Se entregan por vía aérea suministros esenciales a las víctimas del sismo

18 de enero de 2010 – BASE SCOTT DE LA FUERZA AÉREA, Ill. – Un avión C-17 Globemaster de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos realizó un vuelo sin escalas desde la Base Pope de la Fuerza Aérea en Carolina del Norte hacia Haití y entregó 14.500 raciones de comida listas para consumir y 15.000 litros de agua, que fueron arrojados desde el aire a una zona controlada de lanzamientos, que cuenta con una superficie de 822 por 1645 metros.
WRITER-ID | 19 enero 2010

Respuesta Rápida

PUERTO PRINCIPE, Haití (enero 17, 2010) Un tripulante de helicopteros de los Chargers of Helicopter Sea Combat Squadron (HCS) 26, descarga ayuda humanitaria a los danificados por el terremoto en Haití. (U.S. Navy photo by Mass Communication Specialist 2nd Class Justin Stumberg/Released)

18 de enero de 2010 – BASE SCOTT DE LA FUERZA AÉREA, Ill. – Un avión C-17 Globemaster de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos realizó un vuelo sin escalas desde la Base Pope de la Fuerza Aérea en Carolina del Norte hacia Haití y entregó 14.500 raciones de comida listas para consumir y 15.000 litros de agua, que fueron arrojados desde el aire a una zona controlada de lanzamientos, que cuenta con una superficie de 822 por 1645 metros.

La zona de lanzamiento estaba a unos ocho kilómetros al noreste del aeropuerto de Puerto Príncipe.

Para reforzar la seguridad del pueblo haitiano, la Fuerza de Tarea Conjunta-Haití (JTF-Haití) delimitó un área en donde arrojar los suministros. Una vez que los suministros cayeron al suelo, la JTF-Haití, USAID y el personal de ayuda los distribuyeron.

El Comando Sur de los Estados Unidos dirigió a través de su componente aéreo - la Fuerza Aérea Sur - la misión que fue realizada por pilotos de avión de los cuarteles generales del Comando de Movilidad Aérea, el componente 18° de la Fuerza Aérea y el Centro de Control de Aviones Cisterna N° 618.

Uno de los grandes desafíos que se enfrentan en esta operación de ayuda humanitaria es la falta de infraestructura, que produjo una ralentización en la entrega de suministros y colaboradores a los grandes focos de necesidad en Haití. El lanzamiento aéreo de suministros constituye una de las tantas opciones que la comunidad internacional está explorando para crear puntos de distribución alternativos, que permitirán la rápida llegada de dichos suministros a la gente.

Desde el 13 de enero, el Comando de Movilidad Aérea ha entregado más de 1.500 toneladas de suministros en la región, como parte de la Operación Respuesta Unificada. Los aviones del Comando de Movilidad Aérea y su personal siguen apoyando los esfuerzos internacionales para aumentar la velocidad con que la ayuda llega a quienes lo necesitan.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 79
Cargando las Conversaciones