Edición XXVIII del curso NAVANTAR se desarrolla en Argentina

Twenty-eighth Edition of NAVANTAR Course Held in Argentina

Por Nastasia Barceló/Diálogo
octubre 27, 2017

Del 28 de agosto al 08 de septiembre Argentina fue sede del consolidado curso de Navegación Antártica XXVIII Capitán de Navío Vicente Manuel Federici (NAVANTAR). Fue organizado e impartido por la Escuela de Ciencias del Mar (ESCM), el Ministerio de Defensa, el Servicio de Hidrografía Naval (SHN) y la Dirección Nacional del Antártico de Argentina, y contó con la participación de 10 marinas de la región y del mundo. De acuerdo a la Organización Marítima Internacional (OMI), el NAVANTAR ya se configura como un curso imprescindible para quienes deban navegar en aguas polares. Una de las novedades de la edición 2017 fue la incorporación del Módulo de Hielos al Simulador Transas “Navi-Trainer Professional 5000”. Como docentes, participaron el personal civil y militar del SHN de Argentina, unidad dependiente del Ministerio de Defensa. En calidad de alumnos participaron 52 oficiales de la Marina Mercante de Argentina y del exterior, como la Armada de Uruguay, la Armada de Chile, la Fuerza Naval de Sudáfrica, la Marina de Guerra del Perú, la Marina Militar de Italia, la Fuerza Naval de India, la Armada de España, la Fuerza Naval de Bolivia, la Marina de Brasil y la Armada de los Estados Unidos. Uno de los objetivos centrales del curso NAVANTAR es el de contribuir con los conocimientos necesarios para cumplir con el derecho internacional aplicable y de esta manera obtener una navegación más segura, así como capacitar sobre la normativa referente a la contaminación ambiental. El curso se desarrolló en torno a conceptos vinculados a la “seguridad náutica” en aguas polares y en la prevención de la contaminación ambiental, temas en que la Armada de Argentina cuenta con amplia experiencia. Relaciones Internacionales y Legislación Antártica, y Navegación y Seguridad Náutica fueron temas incluidos en el plan de estudios del NAVANTAR. Todo el contenido fue elaborado de acuerdo con las recomendaciones emanadas de la OMI. “El NAVANTAR tiene la finalidad de ser identificado como un curso modelo de la OMI; es por eso que en él se desarrollan tópicos relacionados a los requisitos aplicables para que los buques naveguen en aguas polares”, explicó el Contraalmirante de la Armada Gustavo Jorge Iglesias, director general de Educación de la Armada de Argentina. “Estamos cada vez más conscientes de la relevancia de compartir el preciado conocimiento y la experiencia adquirida durante más de un siglo en aquellas aguas gélidas con aquellos que integrarán las dotaciones de buques que pondrán proa al sur”, agregó. A lo largo del curso se abordaron aspectos referentes a la importancia del continente antártico para la historia de Argentina y su relación con el mar, puesto que el país —mediante su Armada Nacional— tiene presencia de manera ininterrumpida en la Antártida desde el año 1904. El Contralmte. Iglesias dijo que la Armada y el SHN fueron partícipes activos en el desarrollo y la organización del Código Internacional Polar para navegar las aguas gélidas de la OMI desde el año 2014. El Capitán de Fragata de la Armada de Argentina Gustavo Daniel Ferraro, subdirector de la ESCM, destacó que el curso lleva el nombre del Capitán de Navío Vicente Manuel Federici en homenaje al extinto oficial superior, quien fuera asesor náutico antártico del SHN por muchos años. “El Capitán de Navío Vicente Manuel Federici es reconocido nacional e internacionalmente por su amplia experiencia en las operaciones en la Antártica”, resaltó. Una de las innovaciones de la edición 2017 del curso fue la incorporación de un módulo de hielo, que se agregó al simulador Transas Navi-Trainer Professional 5000. “Dicho módulo permite recrear escenarios con la existencia de hielo marino y terrestre, lo que permitió que los participantes visualizaran mediante una simulación cómo es navegar en distintos tipos de campos de hielo”, añadió el Cap. de Frag. Ferraro. Asimismo destacó que de acuerdo con las enmiendas incorporadas al Convenio Internacional sobre Normas de Formación, Titulación y Guardia para la Gente de Mar, firmado en Manila en el año 2010, es posible que la realización anual del NAVANTAR sea un requisito obligatorio, a corto o mediano plazo, para trabajar en buques que naveguen en aguas polares. “Como parte de la capacitación también se dictó un curso de adiestramiento operacional para el empleo del módulo de hielos, en dónde contamos con la presencia del profesor asociado Christian Hempstead, instructor de Transas Américas”, concluyó el Cap. de Frag. Ferraro.
Share