• Home »
  • Uncategory »
  • SOUTHCOM and the Colombian Army Step up their Activity in the Fight for Humanitarian Demining

SOUTHCOM y Ejército de Colombia fortalecen sus acciones contra el desminado humanitario

SOUTHCOM and the Colombian Army Step up their Activity in the Fight for Humanitarian Demining

Por Julieta Pelcastre/Diálogo
octubre 11, 2016

El Comando Sur de los Estados Unidos (SOUTHCOMen inglés) como parte de la Iniciativa Global de Desminado, ofrece apoyo a la primera Brigada de Ingenieros de Desminado Humanitario del Ejército Nacional de Colombia, para mejorar las metodologías y estrategias en los procesos de detección y remoción de minas antipersona sembradas en el país. Del 7 al 24 de julio, un total de 15 militares de SOUTHCOM liderados por el Teniente General Michael H. Shields, director de la Organización Conjunta para Desactivar Artefactos Explosivos, y por el Contralmirante Scott B. Jerabek, director de enlaces militares en el Comando Sur, conocieron las capacidades y fortalezas que posee la Brigada de Desminado Humanitario junto a sus unidades tácticas a lo largo y ancho del territorio colombiano. La unidad militar se activó el 8 de agosto en el Fuerte Militar de Tolemaida, departamento del Tolima [centro]. La Brigada bajo el mando del Coronel Raúl Ortiz Pulido estará conformada por 5.000 hombres y mujeres pertenecientes a cinco Batallones de Ingenieros de Desminado, que tendrán sede en los departamentos de Santander, Antioquía, Cesar y Caldas, con el fin de realizar labores en casi 400 municipios del país donde hay minas. Según el presidente colombiano Juan Manuel Santos, esta unidad será la brigada más importante dedicada al desminado en todo el planeta “No hay otro ejército, no hay otro país que tenga una brigada como la que acabamos de activar”, indicó el presidente Santos, en la celebración del 197 aniversario del Ejército colombiano. La nueva unidad militar empezará su misión en 2017. La labor de la Brigada de Desminado Humanitario se hará de manera coordinada con la Dirección de Acción Contra Minas Antipersonales (DAICMA), quienes garantizarán la labor de remoción de estos artefactos explosivos. “El Comando Sur quería ver cómo va a funcionar lo doctrinario aplicado a lo operacional, para esta nueva capacidad que aumentará a 10.000 hombres en 2018”, dijo el Coronel Rodrigo Cepeda Asencio, comandante del Centro Nacional de Minas y Artefactos Explosivos del Ejército Nacional de Colombia, en entrevista a Diálogo. Actualmente el Batallón de Desminado No. 60 “Coronel Gabino Gutiérrez” y la Agrupación de Explosivos y Desminado de Infantería de Marina realizan las operaciones de búsqueda y diseminación de los artefactos explosivos y las municiones sin explotar, en 14 municipios colombianos, priorizados por el Programa Presidencial de Acción Integral contra Minas Antipersonal, así como Organizaciones Civiles de Desminado Humanitario acreditadas. Colombia y el Comando Sur acordaron un plan de trabajo y una estrategia de dos años con metas a corto, mediano y largo plazo. “El equipo y la capacitación donada por el Comando Sur, viene proyectada con un paquete de ayuda económica, inicialmente de US$ 3 millones para dotación de pelotones de desminado humanitario”, dijo el Cnel. Cepeda. Se diseñó una estrategia de cómo mejorar los cursos en cuanto al currículo académico. El equipo estadounidense analizó diferentes factores en la formación para lograr programas que certifiquen a nivel internacional los procesos de desminado como una estrategia conjunta para una nación libre de minas. Por su parte, El Contralmte. Jerabek le dijo a Diálogo, “El equipo entero de SOUTHCOM está impresionado con el progreso de Colombia en las áreas de planeación, entrenamiento y ejecución de la misión de desminado. Entendemos las complejidades históricas y el uso de las minas. La rápida adaptación e implementación por parte de las Fuerzas Militares colombianas son un ejemplo, no solo para el desminado, sino como patrón para todo tipo de capacidades. Estoy