Enfermeras iraquíes enseñaron resucitación infantil

Peruvian Blue Helmets Fostering Peace

Por Dialogo
diciembre 09, 2010


Personal médico del Ejército de los EEUU han enseñado técnicas de salvamento de vidas a sus homólogos de la Fuerza de Seguridad Iraquí como parte de su misión de asesoramiento y asistencia bajo la Operación Nuevo Amanecer. Ahora estos médicos militares están brindando su experiencia en salas de parto.

Durante una clase que duró dos días – del 28 al 29 de noviembre – , soldados del Centro de División de Estados Unidos entrenaron a unas 20 enfermeras y parteras iraquíes técnicas de resucitación neonatal en el Centro del Gobierno Provincial Al Anbar en Irak.

“Irak tiene una alta tasa de nacimientos. No obstante, también tiene una alta tasa de mortalidad infantil y este entrenamiento será de gran ayuda”, manifestó el jefe instructor de la clase, Tte. Cnel. Vincent Barnhart, cirujano de la 1° División Armada y originario de Chambersburg, PA.

Los médicos del ejército enseñaron a las enfermeras iraquíes pasos básicos de manejo infantil luego del nacimiento e intervenciones adecuadas a través de clases y ejercicios de práctica.

“La atención médica inicial de los primeros minutos posteriores al nacimiento de un niño es fundamental”, dijo el Capitán Baruch Zobrist, asistente médico del Batallón de Brigada de Tropas Especiales, 4° Brigada de Asesoramiento y Asistencia, 3° División de Infantería, Centro de División de Estados Unidos. “Estadísticamente, nueve de cada 10 niños nacen de partos sanos y el uno por ciento de niños que tienen problemas pueden ser tratados a través de técnicas de ventilación adecuada”.

Los médicos enseñaron a las enfermeras técnicas de ventilación de presión positiva por medio de una máscara con bolsa autoexpandible. Las enfermeras manifestaron que, en general, utilizan antibióticos para tratar a infantes que no responden.

“La máscara de bolsa autoexpandible consiste en una pieza de equipo que ellos no utilizan normalmente”, manifestó el Capitán John Pillen, asistente médico del 1° Batallón, 76° Regimiento de Campo y Artillería, 4° AAB. “Eso fue algo nuevo para ellos; una nueva habilidad, una nueva idea. En un principio dudaron un poco en aceptarlo, ya que era algo nuevo. Sin embargo, creo que lo han adoptado y están entusiasmados al llevarlo a sus comunidades y utilizarlo para mejorar la calidad de vida de los infantes”.

Quienes asistieron recibieron un equipo de entrenamiento y parto, donados por una organización no gubernamental estadounidense. Los equipos de entrenamiento incluyen un estetoscopio, un dispositivo de aspiracíon, una máscara de bolsa autoexpandible, toallas y un maniquí de bebé.

“Ahora tienen todas las herramientas que necesitan”, aseguró Barnhart, quien alentó a las enfermeras para que enseñen a otras personas en sus comunidades y así aumenten potencialmente las probabilidades de salvar vidas.



Share