Unidos para combatir la delincuencia cibernética

Expertos militares y otros profesionales se reunieron en un foro internacional para debatir estrategias para aplicar las mejores prácticas en materia de tecnología de la información, intercambio de información y seguridad cibernética.
Teniente Coronel del Ejército de los EE. UU. Jay H. Anson, jefe de la División de Seguridad Cibernética de SOUTHCOM * | 19 mayo 2017

Relaciones Internacionales

Ciberexpertos militares y gubernamentales de Latinoamérica, el Caribe y los Estados Unidos se reunieron durante el Simposio de Naciones Amigas sobre Comando, Control, Comunicaciones, Informática y Ciberespacio. (Foto: SOUTHCOM)

Las fuerzas militares de Latinoamérica y el Caribe toman medidas serias para contrarrestar los ataques cibernéticos. Combatir los ataques maliciosos, proteger las redes y detener a los ciberadversarios son actividades que forman parte de su labor en pro de la seguridad cibernética. Estas estrategias sentaron las pautas del debate en el que participó un grupo de ciberexpertos militares y gubernamentales de Latinoamérica, el Caribe y los Estados Unidos durante un evento anual denominado Simposio de Naciones Amigas sobre Comando, Control, Comunicaciones, Informática y Ciberespacio (PNC5S, por sus siglas en inglés).

Argentina, Barbados, Belice, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Estados Unidos, Granada, Guatemala, México, Nicaragua, Paraguay, Perú, el Reino Unido, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Surinam, Trinidad y Tobago, y Uruguay se reunieron en Miami del 18 al 20 de abril, para hablar sobre una variedad de temas relacionados con las mejores prácticas en materia de tecnología de la información, intercambio de información y seguridad cibernética.

El Comando Sur de los EE. UU. (SOUTHCOM, por sus siglas en inglés) organizó el evento con la participación del Departamento de Defensa de los Estados Unidos y socios del sector. El objetivo de la conferencia fue aportar una variedad de perspectivas, exhibir las capacidades actuales y futuras, promover la interoperabilidad, y abrir las puertas hacia una futura colaboración que permita enfrentar los retos comunes en el ámbito de la seguridad regional.

“La lección principal que hemos aprendido durante varias décadas defendiendo nuestras redes es que basta con que un usuario descuidado haga clic en un correo electrónico de phishing, para tirar por la borda los miles de millones de dólares invertidos en tecnología de seguridad cibernética”, dijo el Coronel del Ejército de los EE. UU. Jonathan R. Moelter, director de información de SOUTHCOM. “Las campañas para educar a los usuarios contra el phishing y los sitios web maliciosos constituyen la mejor y más rentable defensa contra las amenazas a la seguridad cibernética”, agregó el Cnel. Moelter.

La seguridad cibernética es un reto que deben enfrentar todos los países de la región. “El ciberespacio está siendo explotado por delincuentes, terroristas o diferentes grupos o personas que amenazan la seguridad o la defensa de los países y se aprovechan, justamente, del anonimato para poder realizar ataques sin ser identificados”, dijo el Coronel del Ejército de Uruguay Pablo E. Camps, responsable del Equipo de Respuesta a Incidentes de Seguridad Cibernética de Defensa del ministerio de Defensa Nacional. Uruguay trabaja en una red nacional de seguridad cibernética para combatir la ciberdelincuencia.

“Hay datos en México de que el crimen cibernético deja más recursos económicos al crimen que el propio narcotráfico o la delincuencia organizada”, dijo el Capitán de Fragata de la Marina de México Jorge Daniel Berdón Lara, jefe Grupo de Gestión Continuidad de Infraestructura del Estado Mayor General de la Marina de México. “Es importante compartir cuáles son los riesgos, las amenazas y las vulnerabilidades que tenemos en la región… Necesitamos motivar el intercambio de información sobre amenazas y riesgos en el ciberespacio, y conocernos para saber quiénes somos los que estamos trabajando en estos temas.”

Por su parte, el Sargento Emel Jacobs, oficial de Información y Tecnología de la Fuerza de Policía Real de San Vicente y las Granadinas explicó la importancia del tema para su país, que también debe hacer frente a los ataques de ciberdelincuencia. “La mayor parte de la ciberdelincuencia no ocurre solo en nuestra región, sino que está sucediendo en todo el mundo”, precisó. “Se encuentra en la Internet, y debemos conocer cuáles son los problemas que los países enfrentan y ver dónde podemos ayudarnos los unos a los otros.” En San Vicente y las Granadinas se acaban de implementar leyes contra la ciberdelincuencia.

