Surinam intensifica la cooperación militar y de seguridad con su vecino Brasil

Suriname Intensifies Military, Security Cooperation With Neighboring Brazil

Por Dialogo
agosto 13, 2013



PARAMARIBO – Surinam ha recibido dos vehículos blindados Urutu que habían sido enviados al país vecino Brasil para ser reparados, como parte del acuerdo de cooperación bilateral para la defensa que tomó efecto en 2012.
“Son tan buenos como si estuvieran nuevos”, dijo el ministro de Defensa de Surinam, Lamure Latour. Los vehículos de fabricación brasileña se sometieron a una reparación completa bajo la supervisión del Ejército brasileño. Dos vehículos blindados más, conocidos como Cascavels, permanecen en Brasil y regresarán a Surinam en el mes de noviembre.
“Éste fue el primer proyecto bajo el acuerdo”, dijo el teniente coronel Angelo Brait Júnior, agregado militar de Brasil en Paramaribo, capital de Surinam. “Los Urutus y Cascavels estaban en mal estado y necesitaban atención urgente”.
Los cuatro tanques eran parte de una gran cantidad de material militar que Surinam compró a Brasil a principios de la década de 1980. Orgullo del Ejército, estos vehículos tácticos militares jugaron un rol estratégico en la llamada Guerra Civil que se propagó en las tierras del interior del país, pero en los últimos años su condición se deterioró al punto de quedar inutilizadas en las barracas del Ejército.


Mecánicos del Ejército surinamés se entrenan en Brasil.

En Brasil, estos vehículos recibieron una segunda oportunidad de vida. Las reparaciones se enfocaron en el interior, los motores y las armas.

“Este tipo de vehículos fue fabricado en Brasil y nosotros sabemos cuál es la mejor manera de mantenerlos. Esa clase de conocimiento no se puede encontrar en otro lugar. Nuestros mecánicos entendieron de inmediato cuales eran los problemas”, dijo Brait.
“El Ejército de Surinam tiene muchos vehículos de fabricación brasileña, entre ellos jeeps, camionetas y autobuses para el transporte del personal y operativos civiles”, comentó, añadiendo que la reparación de los vehículos fue sencilla, pero transportarlos de ida y vuelta fue todo un reto.
“La única manera de llevarlos a Brasil y regresarlos a Surinam fue en el mismo barco que usamos para el apoyo logístico de nuestras tropas que tomaron parte en la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización en Haití (MINUSTAH).

La colaboración se extiende a la seguridad de la frontera

Los Urutus fueron entregados el 10 de junio en una ceremonia en el cuartel general del Ejército Memre Buku en Paramaribo. Durante el evento, Baumbach señaló los prospectos para la futura cooperación militar bilateral.
“La colaboración entre nuestros países está basada en nuestra proximidad geográfica, pero también es porque nuestras organizaciones de defensa deberían ser capaces de hacer frente en conjunto, a los problemas de hoy en día como el tráfico de personas”, dijo el embajador.
Brait dijo que además de los asuntos de seguridad, dos asesores deportivos brasileños ya están incorporados al Ministerio de Defensa de Surinam.
“Estamos apoyando con su primer Curso para Capitanes de Oficiales del Estado Mayor”, comentó. “Los resultados son muy buenos. He sido agregado aquí por dos años y he presenciado personalmente un gran avance [en las relaciones bilaterales].
Brasil y Surinam también cooperan en los asuntos de seguridad de la frontera. Surinam envió soldados a su frontera sur, para complementar los esfuerzos de las autoridades brasileñas para aumentar la seguridad en la región. En julio, el Ministerio de Defensa de Brasil envió 25,000 soldados para vigilar las fronteras del país en un operativo militar sin precedentes.

Operación Ágata 7, como se conoce a la misión, se enfoca en la delincuencia transfronteriza como el tráfico de drogas y armas, contrabando, inmigración ilegal, extracción minera ilegal y tráfico de personas.
El oficial de seguridad nacional, Gerold Dompig, declaró a la prensa que las autoridades surinamesas también han estado manteniendo una estrecha vigilancia en la frontera.
“Enviamos hombres a la frontera porque los criminales pueden decidir cruzarla desde Brasil, al ver que el Ejército brasileño se está volviendo demasiado incómodo para ellos”, comentó.
El esfuerzo es parte del ajuste militar general
El director de Seguridad Nacional, Melvin Linscheer, dijo que Surinam está desplegando su Sistema de Control Fronterizo, un proyecto de $2.5 millones que el año pasado estuvo a cargo del registro, identificación y seguimiento de entradas y salidas de los viajeros.
Brait dijo que los nuevos progresos serán debatidos a finales de agosto cuando Surinam sea anfitrión del primer encuentro bilateral entre los ministros de defensa de ambos países.
La reparación de los vehículos blindados se da como un incentivo de Surinam a sus fuerzas armadas en general. El gobierno recientemente anunció que gastaría $2.4 millones en vehículos blindados para los departamentos del ejército, la policía, aduana e inteligencia de la nación.
En julio, Surinam hizo entrega de tres lanchas rápidas a su unidad de Guardia Costera que hoy se ha formado para combatir el crimen marítimo. Los soldados fueron transferidos de la Fuerza Naval para formar el personal inicial de la Guardia Costera, mientras la tripulación permanente cumple con su entrenamiento.
¿Por qué no compran vehículos nuevos?
Share