Grupo de Asistencia Técnica prepara a Fuerzas de Seguridad de Panamá

Technical Assistance Group Trains Panamanian Security Forces

Por Julieta Pelcastre/Diálogo
octubre 20, 2017

Del 28 de agosto al 20 de septiembre 70 alféreces de cuarto año de la Escuela de Oficiales de Policía “Dr. Justo Arosemena” (ESOPOL) de la Policía Nacional de Panamá fueron instruidos por cinco expertos del Equipo de Campo de Asistencia Técnica (TAFT, por sus siglas en inglés) del Comando Sur de los Estados Unidos, a través de un curso de liderazgo. La instrucción se llevó a cabo en las instalaciones de la Dirección Nacional de Docencia de la Policía Nacional de Panamá, en la Ciudad de Panamá. “La preparación es un curso reducido de lo que se dicta en el Instituto de Cooperación para la Seguridad Hemisférica [WHINSEC por sus siglas en inglés, ubicado en el Fuerte Benning, Georgia, EE. UU.]”, dijo a Diálogo, el Coronel Jorge Luis Escobar, director de Docencia de la Policía Nacional de Panamá. “El curso de liderazgo lo adaptamos en 2015 con el equipo TAFT de la Embajada de los Estados Unidos en Panamá”. “Este curso contribuye a fortalecer nuestra capacidad para cumplir labores de mando en operaciones de defensa o seguridad territorial, sobre todo por la alta calificación profesional y la experiencia en el campo, así como el conocimiento de manejo de personal en operaciones”, comentó a Diálogo el Alférez Auxiliar Erick Yoiner Guillen González, del Batallón de Cadetes de la ESOPOL y alumno del curso. Tanto los estudiantes de la Policía Nacional como miembros del Servicio Aeronaval, del Servicio Nacional de Frontera y de Protección Internacional de Panamá, obtuvieron instrucción en primeros auxilios, liderazgo, navegación terrestre y ejercicios. Además, entrenaron en procedimientos básicos de aduana y migración, defensa personal, comunicaciones, mantenimiento de armas y polígono de tiro diurno y nocturno. “Dentro del curso los alumnos aprendieron a identificar problemas que puede tener un comandante para cuestionar a su grupo en una situación difícil, e identificaron rivalidades dentro de una comunidad pequeña y cómo el comandante debe manejarlo bajo presión”, comentó el Cnel. Escobar. “Los alumnos fueron instruidos bajo mucha presión”. Los participantes planearon operaciones pequeñas para proteger a una unidad mayor. En la Unidad Antiterrorista “General José Domingo Espinal”, simularon la toma de una instalación a manos de terroristas en la que neutralizaron a los presuntos delincuentes para preservar la vida del secuestrado. “La labor que hacemos y la forma de hacer las operaciones no deben trastocar la vida normal de la gente ni afectar sus derechos”, resaltó el Cnel. Escobar. La persona debe sentir que el uniforme es una garantía de libertad, no de opresión”. ESOPOL indicó que de enero a septiembre de 2017, más de 1.263 nuevos agentes de policía se han graduado en la institución y 700 estudiantes adicionales están en proceso de formación. “La interacción con el personal táctico del grupo TAFT fue profesional, ya que cuentan con una doctrina de organización siempre apegada a las leyes y normas, y estos aspectos son dignos de imitar”, destacó el Alf. Aux. Guillen. Fortalecer en WHINSEC lo aprendido Como parte de su formación académica, al finalizar el curso de liderazgo los alféreces realizaron una gira de estudios de aproximadamente un mes a los Estados Unidos y Canadá, con el objetivo de fortalecer lo aprendido del grupo TAFT. Entre el 23 de septiembre y el 15 de octubre, los participantes aprendieron en WHINSEC cómo funciona la estructura del Ejército de los Estados Unidos, las operaciones de unidades pequeñas y cómo se articulan en una maniobra mayor. El fortalecimiento incluyó un curso de liderazgo en entrenamiento y liderazgo de operación, y una visita a la Unidad de Paracaidistas en el Fuerte Benning, Georgia, para conocer la organización y cómo utilizar paracaidistas en operaciones tácticas. Durante su estancia también visitaron el Pentágono, la Junta Interamericana de Defensa y agencias de policías en los EE. UU. “El viaje de estudios nos brindó la oportunidad de aprender que las instituciones que priorizan las necesidades de los ciudadanos con conocimiento pleno de la realidad nacional, regional y global, están en mejor capacidad de dar a las personas una atención y seguridad ciudadana de primer mundo”, dijo el Alf. Aux. Guillen. “Este tipo de entrenamiento es único en la región. Ninguna policía de la región manda alumnos a los Estados Unidos”, destacó el Cnel. Escobar. “Nosotros tratamos de dar el mejor nivel de educación conociendo que los mejores panameños se involucran en la carrera de las armas”. Luego de fortalecer lo aprendido, los alumnos desarrollarán una serie de actividades previas a graduarse como subtenientes y ser desplegados en todo el país para cumplir con las misiones asignadas. Posteriormente tomarán cursos de especialización correspondientes al servicio que hayan sido asignados. Mejor capacitación para la seguridad territorial Desde 2015, el Gobierno de Panamá también imparte el curso de liderazgo a los subtenientes, tenientes y capitanes egresados de la ESOPOL para permitirles fortalecer su trabajo en equipo. El Gobierno panameño espera que los egresados terminen el proceso de nivelación a finales de 2018. “Es importante que diferentes generaciones partan de conocimientos comunes debido a los cambios de contexto. La seguridad territorial y la defensa son primordiales para el país en los últimos siete años”, dijo el Cnel. Escobar. “Hay una real motivación de la TAFT por colaborar con la Policía de Panamá”. “Fortalecer todos estos aspectos en el servicio policial puede ayudar a que Panamá se proyecte en un futuro como pionero en el desarrollo de la cultura de cooperación internacional en seguridad”, dijo el Alf. Aux. Guillen. “La capacitación militar y policial del TAFT a estudiantes panameños es el resultado de una relación integrada y fraterna para fortalecer el cumplimiento de las misiones”, finalizó el Cnel. Escobar.
Share