Tropas Salvadoreñas Regresan De Irak Y Ponen Fin A Misión De Cinco Años

Un contingente de 200 efectivos del ejercito salvadoreño retornaron este sábado de Irak, ‎poniendo fin a tareas de seguridad y reconstrucción que desarrollaron durante cinco años ‎y medio, informaron fuentes oficiales.‎
WRITER-ID | 10 febrero 2009

Un contingente de 200 efectivos del ejercito salvadoreño retornaron este sábado de Irak, ‎poniendo fin a tareas de seguridad y reconstrucción que desarrollaron durante cinco años ‎y medio, informaron fuentes oficiales.‎

Tras arribar en los primeros minutos del sábado a la Base Aérea de Comalapa, 44 km al ‎sureste de San Salvador, los soldados de fuerzas especiales pertenecientes al décimo ‎primer contingente del batallón Cuscatlán, pasaron un chequeo médico luego de entregar ‎sus armas y pertrechos.‎

Los soldados de la base de Comalapa se trasladaron en una veintena de camiones hacia ‎San Salvador, mostrando banderas de El Salvador y de Irak.‎

Al entrar en la capital, la tropa se detuvo ante la imagen del Cristo de La Paz, donde el ‎obispo militar, Fabio Colindres, presidió un acto litúrgico de "acción de gracias".‎

Durante su permanencia en las ciudades iraquíes de Nayaf, Diwaniya, Al Hilla y Al Kut, ‎las tropas salvadoreñas sufrieron cinco muertos y una veintena de heridos.‎

El coronel César Acosta, comandante del batallón, dijo sentirse "orgulloso de haber ‎cerrado la misión con buen suceso".‎

Durante su presencia en Irak, según el coronel Acosta, las tropas salvadoreñas ‎desarrollaron 353 proyectos de reconstrucción y 191 de ayuda humanitaria que ‎beneficiaron a siete millones de iraquíes.‎

‎"Fue una experiencia muy grande el haber compartido el esfuerzo y trabajar hombro a ‎hombro con muchos países, y trabajar por un solo objetivo: lograr la estabilidad y apoyar ‎la paz de Irak", declaró a la AFP el coronel Acosta.‎

Una vez finalizado el acto oficial en el Comando de Apoyo de Transmisiones (CATFA), ‎en un ambiente dominado por música salvadoreña y el corrido del batallón Cuscatlán, los ‎soldados se fundieron en abrazos con sus familiares.‎

Los soldados entregaron a sus familiares recuerdos, entre los que figuraban camellos en ‎miniatura y platos de bronce con estampas de monumentos históricos de Irak.‎

El mayor y piloto aviador Alejandro Coto dijo sentir "una tremenda alegría de regresar ‎con bien" y reencontrarse con su familia.‎

El sargento Eduardo Argueta dijo que la estadía en Irak le deja "sentimientos muy ‎profundos" por ver que en un país rico en petróleo existe una "impresionante pobreza".‎

Por acuerdo con Estados Unidos, El Salvador envió sus tropas a Irak en agosto de 2003, ‎pero dos meses después quedaron al amparo de la resolución 1546 del Consejo de ‎Seguridad de la ONU, que otorgó al gobierno provisional iraquí plenas funciones y ‎autoridad.‎

Los efectivos salvadoreños emprendieron su retirada luego de que, el 23 de diciembre, el ‎presidente Elías Antonio Saca anunció el fin de la misión en virtud de la resolución 1959 ‎del Consejo de Seguridad de la ONU, en la que ordenaba la expiración de la fuerza de ‎paz.‎

El Salvador fue el único país latinoamericano que se quedó en Irak hasta el final del ‎mandato de la ONU, que expiró el 31 de diciembre.‎

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 48
Cargando las Conversaciones