Destacados: Una conversación con nuestros líderes

Planificación estratégica con enfoque interagencial

El Estado Mayor Conjunto de Chile enfoca sus esfuerzos en la planificación estratégica para afrontar los desafíos del futuro.
Geraldine Cook/Diálogo | 16 febrero 2018

El General de Aviación Arturo Merino Núñez, jefe del Estado Mayor Conjunto de Chile, resaltó los programas internacionales en los que participan. (Foto: Estado Mayor Conjunto de Chile)

Las Fuerzas Armadas de Chile iniciaron 2018 con un balance positivo. Planificación estratégica, modernización de política de defensa, operaciones conjuntas y de paz, atención a desastres y asistencia humanitaria son algunas de las actividades que mantienen a los hombres y mujeres de las FF. AA. trabajando constantemente con profesionalismo y dedicación.

Para el General de Aviación Arturo Merino Núñez, jefe del Estado Mayor Conjunto (EMCO), este balance institucional es promisorio. Como comandante de las fuerzas terrestres, navales, aéreas y conjuntas asignadas a las operaciones, el Gral. Merino tiene la certeza de que las FF. AA. están preparadas para continuar su desarrollo en 2018.

Diálogo entrevistó al Gral. Merino en Santiago para conversar sobre los avances del EMCO, las operaciones de paz, las amenazas a la seguridad de su país y la colaboración de las FF. AA en la región.

Diálogo: En julio de 2017 el EMCO celebró siete años de haber cambiado su nomenclatura. ¿Cómo ve el avance institucional y la interoperabilidad entre las FF. AA de Chile?

General de Aviación Arturo Merino Núñez, jefe del Estado Mayor Conjunto: Estos últimos años, el EMCO se ha consolidado como una estructura eficiente en el desarrollo de sus funciones, sobre todo en áreas como la planificación y la conducción de las fuerzas, el mando de las fuerzas en operaciones de paz y en la coordinación efectiva de los medios para apoyar las emergencias y catástrofes. Esto nos ha permitido presentarnos como una organización madura, cumpliendo nuestras obligaciones con un alto grado de responsabilidad y esfuerzo, empleando eficazmente las capacidades disponibles, ya que sabemos lo trascendental de la labor que desarrollamos por su directa repercusión en aspectos de seguridad y defensa. Esta labor, conforme a las orientaciones políticas del señor ministro de Defensa Nacional, ha sido abordada bajo una doctrina de permanente apertura, con un carácter conjunto e integrado con las instituciones armadas, de tal forma de aprovechar su experiencia y capacidades.

El EMCO se ha relacionado y complementado plenamente como equipo de trabajo con otros organismos del sector, aportando transversalmente a la mayoría de las materias que abordan estas organizaciones. Esto ha permitido aportar la visión estratégica a una serie de iniciativas como lo son el desarrollo del nuevo libro de la Defensa Nacional, el potenciamiento de la estructura conjunta, el desarrollo de la nueva metodología de planificación del sector y la materialización de la agenda de género, entre otras materias.

Diálogo: ¿Cuál es el balance de las actividades del EMCO en 2017 y cuáles son las proyecciones para 2018?

Gral. Merino: El balance ha sido muy positivo ya que se trabajó con gran dedicación y profesionalismo en distintos ámbitos como en la planificación y conducción estratégica. Se actualizó la planificación vigente y se modernozó la política de Defensa en coordinación con las instituciones armadas y el aporte de la Subsecretaría de Defensa. En el área de entrenamiento se desarrollaron importantes ejercicios, eventos que marcaron un verdadero avance en la conducción de operaciones conjuntas al integrar innovadoras formas de planificación, ejecución, dirección y control de las maniobras, generando un impulso a la actividad y un mayor valor agregado a este tipo de ejercicios.

Durante 2017 se abordaron una serie de actividades internacionales de empleo de fuerzas conjunto-combinadas los cuales entregaron una gran experiencia al EMCO y a las fuerzas armadas en temas como manejo de crisis, operaciones de paz, empleo de fuerzas especiales, emergencias y desastres, interoperabilidad de fuerzas y empleo de fuerzas en operaciones distintas a la guerra. En general, el balance es muy positivo ya que hemos alcanzado gran parte de los objetivos. En 2018 esperamos un balance nuevamente positivo por medio del perfeccionamiento y mejoramiento de los objetivos y el establecimiento de nuevas metas.