Amenazas a la seguridad cibernética

Las redes de amenazas para la seguridad cibernética llevan a cabo una gama de actividades ilícitas desestabilizadoras para dañar la infraestructura o generar ganancias. Las Fuerzas Armadas de Brasil trabajan para abordar esta dimensión de la seguridad. “Trabajamos arduamente en la protección de los sistemas críticos relacionados con las fuerzas militares de nuestro país”, comentó el Coronel del Ejército de Brasil Alan Denilson Lima Costa, jefe del Estado Mayor Conjunto del Comando de Defensa Cibernética.

Según el Cnel. Denilson, la ciberdelincuencia ataca a todos los ciudadanos, las empresas y los gobiernos, y crece con mucha rapidez. Entre los instrumentos que la ciberdelincuencia utiliza en Brasil, dijo, se encuentran el robo de datos personales y financieros, como los fraudes que involucran las cuentas y las tarjetas de crédito, así como el secuestro de información por parte de piratas informáticos que exigen un pago por su liberación. El Cnel. Denilson agregó que, si bien trabajan mucho a nivel interno para combatir la economía clandestina de la ciberdelincuencia, Brasil también coopera con países del hemisferio occidental y Europa para derrotar esta amenaza.

El Capitán de Corbeta de la Guardia Costera de Trinidad y Tobago Tonino K. Tracey (izq.), y el Coronel del Ejército de Brasil Alan Denilson Lima Costa prestan atención a una presentación durante el simposio. (Photo: Geraldine Cook/Diálogo)

De los diferentes tipos de delitos cibernéticos, el ransomware es el que ha tenido un mayor aumento. “El crimen cibernético es la amenaza número uno en México, pero últimamente las estadísticas marcan que las oficinas del gobierno están sufriendo ataques principalmente relacionados con el robo de datos”, indicó el Cap. de Frag. Berdón. México trabaja en una estrategia nacional de seguridad cibernética para frustrar los ataques.

Mejorar las estrategias

Para mantenerse a la vanguardia en este ámbito, SOUTHCOM creó OneNet, un sistema multilateral de información que depende del programa del Sistema de Información del Entorno de Socios de Misión del Departamento de Defensa de los EE. UU. OneNet proporciona los medios para coordinar datos clasificados entre SOUTHCOM y las naciones amigas.

El plan es contar con “redes transregionales y transnacionales donde todos estén en igualdad de condiciones y pueda haber colaboración entre los Estados Unidos y las naciones amigas, y entre ellas mismas”, dijo el Capitán de Corbeta de la Marina de los EE. UU. Matthew Johnson, administrador del programa del Sistema de Información Multinacional, el programa de información de defensa responsable por las redes de las naciones amigas.

El Cap. de Corb. Johnson afirmó que el objetivo final del SOUTHCOM es “contar con una red en la que las naciones amigas puedan operar con comodidad, sin preocuparse por las amenazas de piratas informáticos, usuarios ilegales o usuarios no autorizados. En última instancia, se trata de la colaboración como factor de comodidad; deben tener confianza en que, cuando utilizan esta red, su información está segura y no corre ningún riesgo. Es nuestra responsabilidad como proveedores técnicos mitigar ese riesgo de la mejor forma que podamos”.

Otros temas que fueron tratados en la conferencia fueron las amenazas internas, la Red Oscura (sitios web que ocultan su identidad) y las contramedidas que surgen para combatir esos desafíos, como la tecnología de cadena de bloques (base de datos segura especial). Sin embargo, después de tres días, el personal militar, de seguridad pública y del sector privado llegaron a la misma conclusión: es imperioso trabajar juntos para derrotar a la ciberdelincuencia.

“Las amenazas a la seguridad cibernética evolucionan, y hay cosas que pueden ser aplicables hoy que no lo serán mañana”, explicó el Capitán de Corbeta de la Guardia Costera de Trinidad y Tobago Tonino K. Tracey, comandante de la Unidad de Seguridad Portuaria. “Debemos ser capaces de aprender de las experiencias de los demás para implementar las medidas de seguridad que todos necesitamos”, añadió.

“Es muy importante colaborar; este tipo de amenazas no tiene fronteras”, dijo el Cnel. Camps. “Es muy valioso participar en este tipo de intercambio en un entorno multilateral o bilateral, porque podemos aprender mucho de las lecciones aprendidas [de otros países].”

El Cnel. Denilson estuvo de acuerdo. “La clave para detener a la ciberdelincuencia es la integración de las fuerzas armadas. Será muy difícil combatirla si estamos aislados.”

*Geraldine Cook/Diálogo contribuyó a este artículo.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 24
Cargando las Conversaciones