Fuerzas especiales de Perú, Colombia y EE. UU realizan ejercicio Lanza del Sur

El juego de guerra fortalece la cooperación regional contra el terrorismo y el narcotráfico.
Julieta Pelcastre/Diálogo | 9 noviembre 2017

El Comando de Operaciones Especiales Sur de los EE. UU. recibió a líderes de las fuerzas especiales de Colombia y Perú en la Base de la Reserva Aérea de Homestead, Florida, para llevar a cabo Southern Spear, un ejercicio enfocado en abordar problemas de seguridad a lo largo de las zonas fronterizas porosas del río entre Colombia y Perú. (Foto: Sargento del Estado Mayor del Ejército de los EE. UU. Osvaldo Equite)

Luego de un largo proceso de evolución que partió del interés común entre los Estados Unidos, Perú y Colombia para fortalecer la cooperación regional en seguridad y defensa, terminó el primer juego de planeamiento conjunto y combinado de operaciones especiales Lanza del Sur. Gracias a un memorándum de entendimiento entre el Comando de Operaciones Especiales Sur (SOCSOUTH) del Comando Sur de los Estados Unidos, el Comando de Inteligencia y Operaciones Especiales (CIOEC) de las Fuerzas Armadas de Perú y el Comando Conjunto de Operaciones Especiales (CCOES) del Comando General de las Fuerzas Militares de Colombia, el Ministerio de Defensa de Perú envió a una delegación de 13 personas a participar en el juego de guerra en Homestead, Florida, del 13 al 19 de agosto.

“El objetivo del juego es potenciar las capacidades de respuesta de las fuerzas de operaciones especiales”, dijo a Diálogo el Almirante de la Marina de Guerra del Perú Francisco Calisto Giampietri, comandante del CIOEC. “[Deseamos] elevar el intercambio de información e inteligencia, desarrollar procedimientos de cooperación mutua y el uso de la fuerza en la lucha contra los crímenes derivados del narcotráfico y del terrorismo en la frontera común entre Perú y Colombia.”

El entrenamiento de fortalecimiento de capacidades dirigido por SOCSOUTH se desarrolló en tres fases: discusiones iniciales, línea de planeamiento y un juego de guerra virtual. En la tercera fase, las tres naciones prepararon el terreno para que las fuerzas élites verifiquen en 2018 las áreas donde se desplegarán las flotas y las fuerzas para ejecutar el ejercicio real en 2019, en una zona mutua en la frontera entre Perú y Colombia.

La magnitud de las fuerzas a desplegar estará relacionada directamente con la información y la inteligencia recabada por los países participantes. Según el Almte. Calisto, el componente especial será potente y capaz de enfrentar cualquier desafío que se pueda presentar en el desarrollo de la operación que involucra controlar un área determinada de territorio.

“Más allá de la acción militar, existe un fuerte componente de cooperación e inteligencia”, resaltó el Almte. Calisto. “Este moverá sistemas de intercambio de información e inteligencia que deriven en operaciones controladas a través del sistema de comando y control que van a permitir movimientos tácticos y operacionales de las patrullas en forma combinada.”

Lanza del Sur es desarrollado por dos grupos de fuerzas armadas que tienen experiencia real en este tipo de combate. “Perú y Colombia están en constante acción militar”, expresó a Diálogo Mario Macon, analista independiente en temas de defensa y fuerzas armadas de Perú. “Colombia ha manejado sus problemas con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y Perú con Sendero Luminoso y otros grupos terroristas.”

“El ejercicio es un ejemplo de cómo el Departamento de Defensa de los EE. UU. promueve enfoques colaborativos para abordar desafíos de defensa compartidos, y facilita los esfuerzos de nuestros amigos para exportar seguridad en toda la región y en todo el mundo”, dijo el Mayor del Ejército de los EE. UU. César Santiago, oficial de Relaciones Públicas de SOCSOUTH. “Los ejercicios multilaterales como este y PANAMAX también permiten a los países amigos mejorar la interoperabilidad de la seguridad y el conocimiento institucional.”

