Policía paraguaya detiene a integrante del Comando Vermelho

Policía paraguaya detiene a integrante del Comando Vermelho

Por Eduardo Szklarz/Diálogo
noviembre 10, 2020

El 18 de septiembre, agentes de la Secretaría Nacional Antidrogas (SENAD) de Paraguay capturaron a Mauro Galeano, alias Alemão, quien sería una pieza clave del grupo criminal brasileño Comando Vermelho (CV) en el país.

Galeano, paraguayo de 34 años, sería la mano derecha de Marcelo Pinheiro, alias Piloto, uno de los líderes del CV, quien se encuentra encarcelado en Brasil.

Mauro Galeano, alias Alemão, sería uno de los principales colaboradores en Paraguay de la facción criminal brasileña Comando Vermelho. (Foto: Secretaría Nacional Antidrogas de Paraguay)

“Alemão es un objetivo que estaba siendo buscado desde el 2015”, dijo Francisco Ayala, vocero de la SENAD, al canal de televisión NPY.  “Él se manejaba con un perfil muy bajo. Fue realmente difícil ubicarlo”, precisó Ayala.

Alemão fue detenido en la ciudad de Juan Manuel Frutos, departamento de Caaguazú, con tres paquetes de cocaína ocultos en la llanta de repuesto de su vehículo. Un ciudadano paraguayo que lo acompañaba también fue detenido.

Tareas previas de inteligencia indicaron que el traficante estaba llevando la cocaína hacia la zona fronteriza, como muestra para las negociaciones de venta de drogas, informó la SENAD.

En los últimos años, el CV ha expandido sus actividades hacia la región de Pedro Juan Caballero, donde controla rutas de tráfico de la marihuana paraguaya y la cocaína que provienen de Perú y Bolivia.

“Consideramos que Alemão es el último eslabón importante dentro de la estructura del Comando Vermelho, liderada por Marcelo [alias] Piloto en territorio paraguayo”, informó Ayala.

La facción criminal ha sufrido reveses en Paraguay. En 2017, agentes antidrogas arrestaron a Piloto en la ciudad de Encarnación.

Según la SENAD, la detención del capo de la droga Piloto fue posible gracias al apoyo de la Policía Federal de Brasil y la Administración para el Control de Drogas de los Estados Unidos.

Piloto ideó un plan para seguir preso en Paraguay, pues desde allí le resultaba más fácil escapar que de las cárceles brasileñas, reveló el sitio InSight Crime.

Para evitar su extradición, el traficante se responsabilizó por diversos crímenes cometidos en Paraguay. Pero cuando supo que aun así sería extraditado, asesinó con un cuchillo de mesa a una mujer que lo había visitado en su celda.

Piloto fue expulsado de Paraguay en noviembre de 2018 y se encuentra hoy en una prisión de máxima seguridad en Brasil.

Share