Guatemala y SOUTHCOM llevan servicios médicos a comunidades alejadas

SOUTHCOM and the Guatemalan Army Bring Medical Care to Remote Communities

Por Manuel Ordóñez/Diálogo
octubre 28, 2016

Al menos 2.000 personas de las aldeas El Cruzadero y Betel, en el departamento de Petén, ubicado en la región norte de Guatemala, fueron beneficiadas con jornadas médicas llevadas a cabo por el Ejército de Guatemala con la colaboración del Comando Sur de los Estados Unidos (SOUTHCOM). Las consultas médicas fueron realizadas el 16, 17 y 18 de septiembre y el 7, 8 y 9 de octubre por los médicos de ambos países, quienes atendieron a pacientes de odontología, otorrinolaringología, ginecología, nutrición, oftalmología y medicina general. Según explicó la Teniente Coronel Karen Pérez, vocera del ministerio de la Defensa de Guatemala, el personal de la Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente y el Instituto Nacional de Cancerología también participaron en las jornadas médicas. La atención médica fue organizada en conjunto con la gobernación departamental, el ministerio de Salud Pública y la Primera Brigada de Infantería “Luis García León”, que tiene su base en el municipio de Santa Elena, también en el departamento de Petén. El Mayor Daniel Monroy, jefe de sección del Ejército de los Estados Unidos de la Oficina de Cooperación en Seguridad en la Embajada de Estados Unidos en Guatemala, dijo que este tipo de misiones son llevadas a cabo en diferentes regiones del país. “En esta jornada médica, nosotros colaboramos con medicamentos y equipo, pero este es un esfuerzo del Ejército de Guatemala”, dijo el May. Monroy. SOUTHCOM, a través de la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo (JTF-B, por sus siglas en inglés), además de proporcionar los medicamentos que fueron administrados a la población, también realizó procedimientos odontológicos y consultas pediátricas. Las clínicas ambulantes fueron montadas gracias a la participación de aproximadamente 66 personas, entre médicos de las diferentes especialidades y técnicos de las instituciones que colaboraron en esta jornada. Según información proporcionada por JTF-B, esta misión humanitaria tiene como objetivo prestar asistencia a la población, así como crear lazos y confianza con las fuerzas militares guatemaltecas y con la población. “Uno de los objetivos es que la población pueda ver que el Estado de Guatemala apoya a la población y a estas comunidades que están fuera del alcance del Estado”, dijo el May. Monroy a Diálogo. Al mismo tiempo que las Fuerzas Armadas guatemaltecas prestaron el servicio a la población civil, también tenían como objetivo prevenir e interrumpir el tráfico ilícito a través de la frontera terrestre entre Belice y Guatemala. La JTF-B también busca conocer mejor el terreno para establecer una relación duradera con las personas que viven en la zona, y, en el futuro, apoyar operaciones de ayuda humanitaria en el área de Petén. “Las consultas fueron llevadas a cabo en estas aldeas debido a su vulnerabilidad, así como por el índice de pobreza que prevalece en el área”, informó el Ejército guatemalteco. “Todo el apoyo brindado por las autoridades hacia las personas que radican en esas áreas fue muy positivo ya que el trabajo que hicieron fue en equipo y beneficiaron a muchas personas”, dijo Ervel Sandoval, vocero del gobernador del departamento de Petén. De acuerdo con Sandoval, las comunidades atendidas están en el área de adyacencia a la frontera entre Guatemala y Belice, la cual está muy alejada del área central del departamento. Sus habitantes en su mayoría son agricultores que cultivan maíz, frijol y calabaza. Las enfermedades detectadas con mayor frecuencia entre los pacientes fueron resfriados y diarreas, padecimientos comunes, pero que pueden ser mortales debido a lo lejano de los servicios médicos.
Share