Diálogo: ¿Cuáles son las principales amenazas a la seguridad que enfrenta Chile, y cuál es el papel de las FF. AA. para contrarrestarlas?

Gral. Merino: Las amenazas que enfrenta el Estado de Chile, al igual que la gran mayoría de los países, obedecen al concepto de amenazas multidimensionales como es el caso del tráfico de armas, crimen organizado, tráfico de drogas, ciberamenaza y terrorismo. Estas amenazas son enfrentadas directamente por las instituciones policiales. Sin embargo, las fuerzas armadas cooperan en forma indirecta a través de la presencia en zonas aisladas, información residual, control marítimo y tráfico aéreo.

Diálogo: ¿Cuál son las lecciones aprendidas de la experiencia de casi 13 años de la participación de las FF. AA. y la policía de Chile en la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití?

Gral. Merino: Las experiencias en 13 años de contribución a la paz mundial y regional han sido múltiples. Sin duda, las más importantes están en el ámbito de la experiencia operacional de nuestros militares, marinos y aviadores al actuar en un escenario muy complejo donde se logró concretar la estabilización y la paz, para luego poder apoyar la ejecución de las elecciones presidenciales de un gobierno haitiano en 2017. Por otro lado, el operar junto a fuerzas armadas de otros países con diferentes culturas, equipamientos e idiomas, en algunos casos fue un excelente entrenamiento para el personal.

El tema logístico, correspondiente a mantener una fuerza terrestre de apoyo de ingenieros y helicópteros operando los 365 días del año a una distancia de casi 7 000 kilómetros de sus bases principales en Chile, fue una excelente oportunidad de planificación logística y financiera, sin dejar de lado las capacidades polivalentes demostradas en el apoyo ante los desastres naturales, orden público, evacuaciones, protección y transporte.

La policía, por su parte, al haberse desplegado en forma independiente como expertos en operaciones de paz, les permitió llevar a cabo múltiples trabajos de seguridad y orden público en forma conjunta con policías de otras nacionalidades, lo que permitió intercambiar y adquirir experiencias y métodos operacionales en escenarios diversos, cambiantes y altamente complejos.

Diálogo: Chile tiene personal de mantenimiento de paz desplegado en Bosnia y Herzegovina, Chipre, India, Paquistán, Medio Oriente y la República Centroafricana. ¿Qué avances han logrado en esos países?

Gral. Merino: Los avances han sido significativos. Los efectivos militares que se han desplegado en calidad de contingentes, observadores o asesores en cuarteles generales han cumplido a cabalidad los mandatos internacionales que autorizan los despliegues de medios militares a cada una de las regiones, siendo la presencia nacional fundamental en los avances sostenibles que guardan relación con garantizar la paz y evitar los enfrentamientos entre las partes en conflicto.

Diálogo: ¿Qué programas de colaboración tienen las FF. AA. de Chile con las de Latinoamérica y el Caribe, en especial con los países vecinos y los Estados Unidos?

Gral. Merino: Uno de los programas en el cual las fuerzas armadas participan es el Programa de Cooperación de Defensa para Centroamérica y el Caribe (PCDCAC) el cual es liderado por el Ministerio de Defensa; la Subsecretaría de Defensa es la responsable de la dirección política del programa y el EMCO es el coordinador militar de éste. El objetivo del PCDCAC es entregar apoyo y capacitación a los países de Centroamérica y el Caribe en temas de defensa relacionados con doctrina, educación, entrenamiento militar, gestión y mantenimiento logístico militar y gestión ante catástrofes, entre otros temas.

Con los EE. UU. contamos con el Programa de Asociación Estatal entre Chile y el estado de Texas, que se desarrolla desde 2009. Es un programa de cooperación de defensa sobre temas de interés común destinado a incrementar la interacción entre las partes y constituir una base para las relaciones entre las organizaciones participantes por parte de Chile, el EMCO y las instituciones de las fuerzas armadas y por parte de Texas, el Departamento Militar de Texas y la Guardia Nacional de Texas. Este programa tiene como finalidad el intercambio de experiencias y conocimientos para el estudio y planificación del Estado Mayor en las áreas de personal, operaciones, logística, relaciones internacionales, operaciones de paz, respuestas ante desastres y otras áreas de interés, brindando la oportunidad para alcanzar niveles de cooperación mutua que permitan interoperabilidad a ambas fuerzas armadas.