muy orgulloso de haber sido parte de este esfuerzo y estoy a la espera de continuados resultados positivos.” No solo Estados Unidos apoya a esta brigada para que sea un referente de la región latinoamericana. “Esta unidad de desminado podrá ofrecer la capacidad que hemos adquirido en cuanto a desminado humanitario, aprovechando la instrucción de socios estratégicos de EE. UU., Brasil y España, con el fin de incrementar el nivel de efectividad”, indicó el Cnel. Cepeda. En octubre de este año, un equipo de 90 instructores colombianos será capacitado por expertos en desminado de EE. UU., Brasil y España con el objetivo de recibir la certificación de estos tres países. Este grupo se encargará de preparar a los 10.000 hombres y mujeres de la Brigada de Desminado Humanitario. Labor de mujeres La brigada incorporará a sus filas a 1.000 mujeres. Actualmente está capacitando a 16 mujeres oficiales para que formen parte de esta unidad. La labor de las mujeres en la brigada estará orientada a los estudios no técnicos y a la parte de acercamiento con las comunidades, con la misión de recabar toda la información que se necesita para desarrollar el desminado humanitario. “Lo que buscamos es la acreditación a nivel internacional de nuestros hombres y mujeres para continuar con nuestra transformación de la doctrina, entrando a toda metodología OTAN, así como mejorar y estandarizar todos los procesos desde el punto de vista doctrinario, y que esa doctrina sea conjunta para el Ejército, la Fuerza Aérea y la Marina de Guerra del Colombia. Vamos a tener un centro internacional de desminado que se ubicará en la región Tolemaida”, comentó el Cnel. Cepeda. Con este centro, Colombia podrá participar en operaciones de mantenimiento de paz en aquellos países como África y Asia que tienen una problemática alta de minas, y que hasta ahora están formando el programa de desminado. La proyección hacia misiones de paz es algo gradual. “Colombia está pensando en movilizar a sus primeros hombres a trabajar en los países que el gobierno nacional destine para misiones de paz, en 2018 o 2019. Podríamos entrar a apoyar directamente en las operaciones con instructores, para iniciar este proceso de desminado humanitario que Colombia inició hace 10 años”, comentó el Cnel. Cepeda. Iniciativa global Todas estas acciones forman parte de la Iniciativa Global de Desminado, la cual es liderada por el gobierno de Estados Unidos y Noruega, que busca movilizar recursos de cooperación y el apoyo de la comunidad internacional, para complementar los esfuerzos del gobierno colombiano de liberar al país de minas antipersonal sin explotar en 2021. En la actualidad Estados Unidos apoya a Colombia con más de 60 millones de dólares por medio de la Iniciativa Global de Desminado, y Noruega con cerca de US$ 25 millones. La Unión Europea desde 2011 ha aportado 10 millones de euros, y prometió 4 millones más para este año, informó la Presidencia de la República por medio de un comunicado de prensa, el 10 de mayo de 2016. Experiencia colombiana En Colombia existen miles de minas terrestres, instaladas por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) durante cinco décadas de conflicto, para aterrar a la población. Desde 2010, las autoridades han detectado y destruido más de 130.000 artefactos explosivos. De las 11.000 víctimas que han dejado las minas antipersonales, un 60 por ciento corresponde a miembros de las Fuerza Pública. El éxito de Colombia en el desminado humanitario se basa en la efectividad de sus hombres en cuanto a los procedimientos, no solamente en el desminado manual, sino también incluyendo del desminado mecánico y canino. Son hombres que poseen una técnica y un entrenamiento que les permite perfeccionar y ser más eficientes en el terreno. Al finalizar el encuentro, la delegación del Comando Sur “se llevó una muy buena impresión de nuestra capacidad y estrategia que han aumentado mucho”, según el Cnel. Cepeda. “Nuestra relación con el Comando Sur es excelente y enriquecedora”.
Share