Tesoro de los EE. UU. sanciona a operadores financieros vinculados a Los Zetas

Por Dialogo
julio 25, 2013


El 23 de julio, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos designó a dos ciudadanos mexicanos, José Odilón Ramírez Perales e Ismael López Guerrero, según lo establecido por la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros del Narcotráfico (Ley Kingpin), por sus vínculos con la sanguinaria organización mexicana Los Zetas.

Ramírez Perales es un operador financiero con mucho poder, responsable del control y lavado de decenas de millones de dólares en fondos contrabandeados para los cabecillas de Los Zetas, Miguel Treviño Morales y Omar Treviño Morales, desde los Estados Unidos hasta México. López Guerrero cobra sumas ilícitas a partir de operaciones que realizan Los Zetas en Nuevo Laredo y envía altos montos de efectivo contrabandeado a Ramírez Perales, en concepto de custodia y procesado en Coahuila, México.

“El arresto de Miguel Treviño Morales tuvo lugar el 15 de julio a primeras horas de la mañana. El criminal fue capturado junto a sus asesores de máxima confianza, incluido un contador clave. Este es otro claro ejemplo de la fundamental importancia que tienen los operadores financieros dentro de la estructura operacional de los carteles de la droga”, manifestó Adam J. Szubin, Director de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) perteneciente al Tesoro. “Las medidas que del Tesoro apuntan a las actividades de otros dos operadores financieros de Los Zetas. Seguiremos apoyando a nuestros aliados mexicanos para detectar aquella ganancia malhabida que proviene del lavado de dinero de Los Zetas.

Ramírez Perales es buscado por el Distrito Sur de Texas por lavado de dinero vinculado al narcotráfico, y está sujeto junto a sus compañeros imputados, a la confiscación de unos US$ 20 millones en dicho distrito. En octubre de 2012, las autoridades mexicanas capturaron a Ramírez Perales y luego arrestaron a López Guerrero, posterior a un tiroteo en julio de 2012. Al momento de su arresto, López Guerrero, alias Gilberto Godina Guerrero, era sospechoso de posesión de artillería, drogas y divisas. Los arrestos de estos individuos y otros miembros jerárquicos de Los Zetas, como por ejemplo Miguel Treviño Morales, junto con la muerte de Heriberto Lazcano-Lazcano, ex cabecilla de dicho cartel, han sido esenciales para la debilitación de la organización.

La designación a la lista prohíbe a ciudadanos estadounidenses vincularse en transacciones con estos individuos y congela todos los bienes que tengan en jurisdicción estadounidense.

En abril de 2009, el presidente estadounidense designó a Los Zetas como una importante organización narcotraficante según la Ley de Cabecillas. Luego, el 24 de julio de 2011, el mandatario clasificó a Los Zetas bajo la designación de importante Organización Criminal Transnacional en el Anexo de la Orden Ejecutiva 13581 (Bloqueo de Bienes de Organizaciones Criminales Transnacionales). Además, la OFAC designó a Miguel y Omar Treviño Morales, cabecillas de Los Zetas, el 20 de julio de 2009, y el 24 de marzo de 2010, respectivamente. Desde 2009, la OFAC ha designado a decenas de cabecillas de mercados claves, narcotraficantes y lavadores de dinero que operaban en nombre de Los Zetas valiéndose de autoridades de la Ley de Cabecillas.



Share