Planificación, preparación y ejecución: EE. UU. apoya respuesta a erupción del volcán San Vicente

Planificación, preparación y ejecución: EE. UU. apoya respuesta a erupción del volcán San Vicente

Por Embajada de los EE. UU. en Barbados, Caribe oriental y OECO
abril 16, 2021

El Gobierno de los Estados Unidos ha promovido un enfoque interagencial de varios niveles para brindar la ayuda que tanto necesita el pueblo de San Vicente y las Granadinas. La Agencia de los EE. UU. para el Desarrollo Internacional (USAID en inglés) anunció recientemente un aumento de USD 100 000 para ayuda en casos de desastre, destinada a los damnificados por las erupciones del volcán La Soufrière. USAID, en asociación con la Cruz Roja de San Vicente,  financiará la distribución de alimentos de emergencia y ayuda, incluyendo kits de higiene, combustible, colchones y estufas portátiles.

Las cenizas se elevan mientras el volcán La Soufrière entra en erupción en la isla caribeña oriental de San Vicente, el 13 de abril de 2021. (Foto: Orvil Samuel/AP)

Este anuncio tiene lugar luego de que USAID enviara USD 40 000 en suministros de asistencia, que posibilitaron el uso de vehículos para evacuar a los vicentinos que viven en las zonas rojas, y ayudaron a que la Cruz Roja de San Vicente pudiera montar sus centros de evacuación de emergencia, inmediatamente después del aumento de la actividad sísmica.

El Comando Sur de los EE. UU. (SOUTHCOM) financiará USD 60 000 en proyectos de asistencia humanitaria, que proveerán equipos de protección personal y suministros de refugio a San Vicente. Varias organizaciones civiles de los EE. UU., incluyendo aquellas de la diáspora de San Vicente, también se acercaron para ayudar.

La embajadora de los EE. UU. en Barbados y el Caribe oriental Linda Taglialatela, entabló comunicación directa con el primer ministro Gonsalves, y con socios regionales que están brindando asistencia al país insular. “Nuestra principal preocupación es la seguridad y protección del pueblo de San Vicente. Hemos hecho planificaciones y nos hemos preparado para situaciones como esta. Ahora es momento de demostrar que todo el entrenamiento ha valido la pena”, indicó.

 

Nuestra principal preocupación es la seguridad y protección del pueblo de San Vicente. Hemos hecho planificaciones y nos hemos preparado para situaciones como esta. Ahora es momento de demostrar que todo el entrenamiento ha valido la pena”, embajadora de los EE. UU. en Barbados y el Caribe oriental Linda Taglialatela.

 

El Estudio Geológico del Programa de Asistencia para Desastres Volcánicos (VDAP en inglés) de USAID y los EE. UU., continúa prestando apoyo al Centro de Investigación Sísmica de la Universidad de las Indias Occidentales (UWI en inglés), para monitorear la actividad del volcán.

Estos equipos colaboran estrechamente desde diciembre de 2020, cuando hubo un aumento inicial en la actividad del La Soufrière. En febrero, el VDAP envió USD 100 000 en equipamiento para construir tres estaciones sísmicas y comprar radios para mejorar las comunicaciones en San Vicente.

En el último año, parte de los USD 1,8 millones en asistencia regional para USAID fueron destinados al uso de drones e imágenes satelitales del Instituto Caribeño de Meteorología e Hidrología, para proporcionar datos climáticos y transmitir información a las autoridades de administración de desastres. Un total de USD 200 000 sirvieron para financiar específicamente el trabajo de la Agencia de Manejo de Emergencias por Desastres en el Caribe (CDEMA en inglés), con la Oficina Nacional de Manejo de Emergencias de San Vicente (NEMO en inglés), y actualizar sus centros de operaciones de emergencia. La NEMO es dirigida por Michelle Forbes, a quien la Embajada de los EE. UU. otorgó una beca Fulbright en 2008. Forbes completó su maestría en Administración Pública y obtuvo su certificado de posgrado en Gestión de Desastres, en la Universidad Estatal de Georgia.

En 2019, San Vicente y las Granadinas organizó el ejercicio de capacitación Tradewinds, enfocado en el Caribe y patrocinado por SOUTHCOM, en donde participaron 22 países socios y sus  fuerzas de seguridad. Como explicó Gonsalves en ese momento: “El objetivo del ejercicio de capacitación es probar, mejorar y realzar los mecanismos de preparación y respuesta de nuestra región en desastres naturales”. En la edición de 2019 del Ejercicio Tradewinds se llevó a cabo la simulación de una erupción volcánica.

Share