Ejército Nacional de Uruguay apoya a la población civil ante emergencias climáticas

El Ejército Nacional de Uruguay participa en tareas de asistencia y evacuación de personas afectadas por las inclemencias meteorológicas.
Carlos Maggi/Diálogo | 6 diciembre 2017

El Ejército Nacional de Uruguay desarrolla adecuados planes y protocolos para poner en práctica cuando sea necesario, durante emergencias climatológicas, por ejemplo. (Foto: Ejército Nacional de Uruguay)

Entre junio y septiembre de 2017, el Ejército Nacional de Uruguay apoyó a la población civil afectada por las copiosas lluvias en el país. La zona de acción comprendió a los departamentos de Montevideo, Canelones, Durazno, San José, Lavalleja, Maldonado y Florida, donde la población civil recibió asistencia militar en tareas de evacuación, traslado, instalación de carpas en campamentos y confección de alimentos.

El Ejército desplegó una unidad básica en cada uno de los 19 departamentos del país. Cada una contó con dos secciones orgánicas para responder a la misión subsidiaria de brindar apoyo a la sociedad civil en respuesta a acontecimientos de inclemencias climáticas. Las unidades representaron un 10 por ciento del número de efectivos de cada unidad militar y tenían la posibilidad de ser incrementadas en caso de ser necesario, además de proveer equipo como vehículos, carpas, generadores de luz, cocinas de campaña y enfermerías móviles.

“Lamentablemente, y cada vez más seguido en nuestro país, ocurren tornados, turbonadas, inundaciones, incendios y diferentes casos de emergencias de riesgos sanitarios”, indicó a Diálogo el Coronel del Ejército de Uruguay Wilfredo Paiva, jefe del Departamento de Comunicación Social. “Nuestra fuerza colabora en la evacuación de los afectados, de sus pertenencias, en la confección de las comidas y remoción de escombros, entre otras tareas que se brindan con la finalidad de aportar la ayuda solidaria a la población que más lo necesita en momentos de consternación en que se hace imperiosa la presencia del Estado en el menor tiempo posible”.

La prontitud, eficacia y eficiencia en el apoyo que realiza el Ejército en las misiones subsidiarias es debido a la formación y entrenamiento que tiene la fuerza para su misión principal de defensa nacional. “La misión se cumple por el bien de nuestros compatriotas en estado de suma fragilidad y sentimos satisfacción al proporcionar esa ayuda cuando más se necesita, siendo reconocidos en forma especial en cada una de las oportunidades”, dijo el Cnel. Paiva. “Es importante expresar que en muchas ocasiones tenemos efectivos afectados por las inclemencias climáticas y sin embargo igualmente ayudan a sus vecinos evacuándolos o llevándoles alimentos que se confeccionan en los cuarteles”.

El 15 de abril de 2016 un tornado devastador afectó a la población uruguaya de Dolores, en el departamento de Soriano. El Ejército fue la primera institución del Estado en llegar y la última en irse; un total de 75.000 horas-hombre de trabajo. Con una duración de tres minutos, el tornado fue el segundo más devastador en la historia del país. Dejó seis muertos, daños a casi la mitad de la población de Dolores y millones de dólares en pérdidas materiales.

Abundantes lluvias provocan la salida del cauce de ríos y arroyos, obligando a las personas que viven en la franja ribereña a evacuar sus casas en la búsqueda de un refugio. El apoyo del Ejército es esencial en la evacuación de los afectados. (Foto: Ejército Nacional de Uruguay)

Menos de una hora después de su paso, 80 efectivos del Batallón de Infantería N.º 5 que se encuentra a 38 kilómetros del hecho, se hicieron presentes en la ciudad. “Se cumplieron diferentes tareas como la asistencia a damnificados, evacuación a centros de atención médica, remoción de escombros, disuasión por la presencia de hechos delictivos y confección de comidas para 600 personas durante la primera semana y para 250 personas hasta el último día que estuvieron en el lugar”, destacó el Cnel. Paiva.

Cambio climático

El cambio climático es una realidad con la que el mundo debe convivir. En el caso de Uruguay, se puede constatar con la ocurrencia de lluvias que provocan la salida de los cauces de ríos, lo que obliga a las personas que viven en la franja ribereña a evacuar sus casas en la búsqueda de refugio. Entre el 12 de agosto y el 15 de septiembre de 2017, fuertes lluvias afectaron a la población de Durazno. Allí militares pertenecientes al Batallón de Infantería Blindado N.º 13 actuaron de inmediato para responder a la emergencia, destacando la plena integración entre la sociedad civil y el personal del Ejército.

“Por un lado se ha logrado una coordinación excelente con el comité departamental de emergencias, del cual somos parte fundamental, y por otro lado la población local ya sabe que somos el elemento en el terreno que lleva adelante la intención del Gobierno nacional y departamental de acudir en su auxilio”, expresó el Mayor de Ejército del Uruguay Alejandro Capeluto, segundo jefe del Batallón de Infantería Blindado N.º 13. “La gente nos conoce por nuestras actividades diarias y porque con el correr de los años en la reiteración de las inundaciones en nuestro departamento, ya han visto a nuestros vehículos y nuestros soldados evacuar a las personas y sus pertenencias.”

El Ejército Nacional de Uruguay no solamente trabaja durante el transcurso de una situación de emergencia. Parte importante de su éxito radica en prepararse durante situaciones de calma y desarrollar adecuados planes y protocolos para poner en práctica cuando sea necesario; monitorear la evolución de las diferentes situaciones a través del tiempo, procurando diseñar soluciones antes de que sucedan las emergencias; y llevar adelante ensayos y simulacros. “Ayudar a quienes más lo necesitan representa para el batallón un reto profesional, ya que estas situaciones ponen a prueba nuestra capacidad para planificar y ejecutar operaciones de diversa índole, logrando mostrar nuestro nivel de preparación y entrenamiento, desarrollando lazos firmes y sinceros con la sociedad civil, haciendo a la vez que nuestra profesión sea no solamente aceptada, pero también distinguida por el nivel profesional y humano de sus integrantes”, concluyó el May. Capeluto.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 2
Cargando las Conversaciones