Fuerza Naval de El Salvador frena al narcotráfico

A los narcotraficantes les quedan pocas posibilidades de navegar por aguas territoriales salvadoreñas sin ser detenidos.
Julieta Pelcastre/Diálogo | 11 julio 2018

Amenazas Transnacionales

El Salvador, a través de la Fuerza de Tarea Naval Tridente, golpeó a las organizaciones del narcotráfico al incautar más de 17 toneladas de cocaína desde 2016. (Foto: Fuerza Armada de El Salvador)

La Fuerza de Tarea Naval Tridente, de la Fuerza Naval de El Salvador (FNES), localizó e interceptó a principios de mayo de 2018 una embarcación a 290 millas náuticas de Punta Remedios, departamento de Sonsonate, con 33 paquetes que contenían 947 kilogramos de cocaína valorada en US$ 25 millones. Con información proporcionada por aeronaves de la Guardia Costera de los Estados Unidos, la FNES utilizó un patrullero marítimo y dos lanchas con motor fuera de borda para desarrollar la operación de interdicción, como parte de los acuerdos de cooperación en materia de seguridad entre ambos países. La información permitió a las autoridades navales decomisar la lancha sospechosa y el cargamento de droga.

“La participación y la cooperación son clave para llevar a feliz término las operaciones”, aseguró a Diálogo el Teniente de Corbeta de la FNES Raúl Edgardo Romero, jefe del Equipo de Asalto. “El decomiso es producto del esfuerzo combinado, conjunto e interagencial que tenemos con diferentes [agencias] de seguridad de los EE. UU. y su Guardia Costera, así como con el equipo de trabajo de la Fiscalía General de la República y de la Dirección Antinarcóticos de la Policía Nacional Civil de El Salvador”. 

Durante la operación marítima arrestaron a una persona de nacionalidad ecuatoriana y otra colombiana, tripulantes de una embarcación de pesca artesanal con dos motores fuera de borda. “El cargamento incautado de droga es el más grande decomiso realizado por la Fuerza de Tarea Naval Tridente en lo corrido del 2018”, dijo a Diálogo el Capitán de Navío René Francis Merino, jefe del Estado Mayor de la FNES.

El trabajo combinado y conjunto ha permitido incautar 1,6 toneladas de cocaína en lo que va del 2018. En el período de 2016 a 2017 las autoridades decomisaron casi 16 toneladas de cocaína. “Nos sentimos orgullosos porque hemos hecho un récord mayor de incautación de drogas en los últimos años”, aseguró el Cap. de Nav. Merino. “Nuestras aguas territoriales han dejado de ser utilizadas por el narcotráfico para mover la droga; lo hemos disminuido 90 por ciento”, enfatizó.

Abrir los ojos

El Salvador es uno de los países centroamericanos que los grupos del narcotráfico internacional explotan como punto de traslado logístico de droga entre Sudamérica, los Estados Unidos y otros países del norte. “La ayuda de los EE. UU. se volvió importante tanto dentro del área de operaciones, como en la logística y el adiestramiento especializado continuo para nuestro personal”, destacó el Tte. de Corb. Romero. “Gracias a la cooperación del Comando Sur de los Estados Unidos [SOUTHCOM], nuestro personal comenzó a tener mejor adiestramiento y a realizar capturas significativas a partir de 2015”, agregó el Cap. de Nav. Merino.

La Fuerza Naval de El Salvador logra reducir el paso de embarcaciones ilegales en el mar territorial salvadoreño, en su esfuerzo por combatir el narcotráfico. (Foto: Fuerza Armada de El Salvador)

El Tte. de Corb. Romero mencionó que la cooperación con las Fuerzas Armadas estadounidenses les permite “abrir los ojos” sobre las actividades de las organizaciones criminales al momento de entrar en operación. Gracias a SOUTHCOM, aprenden nuevas técnicas y tácticas de interdicción, abordaje y registro de embarcaciones con estricto apego a los derechos humanos, aseguró.

“Las operaciones de interdicción y captura de personas vinculadas al narcotráfico también han mejorado las capacidades de los miembros de la Fuerza de Tarea Tridente”, dijo el Cap. de Nav. Merino. “Las capacitaciones y entrenamientos dictados por los militares estadounidenses se imparten conforme a los requerimientos solicitados por la institución naval salvadoreña, para garantizar el éxito y la seguridad de las operaciones”.

Más allá de las 200 millas

Las incautaciones dejaron de registrarse en la costa salvadoreña desde 2016, debido a la eficiencia de la FNES. “Los narcotraficantes decidieron salir a más profundidad al darse cuenta que navegar por las aguas territoriales salvadoreñas era un peligro para ellos”, expresó el Cap. de Nav. Merino. “Nosotros adaptamos a nuestra Fuerza [de Tarea] Naval Tridente para operar más allá de las 200 millas marinas territoriales”.

El narcotráfico utiliza rutas distintas para trasladar los estupefacientes. Las Islas Galápagos son un punto estratégico para mover la cocaína que sale de Ecuador, Perú y Colombia hacia Guatemala o a la frontera entre México y Guatemala, y en algunos casos directo a México.

El trabajo en el agua no termina con la interdicción. Luego viene la participación de la Fiscalía al presentar los cargos y tratar de judicializar cada uno de los casos. La Policía Civil apoya en aspectos técnicos y en el procesamiento de todos los datos, y el personal naval asiste a los juicios a declarar sobre los hechos.

“Casi el 99 por ciento de los casos se judicializan. Sin esas declaraciones los casos no tendrían éxito”, enfatizó el Cap. de Nav. Merino. “Aquí se puede ver el trabajo de tres instituciones [FNES, Fiscalía y Policía Civil] que luchan contra el narcotráfico y el crimen organizado”.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 1
Cargando las Conversaciones