Ejército de Perú se moderniza para enfrentar las amenazas asimétricas y el narcotráfico

Peruvian Army modernizes to confront asymmetric threats and drug trafficking

Por Dialogo
marzo 03, 2014



El propio presidente de Perú, Ollanta Humala, reconoce que en los últimos años una vieja amenaza – que muchos consideraban extinta – ha regresado: Sendero Luminoso, grupo terrorista, cuyo objetivo original en la década de los años 80 era reemplazar al gobierno con el uso de la violencia. Según relatos del gobierno de Perú, hay cientos – tal vez miles – de rebeldes senderistas centralizados en la región del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM) para dar protección a los narcotraficantes locales y producir cocaína en la región.
Para hablar sobre este reto, del combate a los narcoterroristas de Sendero Luminoso y otros, Diálogo visitó al comandante general del Ejército de Perú en Lima, el General Ricardo Moncada Novoa, quien hasta 2010 fue comandante general del Ejército para la región del VRAEM, y también fue comandante general del Comando de Inteligencia de Operaciones Especiales Conjuntas e inspector general del Ejército.


Diálogo: ¿Hubo algún cambio en la preparación de los futuros oficiales del Ejército de Perú como consecuencia del nuevo papel de las FF. AA. en la lucha contra las amenazas asimétricas y el narcotráfico?

General Ricardo Moncada: Como fruto de los cambios que vienen ocurriendo en el mundo, el escenario de la guerra, los conflictos y las luchas han sufrido drásticos cambios que han implicado para nuestras Fuerzas Armadas la urgencia de introducir en su organización doctrina, estrategias, cultura y los cambios necesarios para poder actuar acorde a las demandas de estos nuevos escenarios. Es cierto que la tecnología juega un rol importante en el nuevo contexto de la guerra, pero no es el único. También juega un rol importante la información, la inteligencia, el conocimiento, lo cognitivo, lo actitudinal; todo lo cual para efectos de la preparación y formación de los futuros oficiales del Ejército ha implicado la necesidad de emprender una reforma educativa para sentar en ellos las reestructuraciones necesarias en torno a lo tecnológico, la cultura, la logística y la doctrina acordes con las nuevas formas de conducir la guerra, los conflictos y las luchas. Tal reforma que ha implicado un necesario cambio en los currículos de las escuelas de formación y perfeccionamiento del Ejército; en la EMCH [Escuela Militar de Chorrillos del Ejército de Perú], por ejemplo, ha significado la necesidad de reorientar la formación de un oficial en el mando tipo orden al del mando tipo misión, pues, de acuerdo a lo que viene aconteciendo en el presente y las hipótesis sobre lo que devendrá, requerimos de un oficial que no sólo cumpla órdenes, sino que también tenga capacidad crítica, pensamiento resolutivo y analítico, formado además en escenarios reales de actuación, como cursos de selva, de montaña, etc.: futuros oficiales no sólo con capacidad de analizar estrategias preestablecidas, sino de crear doctrina para los disímiles y cambiantes escenarios. Las guerras asimétricas, el enfrentamiento a las nuevas amenazas y los riesgos emergentes implican sentar en el oficial que se forma en la EMCH las bases para el manejo de las nuevas tecnologías, el manejo del pensamiento previsional de lo que se ejecutará a mediano y largo plazo; así como, la capacidad para investigar y plantear soluciones a los diferentes problemas que deberá enfrentar. [Significa] aprestarlos en el manejo de la nueva tecnología, del planeamiento estratégico y de la organización por procesos; la internalización crítica de la legislación constitucional y sobre los derechos humanos. Por lo tanto, la interacción permanente con grupos humanos implica la necesidad del manejo analítico y crítico del derecho constitucional y de los derechos humanos. Por otro lado, requiere aprestamiento en la tecnificación de operaciones especiales, construir unidades operativas más pequeñas y más eficientes. En torno a las nuevas formas de organización deben ser menos verticales y tener una mayor y más flexible horizontalidad en la que la recepción de una orden implica la responsabilidad de decidir sobre las estrategias más convenientes para su ejecución. Todo este proceso descrito y en actual ejecución es lo que el Ejército viene ejecutando para enfrentar las amenazas asimétricas, las nuevas amenazas y los riesgos emergentes.

Diálogo: Además de la lucha contra los narcoterroristas de Sendero Luminoso, ¿cuáles son las metas y prioridades actuales para el Ejército de Perú en aspectos de seguridad y preparación de las fuerzas militares?

