El futuro de las UPP en Río

The Future of UPPs in Rio

Por Dialogo
abril 11, 2013


Con el objetivo de instituir policías comunitarias en las favelas, la Unidad de Policía Pacificadora (UPP) constituye un proyecto de la Secretaria Estadual de Segurança Pública do Rio de Janeiro (Secretaría Estatal de Seguridad Pública de Río de Janeiro), cuyo fin es desarticular las cuadrillas que controlan el tráfico de drogas en los morros fluminenses.

La primera UPP fue instalada en la favela Santa Marta el 20 de noviembre de 2008. Posteriormente, se implementaron otras unidades en comunidades como Cidade de Deus, Batan, Pavão-Pavãozinho, Morro dos Macacos, entre otras.

El programa tuvo buena aceptación entre los especialistas y ha sido tan exitoso que los gobiernos de varios estados están copiando el modelo. Bahía creó las Bases Comunitarias de Seguridad (BCS), el gobierno de Pará montó las Unidades Paraná Segura (UPS), y el gobierno de Maranhão implementó las Unidades de Seguridad Comunitaria (USC), todas inspiradas en las Unidades de Policía Pacificadoras de Río.

Para contar lo que sucederá con las UPP de aquí en adelante, Diálogo visitó el Comando General de la Policía Militar de Río de Janeiro para conversar con el Coronel Robson Rodrigues da Silva, Jefe del Estado Mayor Administrativo de la PMERJ.

Dialogo: ¿Cuántas UPP habrá que implementar desde hoy y hasta el inicio de la Copa del Mundo de 2014?

Coronel Robson Rodrigues da Silva: Se implementarán 40 UPP hasta el año 2014. Creo que el plan varía según el escenario. No es algo fijo. Puede surgir la necesidad en el momento, o haber un aglutinamiento temporal, pero el marco es de 40 UPP implementadas hasta entonces. Ninguna de estas UPP se parece entre sí. Algunas tendrán más unidades incorporadas, contempladas, y otras menos. Si la gente le echara un vistazo a la primera UPP de Santa Marta, vería que es básicamente una UPP comunitaria. Partimos de éstas, más simples, para armar otras más complejas, como la que exigió la situación del Complejo Alemão. No esperábamos llegar al complejo Alemão tan pronto como lo hicimos. La previsión era la de acumular el know-how, un poco más de experiencia, pero las necesidades de aquel momento nos llevaron a anticipar el proceso de pacificación del Alemão. También fue bueno porque consolidamos ese know-how. A partir de eso, el plan operativo comienza a adquirir más cuerpo, más musculatura, lo que constituyó un factor muy interesante para la ocupación de la Rocinha, que sucedió después.

Diálogo: ¿Fue a causa de la anticipación que participaron las Fuerzas Armadas? ¿O esa participación ya estaba planeada?

Cnel. Robson: El plan era partir, primero, de una necesidad logística. Se realizó un estudio de todas las áreas en las que pretendemos implantar las UPP y la necesidad más recurrente es la de recursos humanos. Se trata de un programa que no nace desde esa concepción clásica, sino de un proceso abierto. En ese momento inicial, Río de Janeiro pintaba un cuadro muy distinto. Había una gran tensión, desconfianza por parte de la sociedad, por parte de la policía, y además había miedo, mucho miedo. Por lo tanto, como la gente podrá ver en la planificación hasta el año 2014, la idea inicial era simplemente la de una ocupación territorial. Allí comienza a incorporarse la tecnología, la necesidad de una mejor preparación de los policías, para que puedan tener una mejor productividad individual, contraria a la concepción que teníamos del modelo anterior de policía, según el cual se requiere de un elevado número de personal para ocupar. Vimos que la calidad es preponderante. En aquel momento la gente tenía una previsión con esta perspectiva, con ese modelo de tantos hombres. Era un cálculo muy simple: si voy a ocupar el Alemão, necesito, por lo menos, tanta cantidad de hombres. Es decir, que la velocidad de producción, capacitación y formación de estos policías tiene un límite, un ritmo, un ‘timing’. Por eso, en aquel momento no tuvimos cómo reemplazar los recursos humanos para la ocupación en el Alemão. En términos simples: necesitamos tantos hombres y la única fuerza que podría ayudar en ese sentido, que puede imponer una barricada hasta que pueda entrar la policía es el Ejército.

Diálogo: Después de la Copa, entre la Copa y las Olimpíadas, ¿continuará el proceso de establecimiento de las UPP, Coronel?

Cnel. Robson: La Policía Militar se está preparando para dar continuidad al proceso. Por supuesto que existen factores políticos y creo que la sociedad está más madura. Las instituciones ya se están consolidando democráticamente, entonces los pueblos van adquiriendo más voz, y eso conlleva más presión para que algunas políticas se perpetúen, se mantengan. Ahora, en el entorno de las instituciones frágiles, existe un mayor descuido. Creo que el proceso de pacificación le está dando voz, no solo hoy, pero le está dando voz a esa población que está representando un papel fundamental. Si miramos eso rápidamente, vemos que antes la autoridad de la seguridad pública, especialmente la policía, difícilmente era convocada para participar en algún marco político, porque era la víctima, el blanco fácil para los ataques. Ahora es distinto, ahora nos llaman para trabajos de ellos, incluso porque es algo que suma popularidad a algunos políticos. Entonces creo que este programa es fundamental y si viniera algún político a interrumpirlo, no sería una decisión acertada.

Diálogo: Respecto al uso de la tecnología… Recientemente vimos que se instalaron 80 cámaras de vigilancia en la Rocinha. ¿Eso también es una tendencia? ¿La Policía Militar de Río de Janeiro ya está lo suficientemente equipada para brindar apoyo a estos megaeventos que tendrán lugar?

