Destacados: Una conversación con nuestros líderes

Protección de fronteras por mar y tierra

La Policía Nacional de Haití protege las fronteras del país para detener al crimen organizado transnacional.
Geraldine Cook/Diálogo | 16 enero 2018

El Comisionado Michel-Ange Gédéon, director general de la Policía Nacional de Haití, trabaja en conjunto con países amigos para profesionalizar a los miembros de su institución. (Foto: Geraldine Cook, Diálogo)

Cuando el Comisionado Michel-Ange Gédéon asumió su cargo como director general de la Policía Nacional de Haití (PNH) el 8 de abril de 2016, prometió continuar el trabajo para profesionalizar a los 15.000 miembros de la institución. Tras 20 meses en su puesto, continúa esforzándose para cumplir su promesa.

El Comisionado Gédéon participó de la 16.a Conferencia de Seguridad de las Naciones Caribeñas (CANSEC, en inglés), celebrada en Georgetown, Guyana, el 6 y 7 de diciembre de 2017. Los participantes de CANSEC abordaron los esfuerzos regionales para contrarrestar las redes de amenazas transregionales y transnacionales (T3N). El Comisionado Gédéon habló con Diálogo sobre su primera participación en CANSEC, las amenazas a la seguridad de Haití y los esfuerzos de la PNH para asegurar las fronteras y proteger al país del tráfico de drogas y las redes criminales internacionales.

Diálogo: ¿Cuál es la importancia de la participación de Haití en CANSEC?

Comisionado Michel-Ange Gédéon, director general de la PNH: Las amenazas son las mismas en toda la región, y la mejor manera de abordarlas es compartir información. No podemos compartir la información si no existe el contacto entre los líderes de la región. Además, estoy interesado en que CANSEC también se lleve a cabo en Haití.

Diálogo: ¿El terrorismo es una amenaza importante para Haití?

Comisionado Gédéon: Por fortuna no, pero observamos lo que sucede en los países extranjeros. Nuestras observaciones nos impulsaron a estar más enfocados en la existencia de mezquitas en Haití. Aunque el terrorismo no es una amenaza actual para nosotros, nos preparamos para prevenir las actividades terroristas en el futuro.

Diálogo: ¿Cuáles son las amenazas de seguridad que enfrenta Haití?

Comisionado Gédéon: En el pasado reciente enfrentamos secuestros y asesinatos, sin embargo, en la actualidad ambos disminuyeron muchísimo. Nuestra preocupación es el tráfico de drogas. Si bien no producimos drogas, Haití es considerada una colonia de transbordo. Existen muchas debilidades en cuanto al control de nuestras fronteras: terrestres, marítimas, portuarias y aeroportuarias, pero trabajamos para controlar la totalidad de nuestras fronteras. Recibimos drogas, particularmente en la parte sur de Haití, en Les Cayes, Grand’Anse, un área cercana a Jamaica y Colombia. En la actualidad, adelantamos grandes esfuerzos para abordar el problema; compartir información es esencial para nuestro éxito.

Diálogo: ¿Qué otros esfuerzos realiza Haití para controlar la vulnerabilidad de sus fronteras?

Comisionado Gédéon: Comenzamos a implementar nuestro proyecto de policía de frontera con una unidad especializada llamada PoliFront, cuya misión fundamental es velar por la seguridad de la frontera y luchar contra las T3N. Hemos trabajado con la Guardia Costera de Haití para reforzar nuestras capacidades, con la compra de navíos e incremento de personal. En algunas áreas, contamos con los esfuerzos conjuntos de la Unidad Antidrogas y la Guardia Costera de Haití para combatir las drogas, las armas y el tráfico humano.

Diálogo: Además del tráfico de drogas, Haití ha luchado contra la proliferación de pandillas. ¿Cómo aborda la PNH esta situación?