General Moncada: Al asumir el comando de la Institución me tracé dos pilares fundamentales con el compromiso de alcanzar los objetivos y metas establecidos en nuestro Plan de Desarrollo Institucional, “Plan Bolognesi”, que es la piedra filosofal de nuestras acciones. El primer pilar es el entrenamiento: para ello se exige el más prolijo planeamiento para el cabal, profesional y estricto entrenamiento de todo nuestro personal militar del activo y la reserva, como la base necesaria para fortalecer las capacidades que debe tener la fuerza operativa para actuar adecuadamente en los escenarios en donde tengamos que participar, redundando en que el personal debe encontrarse en óptimas condiciones físicas, técnicas y tácticas y estar capacitado para afrontar las misiones que se le impongan al componente terrestre en los diferentes comandos operacionales.
El segundo pilar es el sostenimiento administrativo de las operaciones, que demanda el más detallado planeamiento del Estado Mayor, así como la pormenorizada ejecución de los planes de abastecimiento y mantenimiento, y requiere del compromiso, entrega y eficiencia para el logro de este cometido. Debemos entender que debido a lo agreste de nuestra naturaleza es necesario el establecimiento de sistemas que permitan que el combatiente pueda sostenerse logísticamente en forma adecuada.


Diálogo: Perú es un ejemplo para otros países en términos de participación en misiones de paz, ¿existen cursos de preparación para oficiales del ejército en este tipo de tarea?

General Moncada: El Ministerio de Defensa, a través del Centro de Entrenamiento y Capacitación para Operaciones de Paz (CECOPAZ) programa cursos para los Observadores Militares, así como para el personal militar integrante de la Compañía de Infantería “PERÚ”, previo a su despliegue a la República de Haití. Asimismo, el Ejército viene participando desde el 2011 en los ejercicios conjuntos combinados regionales de operaciones de mantenimiento de paz UNASUR (I, II, III) que se realiza en la República Argentina (el ejercicio se basa en la actuación de una fuerza de paz en apoyo y ayuda a la población de un país ficticio).

Diálogo: ¿En qué misiones de paz está involucrado en la actualidad?

General Moncada: En la actualidad, el Ejército del Perú participa con personal militar en las diferentes Misiones de Paz de las Naciones Unidas; siendo estas las siguientes: MINUSTAH (Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República de Haití), con la participación de cuatro oficiales en el STAFF y la Compañía de Infantería “PERÚ”; MONUSCO (Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo), con participación de seis oficiales; UNAMID (Misión de Paz de las Naciones Unidas en la República de Sudan - Darfur), con participación de tres oficiales; UNISFA (Misión de Paz de las Naciones Unidas en la República de Sudán - Abyei), con participación de un oficial; UNMIL (Misión de Paz de las Naciones Unidas en la República de Liberia), con participación de dos oficiales; MINURSO (Misión de Paz de las Naciones Unidas en el Sahara Occidental), con participación de un oficial.

Diálogo: ¿Cómo está contribuyendo el Ejército del Perú a los objetivos de inclusión social que viene aplicando el gobierno del país?

General Moncada: La participación del Ejército está principalmente dirigida a la ejecución de proyectos de infraestructura terrestre, así como en el desarrollo de obras de apoyo a la comunidad, de asentamiento rural fronterizo, de acción cívica y de protección ambiental. Para ello, emplea todos los componentes de su estructura organizacional, siendo las Unidades de Ingeniería las que tienen la mayor participación en la ejecución de dichos proyectos. Durante el año 2012 se firmaron siete convenios y durante el año 2013 se firmaron nueve convenios de colaboración interinstitucional entre el Ministerio de Defensa – Ejército con el Ministerio de Vivienda Construcción y Saneamiento, con los gobiernos regionales de Junín, Pasco y Ayacucho, además de con las municipalidades de Ica, Pisco, Túpac Amaru Inca, San Clemente y Chincha.

Diálogo: ¿Cuáles son las proyecciones del Ejército en el marco de la modernización y preparación de su personal?