Cnel. Robson: Los proyectos para los grandes eventos, que incluyen el uso de tecnología, material etc., se están desarrollando desde hace bastante tiempo, más de cuatro años. Creo que sí estaremos preparados.

Diálogo: ¿La pacificación aliviará la planificación y el uso de fuerzas de seguridad durante los megaeventos?

Cnel. Robson: Hace algunos años, si había algún evento fuera de lo normal, por así decirlo, venían las Fuerzas Armadas, la policía ocupaba los morros porque no estaban pacificados, no se había iniciado el proceso de pacificación, y había una tranquilidad aparente, todo el mundo súper armado; después de terminado el evento todo volvía a estar como antes. El nuevo factor es precisamente la pacificación, que trae una paz, una seguridad más consolidada. Eso sin duda facilita la planificación, la ejecución.

Diálogo: Respecto al interés de otros países por las UPP en establecer algo parecido…

Cnel. Robson: Son muchos los países que ya expresaron su interés, como Venezuela y Argentina. Panamá tiene un convenio con nosotros, allí se construyó la primera base de unidad de policía con militares, que tuvo su inspiración aquí. Nosotros entrenamos a sus policías, allí en Panamá. Una característica similar a Río de Janeiro es que hay una favela incrustada en el centro de la capital. México también expresó su interés. Pero nosotros también buscamos experiencias similares en el mundo. Una comisión fue a Portugal para ver a la policía de proximidad de ese país. Estamos cerrando un convenio y enviaremos algunos policías a Irlanda y a Escocia para tratar estos asuntos. Porque la policía de Irlanda tuvo recientemente una transformación, con el IRA, y así logró transformarse. Escocia también entró en el circuito, vio que nosotros estábamos interesados y ellos también tenían interés en algo que estábamos haciendo aquí.

Diálogo: Con respecto a los países que son sede de eventos como la Copa del Mundo, ¿existe un intercambio de experiencias e información?

Cnel. Robson: Casualmente, estamos yendo a Sudáfrica. Tenemos un convenio con el instituto Liberté, que en este momento está haciendo o ha realizado algunos laboratorios en nuestras UPP, para construir software para las funciones policiales específicas de la UPP. También fuimos al Dakar, en África, para tratar el asunto de las drogas, porque la UPP tiene un prisma completamente revolucionario respecto a la prevención del tráfico de drogas. Estuvimos en Barcelona, en Madrid y enviaremos policías a Salamanca. Ahora también habrá un intercambio con Colombia. Nosotros enviaremos policías de BOPE, de Choque y de las UPP para que realicen un curso allá. Incluso con el Comité Internacional de la Cruz Roja. El intercambio está resultando muy interesante. Río de Janeiro adquiere visibilidad no solo a causa de los Juegos Olímpicos y de los grandes eventos, sino también a causa de este proceso, que ofrece una posibilidad distinta al mero combate, como era el caso. Así se genera una policía de proximidad en Río de Janeiro, lo que trae aparejado lo siguiente: “¿Como lo están logrando?”, “¿Cuál es la fórmula?”. Y aquí ha venido mucha gente, no solo policías, sino también ministros, primeros ministros y otros políticos importantes, de varios países, como por ejemplo, de Noruega.



Río de Janeiro, 15 de abril de 2013

Coronel Robson,
ME alegra ver que los esfuerzos del Cuerpo de PMERJ/RIO sean reconocidos.
Lo más importante es nunca darse por vencido, ¡porque el OBJETIVO tiene un gran valor!
Igualmente las personas saben que hoy en día los Pioneros tienen presencia en acciones internas y externas, y que ellos también hacen la diferencia en la toma de decisiones de la Institución.
PMERJ tiene una gran calidad, especialmente Río de Janiero, debido a que puede contar con " la promoción de 1983 de las Valientes del Cuerpo de Pioneras" la cual celebra 30 años en el Cuerpo. ¡Felicitaciones! También, los equipos femeninos luego de 1983. Hablo de la importancia y el valor de las mujeres y de sus esfuerzos sociales y acciones designadas por la Coronel Sayonara do Valle, la Coronel Bernardete Campbell, la Coronel Cátia Boaventura, la Coronel Célia Rodriguez. Cito: (la referencia realizada se debe al hecho de que tuve el privilegio de, y hasta cierto punto, estar con algunas de ellas, y noté parte de su desempeño en el trabajo, por lo que ahora puedo tener el honor de mencionarlas), y puedo decirles a todas, Mirian Broitman, Rosana Reis y Deise Contreva y otras a las que solo conozco en fotografías o por su especialidad de campo pero que ciertamente tienen un puesto de gran importancia, en lugares relevantes, y que desempeñan distintos roles en el Cuerpo y a quienes llamo "Las Guerreras!"
ESTOY agradecida con Dios por las que luchan y sienten como los corazones de la humanidad laten, pulsan y duelen.
Estoy agradecida por los Oficiales de Policía responsables que fueron un regalo de Dios para mí y para las personas.
El Cuerpo de Mujeres continuará y todos los hombres y las mujeres de guerra y de paz, con mis oraciones y las de muchos cristianos que piden a Dios que los protejan y a sus familias.
En nombre de Jesucristo.
Celeste Lucindo.

bueno, este proyecto podrá continuar, pero no se olviden de la región baixada fluminense, porque los criminales migraron a ese lugar cuando [la policía] ocupó [los barrios bajos] para instalar las UPPS [ Unidades de Policía Pacificadora], y habían informado anteriormente a los criminales sobre la hora y el día de la ocupación y de esta manera darles suficiente tiempo para que esos niños salieran a aterrorizar otras comunidades.
Share