Diálogo: ¿Cuál es el avance de la participación de las mujeres en las FF. AA. de Chile?

Gral. Merino: El inicio de las mujeres en las FF. AA. comienza en 1974 después de la creación de la Escuela del Servicio Auxiliar Femenino, donde se desempeñaban como asistentes sociales, secretarias, parvularias, etc. Posteriormente, en 1995 ingresan por primera vez las mujeres a las escuelas matrices del Ejército. En 2000 comienza el ingreso femenino a la Escuela de Aviación para finalmente en 2007 sumarse a la Escuela Naval. No todas las instituciones tienen dentro de sus filas a soldados conscriptos femeninas en el servicio militar; las soldados de tropa profesional solo existen en el Ejército. En 2017 la Fuerza Aérea integró soldados mujeres mientras que la Armada lo tiene planificado para 2018.

Es posible evidenciar un avance significativo en las instituciones de la defensa. Las propias integrantes han solicitado, a lo largo del tiempo, ser consideradas en todas las áreas, tales como sus pares varones, teniendo este cambio muy buena acogida por los integrantes de las instituciones. Los porcentajes de integrantes entre hombres y mujeres han incrementado desde el ingreso a las escuelas matrices. En marzo de 2017 se promulgó una ley que establece un escalafón mixto para hombres y mujeres, permitiendo que todos puedan ascender hasta general de brigada, profundizando así, la integración de la mujer en el Ejército.

Diálogo: ¿Cuál es la importancia de la asistencia humanitaria y respuesta a desastres por parte de las FF. AA. en Chile, en apoyo a otras agencias estatales u otras naciones amigas? ¿Qué tipo de entrenamiento realizan para este tipo de misión?

Gral. Merino: Las FF. AA. contribuyen y están presentes en el Sistema Nacional de Protección Civil (SNPC). En todo el ciclo de gestión del riesgo aportan al sistema de acuerdo a las capacidades y polivalencia que tienen sus medios a nivel comunal, provincial, regional y también, nacional. Las capacidades instaladas de apoyo técnico de las instituciones son aquellas que se relacionan con infraestructura, tecnología y recursos diversos para realizar tareas que permitan atender demandas sociales, en el marco de los apoyos a diferentes estamentos gubernamentales con el propósito de entregar el máximo de antecedentes ante una emergencia y/o catástrofe.

Las FF. AA. han colaborado a nivel nacional, a través del EMCO, con delegados en los comités de protección civil, emergencia y la Plataforma Nacional de Gestión del Riesgo; además han cooperado en la elaboración de la Política Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres 2016, el Plan Estratégico Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres 2015-2018 y el Plan Nacional de Gestión del Riesgo y Desastres y en la actualidad en el de los Planes Específicos por Variables de Riesgo.

En cuanto a la capacitación y el entrenamiento, las instituciones del sector de defensa, con el objeto de alcanzar la polivalencia de su personal, orientan sus esfuerzos de capacitación hacia el personal que por su vinculación con los comités de protección civil y Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de los diferentes niveles requieran de capacidades apropiadas para integrar estos organismos de planificación y conducción, aportando con conocimientos actualizados a enfrentar las situaciones de emergencia y/o catástrofes.

Las FF. AA. desarrollan ejercicios de conducción de emergencias en el nivel regional y provincial para integrar a las autoridades civiles del SNPC, cooperar en el entrenamiento del COE en ejercicios de gabinete y/o asistidos por el Sistema de Gestión y Entrenamiento para Emergencias, herramienta computacional de alto nivel diseñada por el Centro de Entrenamiento Operativo Táctico del Ejército, para el entrenamiento de la toma de decisiones en situaciones de emergencia. Como participantes del SNP, las FF. AA. están conscientes que son socios importantes dentro del sistema, y sin querer ser protagonistas de este, han colaborado en emergencias y desastres desde un principio.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 28
Cargando las Conversaciones