Comisionado Gédéon: En el 2000 tuvimos algunas zonas rojas como Aquin Sur, Cité Soleil, el área de Martissant, Grand Avin y Bel Air, pero pacificamos todas esas áreas gracias a los esfuerzos conjuntos de la MINUSTAH [Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití] y la PNH. No obstante, la circulación de armas es una gran preocupación, particularmente cuando los miembros de esas pandillas están relacionados con los políticos; esto complica el trabajo de la policía. En la actualidad, puedo garantizar que la PNH tiene un mejor control de las actividades de las pandillas en el país. Conocemos sus identidades y los vamos a encontrar.

Diálogo: ¿Cómo cambiaron las responsabilidades de la PNH después de la conclusión de la MINUSTAH en Haití, en octubre de 2017?

Comisionado Gédéon: La PNH siempre realizó su trabajo, aun cuando contábamos con la presencia de la MINUSTAH en Haití. Hace poco, por ejemplo, tuvimos elecciones sin violencia, y nuestra fuerza fue responsable de la seguridad. Tuvimos eventos como el Carnaval de Haití, que convocó a multitudes, y pudimos manejarlo con éxito.

Tras la conclusión de la MINUSTAH, la PNH está más enfocada en la transferencia de las competencias de la MINUSTAH a nuestro personal en cuanto al manejo de nuestro equipo humano y recursos, para que podamos tener las herramientas y las técnicas necesarias para mantener la seguridad. Estamos en el proceso de seleccionar aquellos puestos de la MINUSTAH con experiencia en áreas como recursos humanos, logística e inteligencia, para poder transferir y compartir sus habilidades con nuestra PNH. Cuando les llegue el momento de partir, las Naciones Unidas tendrán la seguridad de que nuestras fuerzas podrán hacer el trabajo sin ayuda adicional.

Diálogo: ¿Hay un plazo para la realización de esta transferencia?

Comisionado Gédéon: Dos años. Hablamos del 2019.

Diálogo: ¿La PNH trabaja con otras fuerzas militares de la región para contrarrestar las amenazas transnacionales?

Comisionado Gédéon: Desarrollamos una buena relación con todos nuestros socios de la región. También tenemos una buena relación con el Buró Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) para combatir las drogas. Contamos con iniciativas para llevar a cabo reuniones de seguridad con nuestros socios de la República Dominicana y Jamaica; muchos de nuestros funcionarios reciben entrenamiento en países como los Estados Unidos, Chile, Ecuador y Colombia. Enviamos a nuestro personal a hacer capacitaciones y regresan con habilidades para ayudar con todo tipo de tráfico y crímenes.

Diálogo: ¿Cómo trabajará la PNH con el Ejército Nacional restablecido?

Comisionado Gédéon: Tras el desmantelamiento del Ejército de Haití en 1994, la policía asumió sus funciones. Después de 22 años, será una nueva experiencia volver a trabajar con un ejército, tras la decisión de las autoridades el 18 de noviembre de 2017, de restablecerlo. La misión de la policía es la de servir y proteger la vida y los bienes de los ciudadanos, y la del Ejército estará enfocada en proteger el territorio, los centros de atención médica, el espacio aéreo y el medio ambiente, entre muchas otras responsabilidades. Parece que podemos funcionar juntos, cada uno a su nivel.

Diálogo: ¿Cuáles fueron los logros de la PNH en 2017?

Comisionado Gédéon: Uno de nuestros logros es la unidad de género, ya que deseamos contar con un mayor porcentaje de mujeres en la fuerza. También trabajamos en el concepto de la vigilancia comunitaria y la PoliFront. Pudimos investigar la conducta de nuestro personal, con el refuerzo de la Oficina de Asuntos Internos. Otro éxito es la transparencia de nuestra fuerza. Estamos en el proceso de construir una buena relación con la comunidad y el público en general.

Diálogo: ¿Cuál es su mensaje para la región?

Comisionado Gédéon: Las amenazas son las mismas en todas partes, y la policía es única en todas partes. Debemos unirnos para abordar esas amenazas. Solos no podemos, pero juntos sí será posible.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 12
Cargando las Conversaciones