Buques escuela de armadas latinoamericanas inician regata de intercambio

Training Ships from Latin American Navies Kick Off Exchange Regatta

Por Felipe Lagos/Diálogo
abril 03, 2018

Un desfile inigualable de buques escuela de fuerzas armadas internacionales transcurrirá en aguas latinoamericanas del Pacífico y el Atlántico entre marzo y septiembre. Un total de 11 buques escuela participarán del evento que visitará 16 puertos de Latinoamérica y el Caribe, recorriendo unas 12 000 millas náuticas (o más de 19 000 kilómetros).

Velas Latinoamérica 2018 inició el 25 de marzo en el puerto de Río de Janeiro, Brasil y terminará el 2 de septiembre en Veracruz, México. En su tercera versión, la regata de grande veleros brinda una oportunidad única en términos de entrenamiento e intercambio profesional para los tripulantes de los buques escuela.

“La oportunidad está dada justamente por las diferencias con un crucero de instrucción normal”, dijo a Diálogo el Capitán de Navío de la Armada de Chile Carlos Dietert, coordinador general de Velas Latinoamérica 2018. “Desde el punto de vista de la navegación y operación del buque no hay mayores variaciones, sin embargo, el hecho de ser parte de este gran evento náutico internacional les permite interactuar con sus pares de otras marinas y crear lazos de amistad y de intercambio profesional que los acompañarán por el resto de su carreras”.

Para los cadetes y marineros que conforman las tripulaciones, el evento implica mucho más que navegar y compartir con sus homólogos, sino también aprender de las destrezas y técnicas de sus oficiales que se embarcan en los distintos buques escuela. “En cada tramo de navegación se producen intercambios de acuerdo a lo que dispongan los respectivos comandantes, según las actividades programadas y las exigencias académicas”, explicó el Cap. de Nav. Dietert.

Encuentro internacional

Los buques escuela de las armadas de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, Perú, Uruguay y Venezuela forman parte del evento como representantes de las armadas latinoamericanas. A estos veleros se unieron dos buques escuela de Europa.

“Para esta versión 2018 se envió carta de invitación a todos los países que tienen grandes veleros”, dijo el Cap. de Nav. Dietert. “Pero desgraciadamente, por motivos de planificación y las diferencias estacionales entre los continentes, sólo se pudo contar con el de España y Portugal”.

Los veleros desarrollarán una travesía de 157 días, recalando en puertos de Argentina, Chile, Perú, Ecuador, Colombia, República Dominicana y México. La versión 2018 del evento contempla atracar por primera vez en los puertos de Balboa en Panamá, Willemstad en Curazao y la isla de Cozumel en México.

Capacitación y fiesta

Más que una oportunidad de aprendizaje en el mar para los cientos de cadetes y marineros que conforman las tripulaciones de los buques, el evento les permite descubrir culturas y tradiciones diferentes y compartir con los ciudadanos de cada puerto visitado. Asimismo, el evento representa un aporte significativo económico y turístico para los puertos huéspedes.

“En cada puerto a visitar es una fiesta ciudadana con múltiples actividades sociales, culturales y deportivas que lleva alegría a la gente”, dijo el Cap. de Nav. Dietert. “Permite a las dotaciones interactuar con ella y conocer la idiosincrasia del país visitado”.

Además de poder apreciar las características singulares de los grandes veleros como tamaño, cantidad de palos, tipo de velas y otros detalles, el Cap. de Nav. Dietert enfatizó las diferentes tradiciones militares. “Es interesante aprovechar las ceremonias, desfiles y otros actos similares para conocer las diferencias en los uniformes, formas militares y tradiciones de las diferentes marinas participantes”.

Por su parte, el Capitán de Mar y Guerra Claudio de Sousa Freitas, subjefe del Estado Mayor de la Marina de Brasil, destacó el impacto positivo del evento que busca “fortalecer los lazos de amistad entre las diferentes armadas y la población de los países y puertos visitados.” El Cap. de Sousa Freitas agregó que por segunda vez los buques pasaron por Río de Janeiro. “Este año volvimos a Río de Janeiro como etapa de salida porque Río es atractivo y siempre es una atracción muy grande para los barcos que vienen a visitarnos”.

Una gran responsabilidad chilena

La Armada de Chile asumió la organización de Velas Latinoamérica 2018 y aprovechó la ocasión para marcar varios hitos de la historia de la institución. Además de celebrar el bicentenario de su Armada, Chile conmemora el bicentenario de la creación de la Escuela Naval Arturo Prat, la conformación del Cuerpo de Infantería de Marina y el primer zarpe de la Primera Escuadra Nacional.

“La Armada de Chile es una institución que no sólo nace con la República, sino que ha sido un actor preponderante en el desarrollo de nuestro país”, dijo el Almirante Julio Leiva, comandante en jefe de la Armada de Chile. “La relevancia del pasado se une con la actualidad, donde la Armada se une al esfuerzo de todo el Estado para hacer de Chile un país más desarrollado y próspero, y recuerda con un evento de esta magnitud los dos siglos de servicio al país”.

El encuentro de grandes veleros nació en 2010 con una iniciativa de las armadas de Chile y Argentina y bajo la denominación Velas Sudamérica. En la 25ª Conferencia Naval Interamericana de 2012, las armadas latinoamericanas acordaron cambiar el nombre a Velas Latinoamérica y repetir el evento cada cuatro años. La versión 2014 estuvo bajo la responsabilidad de la Armada de Argentina.

“Lo especial está dado por el conocimiento mutuo y las relaciones de amistad que se establecen”, concluyó el Cap. de Nav. Dietert. “A futuro, facilita las relaciones entre las marinas y por consiguiente entre los países”.
Share