Conferencia en Colombia se centra en la lucha internacional contra el narcotráfico

Summit in Colombia Focuses on Global Drug Trafficking Fight

Por Dialogo
junio 16, 2015




En Cartagena, Colombia, se llevó a cabo la XXXII Conferencia Internacional para el Control de Drogas (IDEC) en junio, con cerca de 400 representantes de más de 120 países del mundo trabajando juntos para encontrar nuevas formas de desmantelar a las organizaciones delictivas transnacionales y los grupos terroristas.

“Lo que necesitamos, más que una guerra, es un paquete completo de medidas inteligentes, bien diseñadas, bien ejecutadas, enfocadas en la gente”, manifestó el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, quien ha encomendado al saliente Ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, desarrollar una nueva estrategia para combatir el narcotráfico de formas diferentes y más efectivas.

“Colombia ha realizado un gran avance precisamente porque hemos enfrentado las amenazas impuestas por el narcotráfico y los delitos relacionados”, manifestó Pinzón. En mayo, el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, manifestó que reasignaría a Pinzón al cargo de embajador en Washington, D.C., y que el actual embajador en Estados Unidos, Luis Carlos Villegas, sustituirá a Pinzón como Ministro de Defensa.

En el evento participaron autoridades del Comando Sur de Estados Unidos (SOUTHCOM), la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos y las Naciones Unidas (ONU). La conferencia, que tuvo una duración de tres días, fue organizada por la Policía Nacional de Colombia y comenzó el 2 de junio con un discurso realizado por el Jefe de la Policía de Colombia, General Rodolfo Palomino.

Tráfico ilícito tan eficiente como FedEx


La conferencia fue una oportunidad excelente para que autoridades militares y policiales de Centro y Sudamérica se reunieran e intercambiaran ideas sobre cómo los países de la región pueden trabajar juntos para combatir el tráfico internacional de drogas y otras actividades delictivas transnacionales que comparte la región.

“El tráfico ilícito amenaza a cada uno de nuestros países, utilizando un vasto sistema de caminos para trasladar cientos de toneladas de drogas, decenas de miles de personas e innumerables armas de y hacia Estados Unidos, América Latina, Europa, África y Asia”, manifestó el General John F. Kelly, comandante del USSOUTHCOM. “Y lo hacen con una eficiencia, carga y ganancia neta que FedEx envidiaría.”

El gobierno de Estados Unidos y sus Fuerzas Armadas trabajan de la mano con Colombia para combatir el tráfico de drogas, el terrorismo, el contrabando de armas, el tráfico de personas y otras actividades delictivas internacionales. “Confiamos en nuestros amigos internacionales [de la región]”, manifestó el Gral. Kelly.

De piratas de cocaína a empresas de drogas


De acuerdo con la temática de la IDEC de este año, “Transformación del Fenómeno de las Drogas: un desafío mundial”, Pinzón expuso la creciente necesidad de cooperación internacional en la lucha contra el narcotráfico y otros actividades delictivas. Aunque no es tan preponderante hoy como en el año 2000, las autoridades deben permanecer alerta en su lucha contra la “maldición” del narcotráfico internacional.

La naturaleza del narcotráfico internacional ha cambiado, manifestó el Gral. Kelly.

“Los tiempos de los ‘piratas de la cocaína" han terminado; ahora lidiamos con ‘empresas de cocaína’ que tienen franquicias en todo el mundo”, manifestó el comandante del SOUTHCOM.

Esto significa que las Fuerzas Armadas y las autoridades de seguridad deben atacar cada eslabón de la cadena del tráfico ilegal de drogas, desde el cultivo y la producción de drogas ilícitas hasta el lavado de dinero, el narcotráfico y delitos relacionados.

“Para esto tuvimos que reforzar las capacidades de todas nuestras fuerzas, la inteligencia, movilidad aérea, operaciones especiales y especialmente nuestra credibilidad”, manifestó Pinzón.

Colombia recibe lanchas rápidas de Estados Unidos


La estrecha cooperación entre Colombia y Estados Unidos está reforzando la lucha contra el tráfico internacional de drogas y otras actividades ilícitas.

Los vínculos cercanos entre ambos países fueron destacados durante la conferencia, cuando las autoridades del gobierno colombiano realizaron una ceremonia para destacar la donación, realizada por autoridades estadounidenses, de seis lanchas rápidas de interceptación de Safe Boats International para reforzar los esfuerzos de interceptación de la Armada de Colombia a lo largo de la costa del Pacífico.

“Estos botes son recursos adicionales para combatir los delitos y el narcotráfico en Colombia, que es nuestro principal objetivo al igual que el de nuestro aliado, Estados Unidos”, manifestó Pinzón. “Estos botes que recibimos hoy nos han dado mayor capacidad para quitar toneladas de cocaína a los narcotraficantes”, añadió.
Las naves serán utilizadas para interceptar embarcaciones que se presume trafican narcóticos, armas y otros objetos ilícitos.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) es uno de los principales grupos delictivos que se dedica al narcotráfico. Las FARC utilizan las ganancias provenientes del tráfico de drogas para financiar sus ataques terroristas contra la población civil, las Fuerzas Armadas y la Policía.

En otro acuerdo de cooperación en seguridad, las Marinas de Colombia, Brasil y Perú están trabajando conjuntamente en BRACOLPER Naval 2015, una operación militar para combatir las actividades delictivas transnacionales en la región de la Amazonia que comparten los tres países.



