Buque de la Marina de Guerra del Perú cumple su segundo crucero de instrucción

Peruvian Navy Ship Completes Second Training Cruise

Por Gonzalo Silva Infante/Diálogo
noviembre 20, 2017

Tras una expedición por aguas del Pacífico, Atlántico y Caribe, el buque escuela BAP Unión de la Marina de Guerra del Perú (MGP) concluyó su segundo Viaje de Instrucción al Extranjero VIEX–2017. Retornó a su puerto de origen en la Base Naval del Callao el 5 de noviembre de 2017, luego de recorrer 18.000 millas durante seis meses.

“Volvieron sanos, mejores personas y marinos”, dijo el Ministro de Defensa del Perú Jorge Nieto Montesinos a los cadetes que participaron en el viaje. Acompañado por Almirante Gonzalo Nicolás Ríos Polastri, comandante general de la MGP, Nieto recibió a los 347 tripulantes, de ellos 83 cadetes de tercer año de la Escuela Naval del Perú.

Formación en altamar

“Tengo el privilegio, junto a esta promoción, de ser uno de los pocos de tener esta formación”, dijo a su llegada el Cadete Richard Valdez Ticona. Por su parte, el Cadete Fernando Luque Pereyra destacó el liderazgo de los oficiales del BAP Unión. “Ha sido un trabajo arduo pero es en equipo”, dijo el Cadete Pereyra. “Ha habido confianza de los oficiales […]. En mi caso siento que hemos tenido unos oficiales de primera, excelentes profesionales que espero encontrármelos en el futuro para trabajar junto a ellos”.

El segundo viaje de instrucción del Unión fue el primero en hacer escala en Europa. En total el buque visitó 18 puertos en 12 países desde que zarpó del Callao el 11 de mayo: Balboa y Colón, Panamá; Jacksonville, Norfolk y Boston, Estados Unidos; Charlottetown, Canadá; Londres, Inglaterra; Hamburgo, Alemania; Rotterdam, Holanda; Le Havre, Francia, La Coruña, Cádiz y Santa Cruz de Tenerife, España; Lisboa, Portugal; Santo Domingo, República Dominicana; Guayaquil, Ecuador; y Paita, Perú.

Durante la misión en altamar, los cadetes recibieron un entrenamiento teórico-práctico que les permitió reforzar sus habilidades marítimas en condiciones reales. Los alumnos aprendieron a trabajar en equipo y participaron de lecciones de navegación astronómica, meteorología, oceanografía y maniobras de velas.

“Iniciamos con una fase de entrenamiento: se les dictó el curso de buque escuela vela durante 20 días hasta que llegamos al puerto de Jacksonville [Estados Unidos]”, dijo a Diálogo el Capitán de Navío de la MGP Franz Bittrich Ramírez, comandante del buque. “Después comenzamos un entrenamiento por equipos por cada mástil”.

Misión polivalente

Además de ser un crucero de entrenamiento, el BAP Unión cumple con una misión diplomática y promueve la cooperación y amistad entre las fuerzas armadas de países amigos. Como tal, a la dotación del buque –además de oficiales, cadetes, personal técnico y de marinería peruanos– se integraron oficiales de Colombia, Ecuador, México y Canadá.

El buque sirvió como embajada itinerante y compartió la cultura peruana con las miles de personas que subieron a bordo. Los tripulantes fueron recibidos por oficiales militares y civiles de cada país y participaron de distintos eventos y visitas culturales, como a museos de marina. También realizaron el tradicional homenaje al Almirante de la MGP Miguel Grau en los puertos extranjeros donde se encuentra el busto del héroe naval peruano.

“[Estar en] estos 12 países me ha servido para culturizarme, ser un hombre de mundo”, dijo el Cadete Valdez. “Se aprende de formación náutica, marinera y muy aparte, es un orgullo llegar a cada puerto y que siempre haya un peruano que te espere”.

Construido para destacar

En su recorrido por el mundo, el buque también participó de varios eventos marítimos, los cuales sirvieron como entrenamiento para los cadetes. En los EE. UU., el BAP Unión ganó la categoría de Grandes Veleros en el desfile naval Sail Boston 2017 que se llevó a cabo a mediados de junio. En Canadá, el buque finalizó en primer lugar la Carrera 4 de la regata internacional Rendez-Vous 2017 Tall Ships Regatta, la cual celebró los 150 años de la Confederación Canadiense. Según el Cap. de Nav. Bittrich además de las lecciones teóricas “el entrenamiento sirvió para ganar la competencia”.

Botado en diciembre de 2014, el buque de cuatro palos BAP Unión cuenta con más de 115 metros de eslora, 13,5 metros de manga y 34 velas. Además el BAP Unión tiene un desplazamiento de 3.200 toneladas y alcanza una velocidad de 12 nudos. El velero, construido en el astillero de Servicios Industriales de la Marina del Perú con el apoyo de España, es el segundo buque escuela más grande del mundo.

Una forma de vida

Un momento emotivo de la llegada del BAP Unión se dio cuando cuatro de sus tripulantes conocieron a sus hijos quienes nacieron durante la misión. “Es muy gratificante ver a mi hijo después de una navegación larga”, compartió el Técnico Tercer Maniobrista Yosep Cántaro García. “Me enteré que nació el 19 de julio cuando estábamos navegando por Londres y me emocioné bastante”. A su vez el Teniente Segundo Diego Zárate García estaba agradecido. “Son seis meses que no pude estar con mi hija, pero ahora estoy muy feliz”. Para el Cap. de Nav. Bittrich, el significado de unirse a la MGP se resume con una simple oración: “La Marina no es un trabajo, sino una forma de vida y hay que hacer sacrificios por la vida”.

El proceso de planificación para la tercera misión del BAP Unión ya está en marcha. Incluirá cuatro meses de planificación y pruebas de navegación en marzo de 2018. En cuanto a la segunda misión cumplida, el Cap. de Nav. indicó su satisfacción. “Estoy confiado de que el futuro de la Marina está asegurado con estos cadetes”, concluyó. “Estamos entregando a la Escuela Naval un grupo humano cohesionado, con valores firmes y convicciones”.
Share