SOUTHCOM brinda ayuda a través de programas de asistencia humanitaria.

Los programas de asistencia humanitaria que se realizan con naciones amigas mitigan el sufrimiento humano, las enfermedades y el hambre en zonas desfavorecidas de Latinoamérica y el Caribe.
Sargento de Segunda Clase del Ejército de los EE. UU. Vito T. Bryant/Defense Media Activity | 1 octubre 2018

Relaciones Internacionales

El Cabo del Cuerpo de Infantería de Marina de los EE. UU. Randy O’Connell, izquierda, y un miembro del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Guatemala, colocan bloques en una construcción en Escuintla, Guatemala, el 19 de julio de 2018. Infantes de marina de la Fuerza de Tarea Aeroterrestre de Propósito Especial del Comando Sur de los EE. UU. trabajaron con militares de Guatemala en un proyecto de ayuda humanitaria del Comando Sur de los EE. UU. con el Gobierno guatemalteco para construir viviendas temporales para personas desplazadas después de la erupción de un volcán. (Foto: Sargento Artillero del Cuerpo de Infantería de Marina de los EE. UU. Zachary Dyer)

Los programas de asistencia humanitaria del Comando Sur de los EE. UU. (SOUTHCOM) promueven actividades dentro de su área de responsabilidad junto con países amigos para mitigar el sufrimiento humano, las enfermedades y las carencias, sobre todo en regiones donde estas necesidades pueden generar problemas importantes a la población civil.

Gracias a las capacidades combinadas de agencias gubernamentales de los EE. UU., las fuerzas armadas y agencias homólogas civiles de países amigos y organizaciones internacionales, los programas permiten que los gobiernos locales refuercen la seguridad y estabilidad en la región. 

Además, los oficiales de relaciones públicas cumplen un papel fundamental en el programa de asistencia humanitaria de SOUTHCOM. “Somos como el tejido conectivo entre el Departamento de Defensa y los colaboradores interagenciales que responden ante grandes catástrofes”, manifestó el Coronel del Ejército de los EE. UU., J. Frank Melgarejo Jr., jefe del destacamento de planificación de asuntos civiles. “Utilizamos nuestras capacidades especializadas para aumentar la efectividad y eficiencia de respuesta”.

Aunque la respuesta ante catástrofes es un aspecto crítico de la misión de asistencia humanitaria, se espera que se vuelva menos necesaria. “Los esfuerzos de respuesta rápida integran casi una cuarta parte de lo que hacemos”, dijo el Teniente Coronel del Ejército de los EE. UU. Steve Lewis, oficial de asuntos civiles de SOUTHCOM. “Pasamos el otro 75 por ciento ayudando a nuestras naciones amigas a prepararse”.

El buque hospital USNS Comfort tiene la capacidad de realizar cientos de cirugías a bordo y proveer servicios médicos a miles de pacientes. (Foto: Contramaestre Tercera Clase de la Marina de los EE. UU. Jonathan Clay)

En estrecha coordinación

Los esfuerzos de preparación incluyen la construcción de centros de operaciones de emergencia y almacenes de ayuda ante catástrofes, además del entrenamiento de equipos de emergencia en naciones amigas. Estos proyectos se llevan a cabo en estrecha coordinación con la Oficina de Asistencia para Desastres en el Extranjero de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional y la Agencia de Cooperación en Seguridad de la Defensa.

Entre los años fiscales 2012 y 2017, se gestionaron más de 3000 proyectos de asistencia humanitaria dentro de su área de responsabilidad, que abarca a 31 países y 16 dependencias, así como también áreas de soberanía especial.   

“Nunca se pueden subestimar el potencial y las capacidades de una nación amiga”, dijo el Cnel. Melgarejo. “Puede que no tengan todo el equipamiento que nosotros tenemos, pero tienen la voluntad y el deseo de hacer las cosas mejor y aumentar la estabilidad y seguridad en sus espacios”.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 11
Cargando las Conversaciones