Fuerzas Armadas y Policía Nacional de Perú destruyen 37 pistas de aterrizaje clandestinas

Por Dialogo
abril 06, 2015



Soldados de las Fuerzas Armadas y efectivos de la Policía Nacional de Perú destruyeron recientemente 37 pistas de aterrizaje clandestinas utilizadas por el grupo terrorista Sendero Luminoso para transportar droga en la región del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM).

“Estas operaciones constituyen un duro golpe a los delincuentes narcotraficantes convertidos en el principal medio de financiamiento de la organización terrorista Sendero Luminoso”, manifestó el General César Astudillo Salcedo.

Las pistas de aterrizaje, conocidas como narcopistas
, tienen un papel fundamental en el comercio de drogas: casi el 90 por ciento de la cocaína producida en el VRAEM se transporta en pequeñas aeronaves. Dada la gran demanda, los propietarios pueden cobrar hasta US$12.000 por utilizarlas. Los narcotraficantes utilizan pequeñas avionetas para trasladar casi la mitad de la cocaína que se produce en Perú a Bolivia, desde donde la droga es transportada a Centroamérica, Brasil, México, Estados Unidos, Canadá, Europa y Asia.

Desde el 2011, las fuerzas de seguridad peruanas han destruido al menos 102 pistas de aterrizaje clandestinas utilizadas por narcotraficantes. La mayoría de ellas tenían 500 metros de largo y 10 metros de ancho y estaban ubicadas en el VRAEM.

Ejército Nacional de Colombia desmantela dos laboratorios de cocaína


El Ejército Nacional de Colombia desmanteló recientemente un laboratorio de cocaína dirigido por el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y otro utilizado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) durante operaciones independientes en los departamentos de Nariño y Guaviare, respectivamente.

Durante el primer operativo el 27 de marzo, la Brigada de Selva No. 22 incautó 250 kg de hojas de coca picadas, 55 galones de hojas de coca que estaban siendo procesadas para transformarlas en cocaína y 10 galones de amoniaco, además de otros suministros, del laboratorio perteneciente al Frente 44 Antonio Ricaurte de las FARC en el departamento de Guaviare.

Dos días más tarde, la Brigada Especial contra el Narcotráfico de la División de Aviación Asalto Aéreo y el Grupo de Acción Unificado por la Libertad Personal (GAULA) incautaron 292 kg de cocaína de un sitio perteneciente al Frente de Guerra Carlos Alberto Troches del ELN. La cocaína tenía un valor comercial de aproximadamente 890,6 millones de pesos (US$348.318).

Las FARC y el ELN son los principales grupos guerrilleros del país. Ambas organizaciones utilizan las ganancias provenientes del narcotráfico para financiar sus actividades terroristas.


Soldados de las Fuerzas Armadas y efectivos de la Policía Nacional de Perú destruyeron recientemente 37 pistas de aterrizaje clandestinas utilizadas por el grupo terrorista Sendero Luminoso para transportar droga en la región del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM).

“Estas operaciones constituyen un duro golpe a los delincuentes narcotraficantes convertidos en el principal medio de financiamiento de la organización terrorista Sendero Luminoso”, manifestó el General César Astudillo Salcedo.

Las pistas de aterrizaje, conocidas como narcopistas
, tienen un papel fundamental en el comercio de drogas: casi el 90 por ciento de la cocaína producida en el VRAEM se transporta en pequeñas aeronaves. Dada la gran demanda, los propietarios pueden cobrar hasta US$12.000 por utilizarlas. Los narcotraficantes utilizan pequeñas avionetas para trasladar casi la mitad de la cocaína que se produce en Perú a Bolivia, desde donde la droga es transportada a Centroamérica, Brasil, México, Estados Unidos, Canadá, Europa y Asia.

Desde el 2011, las fuerzas de seguridad peruanas han destruido al menos 102 pistas de aterrizaje clandestinas utilizadas por narcotraficantes. La mayoría de ellas tenían 500 metros de largo y 10 metros de ancho y estaban ubicadas en el VRAEM.

Ejército Nacional de Colombia desmantela dos laboratorios de cocaína


El Ejército Nacional de Colombia desmanteló recientemente un laboratorio de cocaína dirigido por el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y otro utilizado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) durante operaciones independientes en los departamentos de Nariño y Guaviare, respectivamente.

Durante el primer operativo el 27 de marzo, la Brigada de Selva No. 22 incautó 250 kg de hojas de coca picadas, 55 galones de hojas de coca que estaban siendo procesadas para transformarlas en cocaína y 10 galones de amoniaco, además de otros suministros, del laboratorio perteneciente al Frente 44 Antonio Ricaurte de las FARC en el departamento de Guaviare.

Dos días más tarde, la Brigada Especial contra el Narcotráfico de la División de Aviación Asalto Aéreo y el Grupo de Acción Unificado por la Libertad Personal (GAULA) incautaron 292 kg de cocaína de un sitio perteneciente al Frente de Guerra Carlos Alberto Troches del ELN. La cocaína tenía un valor comercial de aproximadamente 890,6 millones de pesos (US$348.318).

Las FARC y el ELN son los principales grupos guerrilleros del país. Ambas organizaciones utilizan las ganancias provenientes del narcotráfico para financiar sus actividades terroristas.
Share