En Cartagena, Colombia, se llevó a cabo la XXXII Conferencia Internacional para el Control de Drogas (IDEC) en junio, con cerca de 400 representantes de más de 120 países del mundo trabajando juntos para encontrar nuevas formas de desmantelar a las organizaciones delictivas transnacionales y los grupos terroristas.

“Lo que necesitamos, más que una guerra, es un paquete completo de medidas inteligentes, bien diseñadas, bien ejecutadas, enfocadas en la gente”, manifestó el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, quien ha encomendado al saliente Ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, desarrollar una nueva estrategia para combatir el narcotráfico de formas diferentes y más efectivas.

“Colombia ha realizado un gran avance precisamente porque hemos enfrentado las amenazas impuestas por el narcotráfico y los delitos relacionados”, manifestó Pinzón. En mayo, el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, manifestó que reasignaría a Pinzón al cargo de embajador en Washington, D.C., y que el actual embajador en Estados Unidos, Luis Carlos Villegas, sustituirá a Pinzón como Ministro de Defensa.

En el evento participaron autoridades del Comando Sur de Estados Unidos (SOUTHCOM), la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos y las Naciones Unidas (ONU). La conferencia, que tuvo una duración de tres días, fue organizada por la Policía Nacional de Colombia y comenzó el 2 de junio con un discurso realizado por el Jefe de la Policía de Colombia, General Rodolfo Palomino.

Tráfico ilícito tan eficiente como FedEx


La conferencia fue una oportunidad excelente para que autoridades militares y policiales de Centro y Sudamérica se reunieran e intercambiaran ideas sobre cómo los países de la región pueden trabajar juntos para combatir el tráfico internacional de drogas y otras actividades delictivas transnacionales que comparte la región.

“El tráfico ilícito amenaza a cada uno de nuestros países, utilizando un vasto sistema de caminos para trasladar cientos de toneladas de drogas, decenas de miles de personas e innumerables armas de y hacia Estados Unidos, América Latina, Europa, África y Asia”, manifestó el General John F. Kelly, comandante del USSOUTHCOM. “Y lo hacen con una eficiencia, carga y ganancia neta que FedEx envidiaría.”

El gobierno de Estados Unidos y sus Fuerzas Armadas trabajan de la mano con Colombia para combatir el tráfico de drogas, el terrorismo, el contrabando de armas, el tráfico de personas y otras actividades delictivas internacionales. “Confiamos en nuestros amigos internacionales [de la región]”, manifestó el Gral. Kelly.

De piratas de cocaína a empresas de drogas


De acuerdo con la temática de la IDEC de este año, “Transformación del Fenómeno de las Drogas: un desafío mundial”, Pinzón expuso la creciente necesidad de cooperación internacional en la lucha contra el narcotráfico y otros actividades delictivas. Aunque no es tan preponderante hoy como en el año 2000, las autoridades deben permanecer alerta en su lucha contra la “maldición” del narcotráfico internacional.

La naturaleza del narcotráfico internacional ha cambiado, manifestó el Gral. Kelly.

“Los tiempos de los ‘piratas de la cocaína" han terminado; ahora lidiamos con ‘empresas de cocaína’ que tienen franquicias en todo el mundo”, manifestó el comandante del SOUTHCOM.

Esto significa que las Fuerzas Armadas y las autoridades de seguridad deben atacar cada eslabón de la cadena del tráfico ilegal de drogas, desde el cultivo y la producción de drogas ilícitas hasta el lavado de dinero, el narcotráfico y delitos relacionados.

“Para esto tuvimos que reforzar las capacidades de todas nuestras fuerzas, la inteligencia, movilidad aérea, operaciones especiales y especialmente nuestra credibilidad”, manifestó Pinzón.

Colombia recibe lanchas rápidas de Estados Unidos


La estrecha cooperación entre Colombia y Estados Unidos está reforzando la lucha contra el tráfico internacional de drogas y otras actividades ilícitas.

Los vínculos cercanos entre ambos países fueron destacados durante la conferencia, cuando las autoridades del gobierno colombiano realizaron una ceremonia para destacar la donación, realizada por autoridades estadounidenses, de seis lanchas rápidas de interceptación de Safe Boats International para reforzar los esfuerzos de interceptación de la Armada de Colombia a lo largo de la costa del Pacífico.

“Estos botes son recursos adicionales para combatir los delitos y el narcotráfico en Colombia, que es nuestro principal objetivo al igual que el de nuestro aliado, Estados Unidos”, manifestó Pinzón. “Estos botes que recibimos hoy nos han dado mayor capacidad para quitar toneladas de cocaína a los narcotraficantes”, añadió.
Las naves serán utilizadas para interceptar embarcaciones que se presume trafican narcóticos, armas y otros objetos ilícitos.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) es uno de los principales grupos delictivos que se dedica al narcotráfico. Las FARC utilizan las ganancias provenientes del tráfico de drogas para financiar sus ataques terroristas contra la población civil, las Fuerzas Armadas y la Policía.

En otro acuerdo de cooperación en seguridad, las Marinas de Colombia, Brasil y Perú están trabajando conjuntamente en BRACOLPER Naval 2015, una operación militar para combatir las actividades delictivas transnacionales en la región de la Amazonia que comparten los tres países.
es bueno.... FELICITACIONES A CLAUDIA GURISATI, POR HABER SENTADO AL BANQUILLO A SANTOS., ASI SE HACE PERIODISMO Y SE ES DIRECTORA DE UN PROGRAMA
Share