Espíritu deportivo prevaleció entre los estadounidenses

Sportsmanship Prevails Among Americans

Por Dialogo
julio 18, 2011


Las jugadoras de la Selección Militar de Voleibol Femenino de los Estados Unidos no se dejaron abatir por la derrota de 3 a 0 frente a Brasil. El equipo, que permaneció en el Gimnasio Maracanãzinho para ver jugar a sus colegas de la selección masculina, se mantuvo animado frente a un público de 3.200 personas.

Las jugadoras bailaban, interactuaban con la audiencia y posaban para fotos con la mascota Arion y sus cuatro amigos de la Tropa de la Paz.

El equipo masculino mantuvo el mismo espíritu deportivo. Mientras los jugadores brasileños estaban siendo entrevistados por la prensa, los atletas del equipo de voleibol militar estadounidense ya vestían camisetas de Brasil.

“Por supuesto que conocemos a los brasileños. ¿Silva? ¿Anderson? Son excelentes, juegan muy bien”, respondió el Sargento del Ejército de los Estados Unidos Eric Latson, con su cámara fotográfica lista.

Otro sargento del Ejército de EE.UU., James Crane, también mantuvo el espíritu en alto después del partido.

“Entusiasma ver a todo el mundo reunirse, competir y, al mismo tiempo, ser amigos”, afirma Crane. “En las Fuerzas Armadas de EE.UU. tenemos otras funciones que no tienen que ver con los deportes. Nos reunimos un mes y medio al año, como máximo, para entrenar juntos. Entonces sabemos que Estados Unidos trajo lo mejor a Brasil.”

Un partido de vóleibol incluye la participación de 12 jugadores, seis en cada equipo. En el banco de suplentes hay una reserva de seis jugadores. En la cancha los equipos están separados por una red y el objetivo es que la pelota toque el suelo del área protegida por el rival. La pelota, no obstante, debe pasar entre las antenas, que son dos varillas flexibles tangentes a los límites laterales de la cancha. Delimitan el espacio aéreo por el cual debe pasar la pelota.



Share