Tres nuevos radares refuerzan lucha contra narcotráfico en Argentina

Argentina instala tres nuevos radares en su frontera norte y da inicio al “Operativo Defensa” para combatir el tráfico de drogas y contrabando.
Nastasia Barceló/Diálogo | 20 marzo 2017

Capacitación y Desarrollo

La inauguración del radar en la localidad de Aguas Blancas, en la provincia de Salta, contó con la presencia del ministro de Defensa, la ministro de Seguridad y miembros del gobierno de la provincia de Salta. (Foto: Ministerio de Defensa Nacional)

El día 8 de febrero, en el Centro de Operaciones Aeroespaciales (COAE), Argentina dio inicio a un nuevo operativo de monitoreo por radar para la prevención del tráfico de drogas y contrabando en el norte del país. El monitoreo de todos los radares instalados en el territorio argentino es llevado a cabo desde el COAE, un órgano del ministerio de Defensa encargado de concentrar toda la información proveniente del sistema de radares instalados alrededor del país.

Al evento asistieron el ministro de Defensa, Julio Martínez, y la ministro de Seguridad, Patricia Bullrich, pues sus carteras trabajan en coordinación, con la finalidad de ahondar esfuerzos para mantener la seguridad y el orden.

“Esto nos permite combatir todos los vuelos ilegales que entran y que en algunos casos aterrizan o bombardean drogas. Por eso, esta actividad que se realiza en conjunto con el ministerio de Defensa es una protección fundamental para los ciudadanos argentinos y evita la entrada de droga por vía aérea, que es una de las modalidades que tiene la narcocriminalidad”, dijo la ministro Bullrich a la agencia de noticias del ministerio de Defensa.

Operativo Defensa

El Operativo Defensa fue diseñado como parte del plan de gobierno “Argentina sin narcotráfico” del presidente Mauricio Macri. Su objetivo principal es luchar contra las drogas y el contrabando, para el cual se ha intensificado el control aéreo, terrestre y fluvial en las zonas de frontera, mediante el aumento de la vigilancia aérea por radar durante las 24 horas. Para lograrlo, además de incorporar tres nuevas unidades, adquirir nuevos aviones y aumentar las horas de vuelo de los mismos, las autoridades intensificaron la presencia de efectivos del Ejército en las zonas de frontera, especialmente en los pasos migratorios de La Quiaca, en la provincia de Jujuy, y Aguas Blancas y Profesor Salvador Maza, en la provincia de Salta.

La frontera norte es la región con mayor cantidad de sistemas de radar que permiten una mayor vigilancia de todo el territorio nacional. El General de Brigada Claudio Ernesto Pasqualini, comandante de la 2da. División de Ejército “Ejército del Norte”, señaló que “en la nueva administración los radares que ya estaban instalados y los nuevos pasaron a funcionar las 24 horas”. En años anteriores los sistemas funcionaban pocas horas por día y como consecuencia la vigilancia era menor.

Asimismo, el 3 de febrero, en el marco del Operativo Defensa, el ministerio de Defensa y el gobierno de la provincia de Formosa acordaron instalar un nuevo radar en la localidad de Pirané y mejorar el funcionamiento de otro instalado en Ingeniero Juárez.

Todos los radares instalados recientemente fueron fabricados por la empresa argentina INVAP, institución que mantiene una estrecha relación con órganos estatales como la Comisión Nacional de Energía Atómica y la Comisión Nacional de Actividades Espaciales. INVAP es la única empresa de Latinoamérica certificada por la NASA.

El narcotráfico como amenaza regional

“La frontera con Bolivia es la más complicada y en dónde se registra mayor incidencia del crimen organizado. Allí es dónde se produce la coca y 25.000 toneladas al año se desvían para el tráfico”, afirmó Carlos Alberto Ramírez, responsable por la Dirección General de Política Internacional de Defensa, dependencia del ministerio de Defensa argentino. “Ya en nuestro país se estima que hay siete carteles instalados; ellos trasladan la droga desde el norte, de las provincias de Salta y Jujuy, y la distribuyen desde Buenos Aires en la región de la triple frontera con Brasil y Paraguay. También se instalarán nuevos controles móviles ya que es una zona muy transitada, y por año se registra el paso de más de nueve millones de personas”, agregó Ramírez.

El Gral. de Bda. Pasqualini explicó que desde mediados de 2016 se realizan operativos combinados en la frontera norte, entre los militares y los efectivos policiales de gendarmería. “A partir de la asunción del nuevo gobierno fueron retomados estos operativos en los que el Ejército vuelve a ser el actor principal en el combate al crimen organizado. La participación de la principal fuerza del país había sido suspendida en el pasado”, señaló.

Por ley, la Argentina prohíbe la participación de las Fuerzas Armadas en asuntos de seguridad pública, lo que incluye la lucha contra el narcotráfico, contrabando y terrorismo. Sin embargo, en reiteradas ocasiones el ministro Martínez, así como el propio presidente Macri, reconocieron la impetuosa necesidad de que los militares se unan a la guerra contra las drogas. “Entendemos que es fundamental unir esfuerzos en un asunto que amenaza a toda la sociedad y el trabajo conjunto de las Fuerzas Armadas y de los efectivos de seguridad es una muestra de eso”, finalizó el Gral. de Bda. Pasqualini.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 12
Cargando las Conversaciones