Fuerza Aérea Uruguaya desarrolla reuniones bilaterales con sus similares de Sudamérica

El Estado Mayor de la Fuerza Aérea Uruguaya desarrolla reuniones bilaterales con sus similares de Argentina, Chile, Paraguay y Colombia, en la búsqueda de estrechar lazos de amistad y alcanzar acuerdos de cooperación.
Carlos Maggi/Diálogo | 11 octubre 2017

La delegación de autoridades de Argentina la encabeza el Brigadier Mayor Fernando Luis Nieto, subjefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea Argentina (séptimo de izquierda a derecha), y la comisión representativa de Uruguay es liderada por el Brigadier General (Aviador) Ismael Alonzo, jefe del Estado Mayor General de la FAU (sexto de izquierda a derecha). (Foto: Fuerza Aérea Uruguaya)

En el marco de los acuerdos vigentes, se desarrolla la reunión bilateral de los estados mayores de la Fuerza Aérea Uruguaya (FAU) y sus similares de Argentina y Chile. En la ocasión, se analizan diferentes temas de común interés donde se pretende afianzar los lazos de amistad que históricamente han caracterizado a estas naciones sudamericanas. Uruguay mantiene acuerdos bilaterales con varios países de la región, donde a los ya nombrados se suma Brasil, Colombia y Paraguay. Las fuerzas aéreas de la región tienen el desafío de adquirir nuevas tecnologías para resguardar y cumplir con las tareas que la constitución y el poder ejecutivo de cada país les delegue.

En Montevideo se desarrolla la instancia que es precedida por el Brig. Gral. (Av.) Alonzo, jefe del Estado Mayor General de la FAU (a la izquierda), y por el General de Aviación Lorenzo Villalón del Fierro, jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea de Chile (a la derecha). (Foto: Fuerza Aérea Uruguaya)

En orden cronológico, la primera reunión se desarrolló entre los estados mayores de Uruguay y Argentina y posteriormente los de Uruguay y Chile. Estas reuniones se cumplen en base a una agenda preestablecida y en las que se abordan temas como el intercambio de experiencias entre ambas naciones y el apoyo para diversas actividades, entre otros. “Una de ellas es la ayuda en la lucha contra incendios forestales, y también la planificación de un futuro ejercicio que se denomina Cooperación, que trata de coordinar todos los medios para ayudar a países con problemas como tsunami, terremotos e incendios, entre otros”, dijo a Diálogo el Brigadier General (Aviador) Ismael Alonzo, jefe del Estado Mayor General de la FAU.

Los vínculos de amistad y cooperación entre Uruguay y Argentina y especialmente entre Uruguay y Chile tienen una historia centenaria, ya que los precursores de la aviación militar uruguaya se formaron en la escuela de aviación chilena en el año 1915. La oportunidad de intercambiar conceptos es de vital importancia ya que se adquiere mayor experiencia. “En estas reuniones también se abordan temas relacionados al conocimiento, cursos de especialización para pilotos y aerotécnicos en Chile y Uruguay; con Argentina se analizan los mismos temas y problemas, ya que ambas fuerzas aéreas tenemos el desafío de apostar a nuevas tecnologías para resguardar y cumplir con las tareas que la constitución y el poder ejecutivo nos delegue”, añadió el Brig. Gral. Alonzo.

Las reuniones bilaterales se cumplen cada dos años rotando las sedes, y permiten facilitar la reciprocidad, fortalecer los lazos de fraternidad y acrecentar el acervo profesional y la capacidad técnica de ambas fuerzas. El 30 de agosto se cumplió en Montevideo la instancia entre las fuerzas aéreas de Uruguay y Paraguay; entre el 12 y el 16 de septiembre se realizó un encuentro de similares características entre la Fuerza Aérea de Colombia y su par de Uruguay, en la ciudad de Bogotá, mientras que con Brasil se reactivó el documento de acuerdo de cooperación que se había firmado anteriormente.

La reunión bilateral entre Uruguay y Paraguay se desarrolló en Montevideo, encabezada por el Brig. Gral. (Av.) Alonzo, jefe del Estado Mayor General de la FAU (a la derecha), y por el General de Brigada Aeronáutico Osvaldo Almirón, jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Paraguaya (a la izquierda). (Foto: Fuerza Aérea Uruguaya)

Un ejemplo de los acuerdos refrendados en las reuniones incluye los ejercicios combinados como el denominado Cooperación V, cuyo desarrollo estaba previsto para el 25 de septiembre en las ciudades de Santiago de Chile, Puerto Montt y la Isla grande de Chiloé. Este fue suspendido para responder a las emergencias sufridas en el Caribe y México debido a los recientes desastres naturales. Durante el ejercicio se simularía la ocurrencia de un terremoto, seguido de tsunami y erupción volcánica, ante lo cual los 20 países de la región que conforman el Sistema de Cooperación entre las Fuerzas Aéreas Americanas participarían con personal y aeronaves, con el propósito de brindar ayuda en la zona afectada, por medio de operaciones aéreas de apoyo humanitario, búsqueda y rescate. Los 1.200 efectivos que debían ejecutar las operaciones con el apoyo de cerca de 30 aeronaves de transporte pesado, liviano y helicópteros, para establecer un puente aéreo, fueron movilizados hacia los esfuerzos de respuesta ante desastres y ayuda humanitaria en el Caribe tras el paso de los huracanes José, Irma y María.

Otro ejemplo es el ejercicio que tendrá lugar en el mes de noviembre entre las fuerzas aéreas de Argentina y Uruguay denominado Tanque, donde aeronaves de combate de Uruguay con tripulaciones mixtas serán aprovisionadas de combustible en vuelo por un C-130 Hércules.

Acuerdo bilateral también fuera de la región

El Uruguay mantiene vigente diferentes acuerdos con otros gobiernos en materia de cooperación en el ámbito de la defensa; prueba de ellos ha sido la llegada de tres aviones caza bombarderos A-37B que donó Ecuador, a los que ya había dejado fuera de servicio y que arribaran a la base aérea de Durazno, en Uruguay, en 2014. “Los acuerdos son siempre una oportunidad. Cuando llegamos al Ministerio de Defensa existían acuerdos que eran prácticamente unidireccionales”, dijo el ministro de Defensa Nacional de Uruguay Jorge Menéndez. “Hoy hemos ampliado este abanico de posibilidades a los países de América del Sur, también de Europa, y en ese sentido tenemos acuerdos con Francia, España, Portugal y ahora hemos firmado con Italia. Tenemos algunas líneas de negociación que no son espontáneas, que generan trabajo, que tienen que ver con la adquisición e intercambio de materiales, también de formación recíproca que es muy importante para nuestro país”, subrayó Menéndez, quien agregó que se es optimista de que surjan novedades en el mediano plazo sobre las posibilidades que existen en este tipo de acuerdos para la adquisición de material que se destine a las fuerzas armadas.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 6
Cargando las Conversaciones