General Moncada: En mi comando hemos continuado con el Plan Institucional, que tiene en principio un horizonte de mediano plazo. En ese devenir, efectivamente buscamos la ampliación de las capacidades existentes de nuestro Ejército, dentro del Plan de Modernización. Hemos ampliado el acceso de nuestro personal a cursos de formación y capacitación, así como cursos universitarios y carreras liberales. La idea es conformar una masa crítica sobre la cual cimentar el desarrollo de nuestra institución en un sentido de unión e integrado al país y su desarrollo. A la vez que incrementamos la educación militar de nuestros clases y soldados, también hemos puesto énfasis en su preparación para cuando dejen el Servicio Militar Voluntario y se reintegren a la sociedad, con un desarrollo técnico que les permita ser útiles y puedan rápidamente conseguir plazas de trabajo. En algunos casos, gracias a convenios firmados con instituciones del Estado, nuestros soldados desde las filas se incorporan a otras tareas de seguridad como en el caso del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), o continúan sus estudios universitarios, o técnicos superiores, gracias al programa Beca 18, totalmente gratis.
Mediante el programa de becas “Presidente de la República”, nuestros oficiales acceden a estudios integrales en maestrías y doctorados de beneficio para nuestra institución en las mejores universidades del mundo. Sin embargo, a pesar de los notables avances que hemos dado en la búsqueda de modernizar el Ejército, tanto en su material, apoyo administrativo y la Fuerza Operativa; como producto de una continua evaluación, somos conscientes que debemos ir más allá, que el segundo paso estratégico más importante es la transformación de la Fuerza Terrestre. Esto implica, romper con bastantes paradigmas, cambiar nuestra visión y misión, añadir nuevas misiones tácticas y por ende nuevas funciones en el campo de batalla. De ahí la importancia de la profesionalización de nuestra fuerza con altos estándares de calidad y eficiencia para ser parte integral de este nuevo contexto del siglo XXI.

saludos a los soldados peruanos y por favor saquenles la mierda a esos malditos comunistas de sendero y a todos los izquierdistas esfumenlos d la faz d la tierra son los malditos que ponen a pelear a hermano contra hermanos y todavia c los festejan como lo hacen con los chupacabras fidel y rata raulin .Que tal si fueran los pinochet strossner y otros militares d derecha a ellos si los mataron y los tienen como lacras pero los escritores filosofos poetas periodistas cantantes y otros a estas bestias chupacabras fidel y rata raulin ni los tocan .....ah por que ellos son de los mamitas d la izquierda los buenesitos pues .......cabrones es un payaso este general como no puede hacer nada para que este gobierno de pacotilla reemplaze de una vez los tanques viejos que tenemos los materiales belicos que tenemos son un monton de chatarra y este sujeto nos viene adecir estas cantinfladas es increíble la estructura de un ejercito es diferente encostos preparacion capacitacion y proyeccion cuando esta urientado para el ataque o para la defensa El peru es un pueblo con muchas carencias para darse el lujo de tener un ejercito de mas de100000 hombres El mensaje es alentador, pero abría considerar prioritariamente el terrorismo urbano con estadísticas técnicas sobre los crímenes ejecutados por el psicarismo, que es una de las peores lacras importadas de México y Colombia que esta aterrorizando a la comunidad citadina y hasta rural. Establecer la Pena de Muerte, reforma total del sistema Judicial y eliminar la corrupción de cuello y corbata. Creo que asi como se amplìa y elevan los niveles de preparaciòn y especializaciòn del personal de las FFAA, tambièn se hace necesario por parte del Estado invertir en talleres, laboratorios de ensayo, Instrumental, Equipos, Herramientas etc. que permitan que ese grupo de profesionales especializados puedan aplicar, desarrollar, implementar e incrementar los conocimentos aprendidos, llevàndolos a la Pràctica para luego - con Esfuerzo, Dedicaciòn, Voluntad,Convicciòn y Amor a la Patria - generar Ciencias y Tecnologìas que nos lleven ( mas temprano que tarde ), al logro de un VERDADERO DESARROLLO NACIONAL.
Serìa mas que interesante asimismo, evaluar la factibililidad de crear una "Ciudad de la Ciencia y Tecnologìa " (por llamarla de algun modo ), que contenga edificaciones idòneas para cada àrea y especialidad, en donde instalar todo el material necesario para el òptimo desempeño y desarrollo del personal cientìfico y tecnològico asi como facilitar la ejecuciòn del los proyectos que pudieran y debieran allì elaborarse en todas sus etapas. Este gran Complejo debiera contar tambièn con amplias àreas destinadas a la edificaciòn de viviendas, àreas verdes y recreativas que alberguen a todas esas mentes brillantes que forjaràn un paìs ibre, pròspero, rico, fuerte, soberano y solidario con las demàs naciones y pueblos del mundo
Share