Militares Estadounidenses Brindan Ayuda Y Evacuan Víctimas De Inundaciones En Costa Rica Y Panamá

U.S. Military Delivers Aid, Evacuates Flood Victims in Costa Rica, Panama

Por Dialogo
diciembre 12, 2008

U.S. SOUTHCOM Public Affairs Dos equipos militares de ayuda para catástrofes de la Fuerza de Tarea Conjunto Bravo, localizada en la Base Aérea Hondureña Soto Cano, han entregado más de 126.000 kilogramos de provisiones de ayuda a las víctimas de las comunidades afectadas por las inundaciones en Panamá y Costa Rica. Los equipos, compuestos por 68 militares estadounidenses de la Fuerza de Tarea, han brindado su ayuda a los esfuerzos de socorro de Estados Unidos en ambos países desde el 26 de noviembre. Durante los siete días anteriores, los equipos han volado a 95 misiones utilizando los helicópteros “Chinook” y “Blackhawk” para distribuir suministros y evacuar a 17 víctimas de las inundaciones que necesitaban ayuda médica inmediata. El Comando Sur de Estados Unidos dirigió los equipos para dar apoyo a los grupos de socorro estadounidenses que ya se encontraban brindando ayuda en Costa Rica y Panamá, luego de que las autoridades de ambos países declararan estado de emergencia y pidieran ayuda a Estados Unidos. “Estamos aquí para ayudar y nuestros equipos están preparados para hacer lo que se pueda, ya sea a través de apoyo aéreo, misiones de búsqueda y rescate, como también brindar asistencia médica", dijo el Coronel del Ejército Richard Juergens, Comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo. "Estamos trabajando mano a mano con nuestros compañeros panameños y costarricenses para ayudar a quienes más lo necesiten”. Según el Sistema Nacional de Defensa Civil, cerca de Bocas del Toro, Panamá, una región donde los helicópteros de la Fuerza de Tarea han entregado suministros, tres personas han muerto a causa de la inundación, siete resultaron heridas, más de 1.000 hogares fueron destruidos o dañados y más de 14.500 residentes se vieron afectados. La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), organismo gubernamental estadounidense que lidera la asistencia internacional para catástrofes, está dirigiendo los esfuerzos de socorro en ambos países. “Nos complace contribuir con los talentos y recursos de nuestra fuerza de tarea para ayudar a las comunidades afectadas por estas terribles inundaciones”, dijo el Almirante James Stavridis, Comandante del Comando Sur de Estados Unidos. “Seguiremos ayudando a USAID y a las autoridades locales hasta que nuestra ayuda no sea necesaria”. "USAID brindó los fondos iniciales para la obtención y el transporte de productos de ayuda para emergencia y desplegó expertos en catástrofes en las áreas afectadas”, dijo Ky Luu, director de la Oficina de Asistencia para Desastres en el Extranjero de Estados Unidos, perteneciente a USAID. Luu explicó que USAID llevó suministros de ayuda para emergencias por aire, desde los depósitos de la agencia en Miami hasta Panamá y Costa Rica, utilizando capital comercial. Entre los suministros transportados por aire se incluyeron sábanas, botiquines de higiene y contenedores de agua. Agregó que los expertos en catástrofes de USAID también están trabajando junto a las autoridades locales para mayor asesoramiento sobre los daños de la inundación y para determinar si se necesita ayuda adicional de Estados Unidos. Previamente, en noviembre de 2006, la Fuerza de Tarea había ofrecido asistencia para catástrofes en Panamá, brindando asistencia humanitaria a comunidades afectadas por las inundaciones en las cercanías de Colón y en algunas partes al norte de Panamá. Durante esos cuatro días de misión de asistencia, la Fuerza de Tarea evacuó víctimas y trasportó por aire cerca de 60.000 kilogramos de suministros de comida, agua, colchones y artículos de higiene.
Share