Gobiernos del Cono Sur combaten crimen trasnacional

Brasil impulsa iniciativas con los países vecinos para fortalecer la cooperación en asuntos de seguridad.
Patrícia Comunello/Diálogo | 4 enero 2017

Capacitación y Desarrollo

Los comandantes de los ejércitos de Brasil, Uruguay, Argentina, Chile y Paraguay intercambiaron experiencias y cooperación en Foz de Iguazú. (Foto: Ejército brasileño)

Los gobiernos de los países del Cono Sur oficializaron en Brasília, un conjunto de acciones tendientes a reforzar las medidas de seguridad en la lucha contra los delitos transnacionales en la región. La Declaración de Brasília fue firmada el pasado 16 de noviembre en el transcurso de la Reunión Ministerial del Cono Sur sobre Seguridad en las Fronteras, por los ministros y autoridades de Relaciones Exteriores, del Interior, Defensa, Justicia, Seguridad y Control de Drogas de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay. El documento consolidó una serie de compromisos considerados para ampliar la cooperación regional en el sector de seguridad.

La iniciativa estuvo precedida por dos reuniones anteriores que analizaron el rol desempeñado por Brasil en las acciones de defensa en el Cono Sur. El primero de ellos tuvo lugar el mismo día, también en Brasília, horas antes del lanzamiento de la Declaración de Brasília, y reunió a ministros del gobierno brasileño, quienes trataron las bases internas para la cooperación regional. “Un país continental como Brasil, con aspiraciones internacionales, necesita delinear constantemente sus políticas en las áreas de relaciones internacionales y defensa nacional. Cualquier país del mundo que aspire al respeto internacional, debe sincronizar y coordinar estas dos políticas”, destacó Raúl Jungmann, ministro de Defensa de Brasil, tras la celebración de la reunión interministerial. El ministro también afirmó que existe “cohesión y unión” entre las esferas de gobierno y de las fuerzas armadas en lo relativo a las metas de cooperación.

El otro evento que trató el mismo tema se llevó a cabo un mes antes de la firma de la Declaración de Brasília. La I Conferencia de Comandantes de los Ejércitos del Cono Sur fue celebrada del 11 al 13 de octubre del 2016, en Foz de Iguazú, en el estado de Paraná, entre representantes de los ejércitos de Brasil, Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay. Los comandantes de los cinco países analizaron los medios para impulsar ejercicios combinados entre las tropas, intensificar la defensa terrestre de las fronteras comunes, con énfasis en los sistemas de vigilancia, y el intercambio de conocimientos y experiencias en operaciones de paz. “La cooperación y la integración de las fuerzas armadas son importantes para conservar la estabilidad de la región”, afirmó el General Eduardo Dias Costa Villas Bôas, comandante del Ejército de Brasil (EB). Los asistentes consideraron que la conferencia fue un éxito, y programaron una segunda edición para 2017 en Montevideo, Uruguay.

Las reuniones

Las tres reuniones contribuyeron a que los involucrados alcancen la meta final y común del fortalecimiento de la cooperación funcional entre las agencias de seguridad, control y vigilancia de las fronteras. Asimismo, fomentaron la celebración de reuniones frecuentes entre las autoridades nacionales responsables de la seguridad fronteriza con el propósito de diseñar operaciones coordinadas e intercambiar experiencias para luchar contra los delitos transnacionales.

Sistema Integrado de Monitoreo de Fronteras

Los representantes de los cuatro países visitantes participaron en un simulacro de vigilancia de SISFRON. (Foto: Ejército brasileño)

Durante la I Conferencia de los Comandantes de los Ejércitos del Cono Sur, además de las reuniones en Foz de Iguazú, tuvo lugar un ejercicio de simulacro en el Centro Regional de Monitoreo, que integra el proyecto piloto del Sistema Integrado de Monitoreo de Fronteras (SISFRON), en Dourados, estado de Mato Grosso do Sul.

SISFRON es uno de los programas estratégicos del EB. “Nos reunimos para tratar asuntos cada vez más comunes y que afectan a todos los países, con diferentes grados de responsabilidades. El gran objetivo es sentar las bases de un pensamiento sobre defensa en la región”, explicó el Gral. Villas Bôas.

Los comandantes recibieron información referente a la estructura y el funcionamiento del SISFRON. El General de División Guido Amin Naves, jefe del Despacho de Proyectos del EB, vinculado al Estado Mayor del Ejército en Brasília, expuso los fundamentos, el cronograma, las tecnologías y las capacidades del sistema, y afirmó que “el control fronterizo es un aspecto recurrente para todos los Estados”. Asimismo agregó que “quedó claro que todas las fuerzas armadas tienen en común la preocupación por este tema, además de estar dispuestas a realizar intercambios con nuestro Ejército”.

El Gral. de Div. Amin también destacó que la efectividad de ese tipo de sistema aumenta considerablemente si es realizado en ambos lados de la frontera. “Estamos dispuestos y tenemos condiciones para intercambiar inclusive la tecnología que tenemos aquí”, afirmó, y apuntó que para ello serán necesarios acuerdos, tanto a nivel militar como diplomático.

La fase piloto de SISFRON, que comenzó a ejecutarse en 2012, comprende una franja de unos 600 km de frontera, entre el municipio de Mundo Novo, en Mato Grosso del Sur, cercano al límite con el estado de Paraná, y Caracol, en la frontera con Paraguay. Ya existen radares instalados terrestres con un alcance de 20 km, además de modelos móviles, los cuales pueden ser desplazados por dos hombres y tienen capacidad para identificar movimientos humanos hasta 8 km de distancia. “El sistema está pensado para trabajar en un ambiente entre agencias. O sea, puede que no sean las fuerzas armadas las que actuarán contra una amenaza identificada por los radares y sensores”, concluyó el Gral. de Div. Amin.



Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 74
Cargando las Conversaciones