Los retos de la coordinación y el planeamiento

La lógica barrera del idioma y los sistemas de comunicación fueron los principales retos de la coordinación y el planeamiento en el ejercicio Lanza del Sur 2017. “El hecho de involucrar a un país que no es hispanoparlante en la ecuación hace que haya necesidades de traducción o interpretación”, destacó el Almte. Calisto. “Sin embargo, ellos [SOCSOUTH] han hecho un gran esfuerzo al participar con hispanoparlantes.”

Al participar tres ejércitos diferentes con equipos no necesariamente comunes, se debieron estandarizar los procedimientos claramente establecidos tanto a nivel operacional del ejercicio virtual como a nivel táctico para entrar al campo de batalla real. A partir de este acercamiento, SOCSOUTH trabajó en la compatibilidad de los sistemas de comunicaciones a efecto de orientar las acciones de los militares durante el ejercicio y contribuir al éxito de la maniobra militar de las unidades de élite de Perú y Colombia.

“La utilización del armamento es otra parte que se homologa en estas actividades. En Perú las Fuerzas Armadas tienen diferente armamento”, indicó Macon. “La Marina de Guerra de Perú es toda OTAN. La Fuerza Aérea tiene sistemas mixtos. En este sentido las fuerzas especiales se mantienen en una situación intermedia.”

Principal preocupación

El CIOEC, creado en 2010, funciona con las tropas élites peruanas del Ejército, la Marina de Guerra y la Fuerza Aérea en un accionar conjunto. El trabajo del comando especial comprende el entrenamiento y preparación del personal militar y la realización de operaciones en el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM). “Actualmente la principal preocupación del CIOEC, si bien es cierto es el VRAEM, no se eximen de tener presencia en cualquier otra parte del territorio nacional donde se genere algún riesgo a la seguridad del país o a sus pobladores.”

El CIOEC apoya las operaciones del Comando Especial del VRAEM, el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, la Dirección contra el Terrorismo y la Dirección Antidrogas de la Policía Nacional de Perú. Todas las instituciones están dedicadas a fortalecer las misiones contra las organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico y a los remanentes terroristas.

“Las operaciones conjuntas en el VRAEM han contribuido a la captura y neutralización de los principales cabecillas criminales”, destacó el Almte. Calisto. “Hemos desarrollado varias operaciones que han permitido capturar a varios mandos de especial peso gravitacional dentro de la organización terrorista que ha permitido debilitar el accionar de este tipo de banda criminal que existe en este momento en el VRAEM.”

Alianza para extender el brazo de acción

“El SOCSOUTH no solo apoya al CIOEC con Lanza del Sur. Perú tiene una relación de muy larga data con el Comando Sur de los Estados Unidos”, destacó el Almte. Calisto. “Hoy se está incrementando más el tema de intercambio con el Comando de Fuerzas Especiales Sur.”

“Además, con este tipo de ejercicios Perú gana a nivel internacional un prestigio y a nivel de comandos especiales también”, agregó Macon. “Hay posibilidad de tener más ejercicios, una mayor capacitación en este tipo de entrenamiento, modernidad y un nuevo concepto de filosofía.”

“El narcotráfico y el terrorismo tienen que ser combatidos con la mayor potencia posible. Aliarse con un país como los EE. UU. a través de SOCSOUTH nos permite extender nuestro brazo de acción”, agregó el Almte. Calisto. “Nos apoyamos mutuamente y sumamos capacidades para fortalecer el esfuerzo en la lucha contra este tipo de ilícitos que va más allá de las fronteras.”

“Valoramos profundamente las inversiones de nuestros amigos en el fortalecimiento de la cooperación hemisférica”, finalizó el May. Santiago. “A través de actividades de desarrollo de capacidades y un mayor intercambio de información permitimos a nuestros amigos presionar en frentes múltiples a las redes de amenazas; Lanza del Sur es otro ejemplo de este esfuerzo de activación.”

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 1
Cargando las Conversaciones