Puesto Militar De EE.UU. En Ecuador Saldrá En Noviembre, Según Embajadora

Por Dialogo
enero 23, 2009

El puesto militar antinarcóticos que Estados Unidos mantiene desde hace diez años en la ‎base ecuatoriana de Manta (oeste) saldrá de ese sitio en noviembre próximo o incluso ‎antes, aseguró hoy la embajadora estadounidense en Quito, Heather Hodges. ‎ La diplomática recordó que el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, no renovó el ‎convenio para que esa unidad militar de Estados Unidos (FOL, por sus siglas en inglés) ‎permanezca en Manta y, más bien, solicitó su retiro. ‎ El FOL fue instalado en Ecuador tras un polémico convenio que cedió una parte del ‎aeropuerto de la ciudad costera de Manta para que se instalara el puesto militar de ‎Estados Unidos, con la única misión de controlar el narcotráfico en la región. ‎ ‎"Seguro que termina nuestra estadía en el FOL en noviembre", remarcó Hodges e insistió ‎en que el Gobierno ecuatoriano "nos ha pedido que nos vayamos y respetamos esa ‎decisión". ‎ La embajadora añadió: "Nos iremos para entonces o quizá, incluso, un poco antes, ya ‎veremos". ‎ La diplomática visitó hoy al contingente militar de Estados Unidos en Manta. ‎ ‎"Estamos viendo, exactamente, en qué orden se van a hacer las cosas. Hay cosas (en las ‎instalaciones del FOL) que se quedarán aquí y otras cosas que, un poco por reglamento, ‎tendremos que llevarnos", precisó la diplomática. ‎ El presidente ecuatoriano solicitó el retiro del FOL de Manta por considerar que esa ‎unidad no ha representado un beneficio para su país y, además, porque presume que la ‎base fue usada para otros fines distintos para las que fue creada. ‎ Grupos de derechos humanos de Ecuador y analistas en asuntos internacionales han ‎advertido de que el FOL de Manta ha sido usado para apoyar al Gobierno de Colombia en ‎su lucha contra la guerrilla en ese país, así como para impedir la emigración ilegal hacia ‎Estados Unidos. ‎ El Gobierno ecuatoriano sospecha que desde esa base se apoyó la operación militar del ‎pasado 1 de marzo, cuando aviones y tropas colombianas atacaron, sin aviso, un ‎campamento clandestino de las rebeldes FARC instalado en un sector de la selva ‎ecuatoriana. ‎ Pese a que las autoridades estadounidenses han negado esa presunción, Ecuador investiga ‎presuntos vuelos de aviones de Estados Unidos, que habrían partido de Manta, horas ‎antes del ataque. ‎ Esa operación generó un reclamo del Gobierno ecuatoriano, que dos días después rompió ‎sus relaciones diplomáticas con Colombia, situación que aún se mantiene.‎
Share