizajes, despegues, acercamientos, fallas (pérdida de sustentación), conductas anormales y averías simuladas”, explicó. Agregó que, tras recibirse, los oficiales que sean seleccionados y elijan la aviación realizarán una “selección inicial” de vuelo durante 40 días en la ciudad de Pueblo, en Colorado.

Ventajas del intercambio

El Cap. Silva Santos afirmó que el intercambio con la USAFA es muy positivo para la AFA. “Es una oportunidad de conocer mejor la formación de la fuerza aérea más importante del mundo, que está a la vanguardia del desarrollo de la doctrina y la tecnología”, subrayó. Para el Tte. Cnel. Saint-Clair, la gran ventaja es la posibilidad del contacto con distintas perspectivas respecto de la formación militar y académica.

Los cadetes estadounidenses destacaron los beneficios de la experiencia. “Hoy puedo comprender cómo funciona la jerarquía en Brasil y los objetivos de los adiestramientos”, dijo el Cad. Heefner y agregó que echará de menos la comida y los paseos. “Conocí diversas regiones de Brasil, como Río de Janeiro, Foz de Iguaçu, Salvador y Minas Gerais, una región histórica del país.”

El Cad. Vespasiano se sorprendió con la simpatía de la gente y las bellezas naturales del país. La Cad. Mclean, por otro lado, destacó las lecciones aprendidas durante el adiestramiento de supervivencia en el mar. “Fue difícil quedarse 48 horas entre las olas, pero me pareció interesante ver cómo los oficiales actuaron junto a los cadetes y subordinados durante la actividad”, agregó.

Los cadetes brasileños aprovecharon la oportunidad para practicar su inglés y adquirir nuevos conocimientos con los compañeros extranjeros. “Ellos tienen una visión muy distinta en lo que respecta a la guerra. Tienen que estar preparados para una situación real, ya que son de un país que es protagonista en algunos conflictos”, dijo la Cadete de la FAB Mariana Dutra.

Los cadetes brasileños en la USAFA

Los cadetes brasileños que están estudiando en la USAFA siguen estrictamente la rutina de los cadetes de la academia y están sujetos a las mismas restricciones y privilegios, al igual que los cadetes estadounidenses en la AFA. Todos cursan cinco materias, seleccionadas de acuerdo con sus cursos de formación –Aviación, Intendencia o Infantería– y del aporte a su formación como oficiales de la Aeronáutica, como asignaturas de guerra irregular y desarrollo de liderazgo, entre otras.

Todos se adaptaron muy bien a la rutina de la USAFA, según el Tte. Cnel. Saint-Clair. “Hoy nuestros cadetes se cuentan entre los mejores en las materias que cursan. El Cadete Aviador Christian Eloysio Silva, por ejemplo, obtuvo el promedio más alto entre todos los cadetes de la USAFA —que ascienden a poco más de 1.000— que cursan la materia de Poder Aéreo y Profesión Militar, reveló.

La Cadete Intendente Michelle de Mattos también obtuvo un buen resultado y alcanzó la tercera nota más alta en el curso de Gestión de Producción, Operaciones y Cadena Logística. Por otro lado, el Cadete Aviador Diego Bertolo y el Cadete de Infantería Felipe Cazuza alcanzaron las primeras posiciones en las competiciones deportivas internas de la academia estadounidense.

El Tte. Cnel. Saint-Clair destacó también el privilegio para los cadetes brasileños de estudiar durante seis meses en una de las mejores instituciones de enseñanza de los Estados Unidos. “Este ambiente de excelencia en la enseñanza se aprende y se lleva a Brasil, lo que posibilita una evaluación crítica de nuestros propios métodos y paradigmas en la formación de oficiales”, declaró. “La posibilidad de crear lazos con los cadetes estadounidenses sin duda generará frutos dentro de algunos años, cuando estos jóvenes cadetes lideren sus fuerzas aéreas”, completó.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 21
Cargando las Conversaciones