El comercio de las drogas y el lavado de dinero en las Américas

The Drug Trade And Money Laundering In The Americas

Por Dialogo
julio 01, 2011



Se dice que el término “lavado de dinero” surgió en los años treinta, cuando
la mafia era dueña de numerosas lavanderías en los Estados Unidos. Actualmente,
detectar la ubicación de las ganancias obtenidas de forma ilícita por las
organizaciones de tráfico de drogas (DTO) es objeto de la atención de los gobiernos
de todo el mundo.
¿Cómo integran los narcotraficantes el dinero sucio en las instituciones
financieras? Aunque muchas personas participan involuntariamente en el lavado de
dinero, también hay muchas que están totalmente conscientes del delito que cometen.
En 2007, la Policía Nacional de Costa Rica desmanteló una organización importante de
narcotraficantes en un operativo llamado Operación Frontera. El periodista
costarricense Otto Vargas, en un artículo publicado en el diario La
Nación, cita un comentario de la Policía Nacional de ese país: “…detrás
de estas personas existe un gran número de colaboradores (…) también pilotos,
controladores de vuelo, propietarios de pistas de aterrizaje clandestinas,
transportistas de drogas, propietarios de laboratorios y otras personas dedicadas al
lavado de dinero”. El comentario de Vargas es sumamente revelador, ya que resalta la
complejidad del lavado de dinero al destacar que no es una acción
individual.
El impacto del lavado de dinero
De acuerdo con el Buró Federal de Investigaciones de EE. UU., el Fondo
Monetario Internacional cree que el lavado de dinero puede llegar a representar del
2 al 5 por ciento del producto interno bruto mundial, cuyo monto se estima en US$
3,61 billones. La Red para la Justicia Fiscal, una organización independiente que
fue lanzada en las cámaras del parlamento británico en 2003, dedicada al análisis y
la defensa en el campo de los impuestos y las regulaciones, informó que los países
en desarrollo pierden anualmente entre US$ 858,6 mil millones y US$ 1,06 billones en
fugas financieras ilícitas.
El lavado de dinero también repercute en la política nacional, debido a los
errores de medición de las estadísticas nacionales contables y a que representan una
amenaza contra la estabilidad monetaria, producto de las frágiles estructuras de los
activos de los bienes de consumo, según el Departamento de Información Pública de
las Naciones Unidas. La acumulación de riqueza de las DTO presenta una grave amenaza
contra la seguridad de las naciones de este hemisferio. Antonio María Costa,
director ejecutivo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito
(UNODC), declaró: “Donde reinan el crimen y la corrupción, y el dinero de las drogas
corrompe la economía, el Estado ya no tiene el monopolio del uso de la fuerza, y los
ciudadanos ya no pueden confiar en sus líderes ni en las instituciones públicas”. La
BBC informó que los carteles de drogas mexicanos tienen tanto dinero en efectivo que
se las han arreglado para infiltrarse en la policía, desde el nivel más bajo hasta
el más alto.
El Servicio de investigación del Congreso de EE. UU. declara que, de acuerdo
con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, los índices de
homicidio aumentaron en latinoamérica “desde un 19,9 por ciento por cada 100.000
habitan- tes en 2003 a 32,6 por ciento por cada 100.000 habitantes en 2008”. Aunque
se desconoce la correlación exacta con el tráfico de drogas, es casi seguro que el
comercio ilícito de narcóticos desempeña un papel principal en el aumento
considerable de homicidios en este hemisferio. Es importante observar que
Latinoamérica y el Caribe tienen algunos de los índices más altos de homicidio de
todo el mundo. Estas regiones sirven como zonas de tránsito para las drogas cuyo
destino es Norteamérica. Un análisis adicional indica que los índices de homicidio
son mucho más altos en los países de tránsito.
Qué medidas toman los gobiernos
En los Estados Unidos, la Ley de Confidencialidad Bancaria de 1970 es la base
del esfuerzo de esa nación para combatir el lavado de dinero. Esta ley exige que las
instituciones financieras del país lleven registros de las compras de instrumentos
negociables en efectivo, que archiven los registros de las transacciones en efectivo
de más de US$ 10.000 y reporten otras actividades sospechosas que puedan implicar
lavado de dinero, evasión impositiva u otras actividades delictivas.
El año pasado, México dio un paso importante en sus esfuerzos para combatir
el flujo financiero ilícito al implementar leyes estrictas contra el lavado de
dinero. Como resultado de estas rigurosas leyes, se ha visto una impresionante
reducción del 75 por ciento en los depósitos de divisas de EE. UU. Algunas de las
disposiciones clave de la nueva ley imponen un límite de US$ 4.000 por mes para los
