Apoyo de Estados Unidos a cuerpos policiales costarricenses rinde frutos

Por Dialogo
marzo 02, 2012


En el marco del Programa de Amistad Duradera, el gobierno de Estados Unidos le ha dado a los cuerpos policiales del Ministerio de Gobernación, Policía y Seguridad Pública de Costa Rica un valioso aporte de recursos para el fortalecimiento de las competencias de su personal y las capacidades de su equipamiento e infraestructura.

Solo en el 2011 la ayuda superó los $7 millones y benefició al Servicio Nacional de Guardacostas, el Servicio Nacional de Vigilancia Aérea, la Policía de Control de Drogas y la Fuerza Pública.

Entre los principales aportes destaca la construcción de la nueva Estación de Guardacostas en Caldera, Puntarenas; la remodelación de tres embarcaciones de 82 pies y el aporte de dos nuevas lanchas interceptoras de 33 pies, junto con dos vehículos para transportarlas y un contenedor de repuestos para un año de mantenimiento. Estas lanchas, especiales para operativos de persecución, están en operación en las estaciones navales de Quepos y Golfito.

Además, como parte del equipo donado, el Servicio Nacional de Guardacostas cuenta con un sistema de rastreo digital que en tiempo real brinda información exacta de la posición y ruta de las embarcaciones sospechosas, detectadas por los aviones que sobrevuelan el territorio nacional como parte de las funciones asignadas en el tratado bilateral para la cooperación para suprimir el tráfico ilícito.

Estos equipos y sistemas tecnológicamente avanzados, mejoraron el mando y control de las operaciones policiales y permiten prever una respuesta adecuada a las amenazas ambientales y delincuenciales, las emergencias marítimas y los desastres naturales en aguas territoriales.

Producto del patrullaje conjunto entre los servicios de guardacostas de Estados Unidos y Costa Rica, al concluir el 2011 se contabilizaron ocho operaciones especializadas que permitieron el decomiso de más de 1.515 toneladas de cocaína.

Costa Rica agradece este esfuerzo de cooperación, que pretende apoyar la lucha contra el narcotráfico internacional, dándoles a los cuerpos policiales la capacidad técnica para enfrentar este ilícito negocio, y proveer sistemas avanzados de comunicación para la inter-operatividad entre dichas instancias policiales.





Share