depósitos en efectivo que realicen los ciudadanos mexicanos; a los turistas
extranjeros solo se les permite cambiar hasta US$ 1.500 por mes; no se puede usar
más de US$ 7.700 en efectivo para la compra de vehículos, embarcaciones o aviones, y
la compra de bienes raíces en efectivo es ilegal, informó The Washington
Post.
¿Qué resultados se obtienen cuando los gobiernos toman medidas similares? Un
ejemplo es el caso de Pablo Escobar, uno de los narcotraficantes más conocidos en la
historia, quien en determinado momento tenía un activo neto calculado en
aproximadamente US$ 25 mil millones. En un documental sobre su vida –Los
pecados de mi padre– su hijo, Sebastián Marroquín, antes llamado Juan
Pablo Escobar, afirmó lo siguiente: “¿Por qué no soy narcotraficante? Porque yo
estuve con mi padre escondido, lleno de millones de dólares a nuestro alrededor, y
nos estábamos muriendo de hambre; llevábamos ocultos una semana y se nos terminó la
comida. Fue entonces que comprendí que el dinero procedente del narcotráfico no vale
nada.”
Decomisos importantes de dinero en efectivo
En marzo de 2007, la Administración de Control de Drogas de EE. UU. y las
autoridades del orden público mexicanas realizaron el mayor decomiso de dinero en
efectivo de la historia, que ascendió a US$ 207 millones, en lo que era una compañía
farmacéutica mexicana usada como pantalla.
En septiembre de 2009, los agentes del Servicio de Inmigración y Control de
Aduanas de EE. UU. (ICE), junto con las autoridades colombianas y mexicanas,
decomisaron más de US$ 41 millones en contenedores. “Reconocemos al gobierno de EE.
UU. y a las autoridades mexicanas como nuestros mejores aliados en la lucha contra
el crimen organizado y agradecemos y felicitamos a ICE por su apoyo y colaboración”,
señaló el Gral. Óscar Naranjo Trujillo, Director General de la Policía Nacional
Colombiana.
Esfuerzos para restringir el lavado de dinero en el futuro
La Estrategia Nacional para el Control de Drogas, de EE. UU., afirma que
“minar la infraestructura financiera de las organizaciones de tráfico ilícito ha
resultado uno de los medios más eficaces para entorpecer el mercado de las drogas
ilegales”. Este enunciado es importante porque cuando un gobierno captura a un
blanco de gran valor o un cabecilla de una DTO, ese individuo es reemplazado
rápidamente por el segundo en línea para garantizar la continuidad del ciclo del
crimen organizado. Sin embargo, si se interrumpe el flujo de financiamiento, estas
organizaciones carecen de los medios para comprar los materiales que necesitan para
producir y distribuir narcóticos ilícitos. Al desmantelar la estructura financiera,
se genera la capacidad de llevar estas organizaciones criminales a la quiebra. la
UNDOC y sus naciones y estados asociados establecen el año 2019 como fecha meta para
reducir de manera considerable o eliminar el lavado de dinero relacionado con las
drogas ilícitas.
Para abordar las crecientes amenazas que presentan las transferencias de
fondos procedentes de ganancias ilícitas, el Grupo de Acción Financiera, un
organismo intergubernamental de formulación de políticas sobre delitos financieros,
insta a la colaboración transnacional para cumplir con los objetivos establecidos
por la UNDOC. Durante una visita reciente a Latinoamérica, el presidente de EE. UU.,
Barack Obama, señaló: “estamos mejorando la coordinación y compartiendo más
información para que quienes trafican con drogas y con seres humanos tengan menos
lugares dónde esconderse (…) estamos aplicando una presión sin precedentes sobre las
finanzas de los carteles, incluso en los Estados Unidos”.
Premisas Básicas del Lavado de Dinero (1. SUCIO / 3. LIMPIO)

1. COLOCACIÓN: el dinero es más vulnerable a la detección porque se
considera dinero sucio. Algunos de los ejemplos más destacados son efectuar
múltiples depósitos en efectivo de menos de US$ 10.000, comprar múltiples giros por
debajo del límite no declarable, y usar asociados cercanos para hacer depósitos
bancarios múltiples.

2. CAPAS: los autores tratan de disociar el dinero de su fuente de
origen. En ese momento, el dinero comienza a ser transferido hacia y desde cuentas
múltiples, en un esfuerzo por dificultar la detección de estas
transacciones.

3. INTEGRACIÓN: fondos son usados para propósitos legítimos porque,
básicamente, se los ha blanqueado. algunos de los métodos que se usan para ocultar
aún más estos fondos incluyen la adquisición de bienes raíces e inversiones en
compañías utilizadas como pantalla, en acciones del mercado de valores y negocios en
el extranjero.

Anthony Williams es candidato a un doctorado en Defensa y Seguridad Nacional
de la Facultad Nacional de Posgrado de Falmouth, Massachusetts, y miembro de un
estado mayor conjunto dentro del Departamento de Defensa de EE. UU.

Share